Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000607.htm

Embarazo en adolescentes

La mayoría de las adolescentes embarazadas no tenían la intención de quedar en embarazo. Si usted es una adolescente embarazada, es muy importante recibir atención médica durante su embarazo. Sepa que hay riesgos adicionales para se salud y la de su bebé.

Cuando descubra que está embarazada

Solicite una cita con su proveedor de atención médica después de que descubra que está embarazada. Hable con su proveedor de atención médica acerca de sus opciones de aborto, adopción o quedarse con el bebé.

Si decide continuar con el embarazo, es importante que tenga un buen cuidado prenatal. El cuidado prenatal le ayudará a mantenerse saludable y asegurar que tenga un bebé saludable. Su proveedor de atención médica también le dará consejo y la referirá a servicios comunitarios para asegurar que usted y su bebé tengan lo que necesiten.

Si no sabe a dónde ir y siente que no puede contarle a su familia o a un amigo que está embarazada, hable con la enfermera o el consejero de la escuela. Ellos pueden ayudarle a encontrar atención prenatal y ayuda adicional en su comunidad. Muchas comunidades tienen recursos como Planned Parenthood (Paternidad Planificada), que puede ayudarle a conseguir la atención que necesite.

Sus consultas prenatales

En su primera consulta prenatal, su proveedor de atención médica:

  • Le hará muchas preguntas, incluso cuándo fue su último periodo menstrual. Saber esto le ayudará a determinar qué tan avanzado está su embarazo y cuál es su probable fecha de parto.
  • Le tomará una muestra de sangre de una vena del brazo para hacer algunas pruebas.
  • Realizará un examen pélvico completo.
  • Le hará una citología vaginal y otros exámenes para verificar si hay infecciones y otros problemas.

El primer trimestre corresponde a los primeros tres meses de su embarazo. Durante este tiempo, usted tendrá una consulta prenatal una vez al mes. Estas consultas pueden ser cortas, pero aun son importantes.

Es bueno llevar consigo a un amigo o miembro de la familia, su pareja o su acompañante de parto.

Permanezca saludable durante su embarazo

Usted puede tomar muchas medidas para ayudar a que usted misma y su bebé permanezcan lo más saludables posible.

  • Seguir una dieta saludable le ayudará a obtener los nutrientes que ambos necesitan. Su proveedor de atención médica puede remitirla a los recursos de la comunidad para que aprenda más sobre la alimentación saludable.
  • Las vitaminas prenatales le ayudarán a prevenir algunos defectos congénitos. También es possible que necesite tomar un suplemento de ácido fólico.
  • NO fume ni consuma alcohol o drogas, ya que esto le puede causar daño a su bebé. Pídale ayuda a su proveedor de atención médica para dejar estas adicciones si lo necesita.
  • Haga ejercicio para que le ayude a fortalecerse para el trabajo de parto y el alumbramiento, le dé más energía y tal vez le ayude a dormir mejor.
  • Duerma lo suficiente. Usted puede necesitar de 8 a 9 horas de sueño por noche, más períodos de descanso durante el día.
  • Use un condón si todavía está teniendo relaciones sexuales. Esto evitará las infecciones de transmisión sexual que podrían hacerle daño al bebé.

Alistarse para ser madre

Trate de permanecer en el colegio durante su embarazo y después de dar a luz. Hable con su consejero escolar si necesita ayuda con el cuidado o tutoría del niño.

Su educación le dará las destrezas para ser una mejor madre y hará que usted esté en mayor capacidad de responder por su hijo a nivel financiero y emocional.

Elabore un plan sobre la forma como va a sufragar el costo de la crianza de su hijo. Usted necesitará un lugar donde vivir, alimento, atención médica y otras cosas. ¿Hay recursos en su comunidad que le puedan ayudar? Su consejero escolar puede saber qué recursos están disponibles para usted.

¿Es un embarazo adolescente más riesgoso?

Sí. Los embarazos de adolescentes son más riesgosos que los embarazos en mujeres mayores. Esto es en parte porque el cuerpo de una adolescente está aún en desarrollo, y en parte debido a que muchas adolescentes embarazadas no reciben la atención médica que necesitan durante el embarazo.

Los riesgos son:

  • Entrar en trabajo de parto de forma prematura. Esto es cuando el bebé nace antes de las 37 semanas. Un embarazo normal dura unas 40 semanas.
  • Bajo peso al nacer. Los bebés de las adolescentes son mucho más propensos a pesar menos que los bebés de madres que tienen 20 años o más.
  • Presión arterial elevada que es causada por el embarazo.
  • Niveles bajos de hierro en la sangre (anemia grave), que puede causar fatiga extrema y otros problemas.

Referencias

Baxley EG, Bennett KJ. Pregnancy interventions. In: Ratcliffe SD, Baxley EG, Cline MK, Sakornbut EL, eds.Family Medicine Obstetrics

Dalby J. Adolescent pregnancy and contraception.Prim Care.

Actualizado 11/19/2014

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados