Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000591.htm

Cuidado de su acceso vascular para hemodiálisis

Un acceso vascular es una apertura hecha en la piel y vaso sanguíneo durante una corta operación. Cuando usted tiene una diálisis, su sangre fluye a través de la apertura hacia la máquina de diálisis. Una vez que su sangre ha sido filtrada en la maquina de diálisis, fluye de regreso a través de la apertura en su cuerpo.

Conozca qué tipo de acceso vascular tiene

Hay tres tipos principales de acceso vascular para hemodiálisis. Estos se describen a continuación:

Fístula: una arteria del antebrazo se cose a una vena cercana.

  • Esto permite que se introduzcan las agujas en la vena para el tratamiento de diálisis.
  • Una fístula tarda de 1 a 4 meses en sanar antes de que esté lista para su uso.

Injerto: se unen una arteria y una vena del brazo por medio de un tubo de plástico en forma de U bajo la piel.

  • Se introducen agujas en el injerto cuando se hace una diálisis.
  • Un injerto puede estar listo para usarse en 3 a 6 semanas.

Catéter venoso central: un tubo de plástico flexible (catéter) se introduce bajo la piel y se coloca en una vena del cuello, el tórax o la ingle. Desde allí, el tubo va a una vena central que conduce al corazón.

  • Un catéter venoso central está listo para usarse de inmediato.
  • Por lo general se utiliza sólo por pocas semanas o meses.

Apenas salga del hospital

Se puede presentar un poco de enrojecimiento o hinchazón en el sitio de acceso durante los primeros días. Si usted tiene una fístula o un injerto:

  • Mantenga el brazo levantado sobre almohadas y mantenga el codo recto para reducir la hinchazón.
  • Puede utilizar el brazo al regresar a casa después de la cirugía, pero NO levante más de 10 libras o 4.5 kilos (más o menos lo que pesa un galón de leche).

Cuidado del apósito (vendaje):

  • Si tiene un injerto o una fístula, mantenga el vendaje seco durante los primeros dos días. Puede bañarse o ducharse como de costumbre una vez que le retiren el vendaje.
  • Si tiene un catéter venoso central, debe mantener el vendaje seco en todo momento. Cúbralo con plástico cuando se duche. NO tome baños en tinas, ni vaya a nadar, ni se sumerja en un jacuzzi. NO deje que nadie le saque sangre de su catéter.

Problemas con los que hay que tener cuidado

Los injertos y los catéteres son más propensos que las fístulas a infectarse. Los signos de infección son enrojecimiento, hinchazón, dolor, sensibilidad, calor, pus alrededor del sitio y fiebre.

Se pueden formar coágulos de sangre que bloqueen la circulación de la sangre a través del sitio del acceso. Los injertos y los catéteres son más propensos que las fístulas a coagularse.

Los vasos sanguíneos del injerto o la fístula pueden estrecharse y disminuir la circulación de la sangre a través del acceso, lo cual se denomina estenosis.

Cuidado diario de su acceso vascular

Seguir estas pautas le ayudará a evitar infecciones, coágulos sanguíneos y otros problemas con su acceso vascular.

  • Siempre lávese las manos con jabón y agua caliente antes y después de tocar su acceso. Limpie el área alrededor del acceso con jabón antibacterial o alcohol antes de los tratamientos de diálisis.
  • Revise el pulso (también llamado frémito) en su acceso todos los días. Su proveedor de atención médica le mostrará cómo hacerlo.
  • Cambie el lugar donde la aguja penetra en la fístula o el injerto para cada tratamiento de diálisis.
  • NO deje que nadie le tome la presión arterial, le ponga una IV (vía intravenosa) o le saque sangre del brazo donde está el acceso.
  • NO deje que nadie le saque sangre de su catéter venoso central con túnel.
  • NO duerma sobre el brazo que tiene el acceso.
  • NO cargue más de 10 libras (4.5 kilos) con el brazo del acceso.
  • NO use reloj, joyas ni ropa ajustada sobre el sitio del acceso.
  • Tenga cuidado de no golpear ni cortar su acceso.
  • Utilice su acceso solamente para la diálisis.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor de atención médica inmediatamente si nota alguno de los siguientes problemas:

  • Sangrado del sitio de acceso vascular.
  • Signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón, dolor, sensibilidad, calor o pus alrededor del sitio.
  • Una fiebre de más de 100.3°F (38.0°C).
  • El pulso (frémito) en el injerto o la fístula disminuye o no se siente en absoluto.
  • El brazo donde se colocó el catéter se hincha y la mano de ese lado se siente fría.
  • Su mano se pone fría, insensible o débil.

Nombres alternativos

Fístula arteriovenosa; Fístula A-V; Injerto A-V; Catéter con túnel

Referencias

U.S. Department of Health and Human Services. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (NKUDIC). Vascular access for hemodialysis. Updated May 2014. Available at: kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/vascularaccess/vascularaccess_508.pdf. Accessed December 26, 2014.

Yeun JY, Ornt DB, Depner TA. Hemodialysis. In: Taal MW, Chertow GM, Marsden PA, et al., eds.Brenner and Rector's The Kidney

Actualizado 12/26/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados