Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000605.htm

Desprendimiento prematuro de la placenta

La placenta conecta el feto (bebé que no ha nacido) al útero de la madre y permite que este reciba los nutrientes, la sangre y el oxígeno de ella. También le ayuda al bebé a eliminar los residuos.

El desprendimiento prematuro de la placenta (también llamado separación de la placenta) es cuando esta se separa de la pared interna del útero antes de que nazca el bebé.

Más respecto a esta afección

En la mayoría de los embarazos, la placenta permanece unida a la parte superior de la pared uterina.

En una pequeña cantidad de embarazos, la placenta se desprende (se cae de la pared del útero) demasiado pronto. La mayoría de las veces, sólo una parte de ella se separa. Otras veces, se separa por completo. Si esto sucede, generalmente es en el tercer trimestre.

La placenta es la línea de la vida de un feto y se presentan problemas graves si esta se desprende. El bebé recibe menos oxígeno y menos nutrientes. Algunos bebés muestran un crecimiento restringido (son muy pequeños) y, en muy pocos casos, es mortal. También puede provocar una importante pérdida de sangre para la madre.

¿Qué lo causa?

Nadie conoce la causa del desprendimiento prematuro de la placenta. Sin embargo, estos factores aumentan el riesgo de que ocurra:

  • Hipertensión arterial prolongada (crónica)
  • Presión arterial alta súbita en mujeres embarazadas que antes tenían presión arterial normal
  • Cardiopatía
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Consumo de alcohol o cocaína
  • Desprendimiento prematuro de la placenta en un embarazo anterior
  • Una lesión en la madre (como un accidente automovilístico o una caída con golpe en el abdomen)
  • Ser afroamericana
  • Ser mayor de 40 años

Señales del desprendimiento prematuro de la placenta

Los síntomas más comunes son sangrado vaginal y contracciones dolorosas. La magnitud del sangrado depende de la cantidad de placenta que se haya desprendido. A veces, la sangre que se acumula cuando la placenta se desprende permanece entre la placenta y la pared uterina, por lo que puede que no se presente sangrado de la vagina.

  • Si la separación es leve, es posible que se presente un sangrado ligero. También le puede dar cólicos o sentirse sensible en su abdomen.
  • Si la separación es moderada, puede tener un sangrado más abundante. Los cólicos y el dolor abdominal serán más intensos.
  • Si más de la mitad de la placenta se desprende, puede tener dolor abdominal y sangrado abundante. También puede tener contracciones. El bebé puede moverse más o menos de lo normal.

Si usted tiene alguno de estos síntomas durante su embarazo, coméntele al médico de inmediato.

¿Cómo se trata el desprendimiento prematuro de la placenta?

Su proveedor de atención médica hará lo siguiente:

  • Realizará un examen físico.
  • Observará sus contracciones y cómo responde a ellas el bebé.
  • Algunas veces, hará una ecografía (ultrasonido) para revisarle la placenta (pero la ecografía no siempre muestra un desprendimiento prematuro de la placenta).
  • Verificará la frecuencia y el ritmo cardíacos del bebé.

Si su desprendimiento prematuro de placenta es pequeño, su proveedor de atención médica le puede ordenar reposo en cama para detener la hemorragia. Después de unos días, la mayoría de las mujeres por lo general puede volver a sus actividades normales.

En caso de una separación moderada, es probable que necesite permanecer en el hospital. Allí:

  • Le vigilarán el ritmo cardíaco al bebé.
  • Usted podría necesitar una transfusión de sangre.
  • Si el bebé muestra signos de sufrimiento, su proveedor de atención médica puede inducir el parto prematuro. Si no puede dar a luz por vía vaginal, necesitará una cesárea.

El desprendimiento prematuro de placenta es una situación de emergencia. Usted tendrá que dar a luz de inmediato, por lo general por cesárea. Es muy raro que se presente, pero un bebé puede nacer muerto si hay un desprendimiento grave.

¿Puedo prevenir el desprendimiento prematuro de la placenta?

No se puede evitar un desprendimiento prematuro de la placenta, pero usted puede controlar los factores de riesgo relacionados haciendo lo siguiente:

  • Mantenga la presión arterial alta, las enfermedades del corazón y la diabetes bajo control.
  • No consuma tabaco, alcohol, cocaína ni anfetaminas.
  • Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica acerca de cómo disminuir su riesgo si tuvo un desprendimiento de placenta en un embarazo anterior.

Nombres alternativos

Separación prematura de la placenta; Separación de la placenta; Desprendimiento de placenta

Referencias

Francois KE, Foley MR. Antepartum and postpartum hemorrhage. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds.Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies

Actualizado 11/19/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados