Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000558.htm

Cuidado prenatal en el tercer trimestre

Trimestre significa tres meses. Un embarazo normal es de nueve meses aproximadamente y tiene tres trimestres.

El médico puede hablar de su embarazo en semanas, en lugar de meses o trimestres. El tercer trimestre va de la semana 28 a la semana 40.

Espere aumento de la fatiga durante este tiempo. Mucha de su energía corporal está encaminada a apoyar a un feto en rápido crecimiento. Es común sentir la necesidad de reducir sus actividades y su carga de trabajo y descansar un poco durante el día.

La acidez gástrica y el lumbago son también quejas comunes en este momento en el embarazo. Cuando usted está embarazada, su aparato digestivo se vuelve lento. Esto puede causar acidez gástrica. Además, el peso extra que está cargando ejerce presión sobre los músculos y las articulaciones.

Es importante que siga:

  • Comiendo bien, incluyendo verduras y alimentos ricos en proteínas con frecuencia y en pequeñas cantidades.
  • Descansando según sea necesario.
  • Haciendo ejercicio o dando paseos casi todos los días.

Consultas prenatales de rutina

En el tercer trimestre, usted tendrá una consulta prenatal cada dos semanas hasta llegar a las 36 semanas. Después de eso, verá a su médico o a la enfermera obstétrica cada semana.

Las consultas pueden ser rápidas, pero todavía siguen siendo importantes. Está bien si lleva consigo a su pareja o a su acompañante para el trabajo de parto.

Durante las consultas:

  • La pesarán.
  • Le medirán su abdomen para ver si su bebé está creciendo como se esperaba.
  • Revisarán su presión arterial.
  • Le tomarán una muestra de orina para buscar proteína urinaria si tiene hipertensión arterial.

El médico o la enfermera obstétrica también le pueden hacer un examen pélvico para ver si su cuello uterino está dilatándose.

Al final de cada consulta, el médico o la enfermera obstétrica le dirán qué cambios puede esperar antes de su próxima consulta. Coméntele al médico si tiene algún problema o inquietud. Está bien hablar al respecto incluso si no siente que sean importantes o relacionados con el embarazo.

Exámenes de laboratorio y ecografías

No hay otras pruebas de laboratorio o ecografías (ultrasonidos) de rutina para cada mujer embarazada en el tercer trimestre. Ciertas pruebas de laboratorio y exámenes para vigilar al bebé se pueden hacer para las mujeres que:

  • Tengan un embarazo de alto riesgo, como cuando el bebé no está creciendo.
  • Tengan un problema de salud, como diabetes o presión arterial alta.
  • Hayan tenido problemas en un embarazo anterior.
  • Estén pasadas de tiempo (embarazo de más de 40 semanas).

Revisar el movimiento de su bebé

Entre las citas, usted tendrá que estar atenta a qué tanto se está moviendo el bebé. A medida que se acerca a la fecha probable de parto, y el bebé crece más, usted debe notar un patrón de movimiento diferente del que tenía antes en su embarazo.

  • Usted notará períodos de actividad y períodos de inactividad.
  • Los periodos de actividad serán sobre todo movimientos de rodar y retorcerse y unas cuantas patadas muy duras y fuertes.
  • Aún debe sentir al bebé moverse con frecuencia durante el día.

Esté atenta a los patrones de movimiento del bebé. Si de repente, el bebé parece estar moviéndose menos, consuma un refrigerio y luego acuéstese durante unos minutos. Si aún así no siente mucho movimiento, llame al médico o a la enfermera obstétrica.

Llame al médico en cualquier momento que tenga alguna inquietud o pregunta. Incluso si piensa que se está preocupando por nada, es mejor estar segura y llamar.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • Tiene cualquier tipo de signos o síntomas que no son normales.
  • Está pensando en tomar cualquier medicamento nuevo, vitaminas o hierbas.
  • Tiene algún sangrado.
  • Tiene aumento del flujo vaginal con olor.
  • Tiene fiebre, escalofríos o dolor al orinar.
  • Tiene dolores de cabeza.
  • Tiene cambios o puntos ciegos en su visión.
  • Rompe fuente.
  • Comienza a tener contracciones regulares y dolorosas.

Referencias

Gregory KD, Niebyl JR, Johnson TRB. preconception and prenatal care: part of the continuum. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds.Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies

Williams DE, Pridjian G. Obstetrics, In: Rakel RE, ed.Textbook of Family Medicine

Actualizado 6/11/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados