Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000559.htm

Problemas para dormir durante el embarazo

Usted puede dormir bien durante el primer trimestre. También puede necesitar más sueño de lo habitual. Su cuerpo está trabajando intensamente para formar un bebé, por lo que usted se cansará fácilmente. Sin embargo, después de su embarazo, es posible que tenga dificultades para dormir bien.

¿Por qué es difícil dormir durante el embarazo?

Su bebé está creciendo, lo cual puede hacer que sea difícil encontrar una posición cómoda para dormir. Si usted siempre ha dormido boca abajo o boca arriba, es posible que tenga problemas para acostumbrarse a dormir de lado (como los médicos lo recomiendan). Además, cambiar de posición en la cama se hace más difícil a medida que usted se vuelve más grande.

Otras situaciones que pueden impedirle dormir abarcan:

  • Más viajes al baño: sus riñones están haciendo un esfuerzo mayor para filtrar la sangre adicional que su cuerpo está produciendo. Esto da como resultado más orina. Además, a medida que el bebé crece, la vejiga tiene que soportar más presión. En conjunto, esto significa muchos más viajes al baño.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca: su frecuencia cardíaca aumenta durante el embarazo para bombear más sangre. Esto puede hacer que sea más difícil dormir.
  • Dificultad para respirar: al principio, las hormonas del embarazo pueden hacer que usted respire más profundamente. Esto podría hacerla sentir como si hiciera más esfuerzo para obtener aire. Asimismo, a medida que el bebé ocupa más espacio, puede ejercer más presión sobre el diafragma (el músculo justo debajo de los pulmones).
  • Dolores y molestias: los dolores en las piernas o la espalda son causados en parte por el peso extra que usted está cargando.
  • Acidez gástrica: durante el embarazo, todo el sistema digestivo se vuelve lento. El alimento permanece en el estómago y los intestinos por más tiempo. Esto puede causar acidez gástrica, que a menudo es peor a la noche.
  • El estrés y los sueños: muchas mujeres embarazadas se preocupan por el bebé o respecto al hecho de convertirse en madres, lo que puede dificultarles conciliar el sueño. Los sueños vívidos y las pesadillas son comunes durante el embarazo. Soñar y preocuparse más de lo habitual es normal, pero trate de que esto no la desvele a la noche.

¿Cómo puedo lograr estar cómoda?

Trate de dormir de lado. Acostarse de lado con las rodillas dobladas probablemente será la posición más cómoda. Esto hace que para su corazón sea más fácil bombear, ya que impide que el bebé ejerza presión sobre la vena grande que lleva sangre de nuevo al corazón desde sus piernas.

Muchos médicos les recomiendan a las mujeres embarazadas dormir sobre el lado izquierdo. Dormir sobre el lado izquierdo también mejora el flujo de sangre entre el corazón, el feto, el útero y los riñones e igualmente quita la presión sobre el hígado. Si su cadera izquierda siente mucha molestia, puede cambiarse un rato al lado derecho. Es mejor no dormir boca arriba.

Pruebe con el uso de almohadas por debajo del vientre o entre las piernas. Igualmente, el uso de una almohada recogida o una manta enrollada en la parte baja de la espalda puede aliviar algo de la presión. También puede probar con un colchón tipo cartón de huevos en su lado de la cama para brindar un poco de alivio a las caderas adoloridas.

Más consejos para dormir

Estos consejos con seguridad mejorarán sus probabilidades de lograr una buena noche de sueño:

  • Elimine o reduzca las bebidas como gaseosas, café y té. Estas bebidas contienen cafeína y dificultan el sueño.
  • Evite beber mucho líquido o ingerir una gran comida unas horas antes de irse a la cama. Algunas mujeres descubren que les ayuda el hecho de consumir un buen desayuno y almuerzo y luego hacer una cena más pequeña.
  • Si las náuseas la mantienen despierta, coma algunas galletas antes de irse a la cama.
  • Trate de ir a la cama y despertarse a la misma hora cada día.
  • Evite hacer ejercicio justo antes de irse a la cama.
  • Haga algo para relajarse antes de irse a la cama. Pruebe tomando un baño cálido de 15 minutos o beber algo caliente y sin cafeína como la leche.
  • Si un calambre en la pierna la despierta, presione sus pies contra la pared o párese sobre la pierna.
  • Tome siestas cortas durante el día para compensar el sueño perdido durante la noche.

Si el estrés o la ansiedad respecto al hecho de convertirse en madre le está impidiendo dormir bien, pruebe:

  • Tomar una clase sobre el parto para ayudarla a prepararse para los cambios en la vida más adelante.
  • Hablar con su médico acerca de técnicas para hacerle frente al estrés.

¿Puedo tomar algo que me ayude a dormir?

No tome ninguna ayuda para dormir. Esto incluye medicamentos de venta libre y productos a base de hierbas. No se recomiendan para mujeres embarazadas. No tome ningún medicamento por cualquier razón sin consultar al médico.

Referencias

Ibrahim S, Foldvary-Shaefer N. Sleep disorders in pregnancy.Neurologic Clinics 2012

Actualizado 6/11/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados