Omita y vaya al Contenido

Dieta y patrones de alimentación en niños de 6 meses a 2 años

Una dieta apropiada para la edad:
  • Le brinda a su hijo una nutrición adecuada.
  • Es adecuada para el estado de desarrollo de su hijo.
  • Puede ayudar a prevenir la obesidad infantil.

Recomendaciones

6 a 8 MESES DE EDAD

A esta edad, su bebé probablemente comerá alrededor de 4 a 6 veces por día, pero comerá más en cada alimentación.

  • Si le da leche maternizada, el bebé comerá alrededor de 6 a 8 onzas por cada alimentación, pero no debe comer más de 32 onzas en 24 horas.
  • Usted puede empezar a introducir alimentos sólidos a los 6 meses de edad. Sin embargo, la mayoría de las calorías del bebé aún deben provenir de la leche materna o de la leche maternizada.
  • La leche materna no es una buena fuente de hierro. Así que después de 6 meses, su bebé comenzará a necesitar más hierro en su alimentación. Inicie la alimentación sólida con cereal de arroz fortificado con hierro para bebés mezclado con leche materna o leche maternizada. Mézclelo con suficiente leche para que la textura sea muy liviana.
  • Usted puede espesar el cereal a medida que su bebé aprende a controlarlo en su boca.
  • Empiece ofreciéndole solo unas cucharadas de cereal dos veces al día.
  • Usted también puede introducir verduras, frutas y carnes en puré ricas en hierro. Pruebe con guisantes verdes, zanahorias, batatas, calabaza, puré de manzanas, peras, bananos (plátanos) y duraznos.
  • Algunos nutricionistas recomiendan introducir unas pocas verduras antes de las frutas. La dulzura de la fruta puede hacer que algunas verduras sean menos atractivas.
  • La cantidad que el niño coma variará entre 2 cucharadas y 2 tazas de frutas y verduras por día. La cantidad que su hijo coma dependerá de su talla y lo bien que coma frutas y verduras.

Hay varias maneras de cerciorarse de que su bebé está listo para consumir alimentos sólidos.

  • El peso de su bebé al nacer se ha duplicado.
  • Su bebé puede controlar sus movimientos de cabeza y cuello.
  • Su bebé puede sentarse con algún apoyo.
  • Su bebé puede mostrarle que está lleno girando su cabeza o no abriendo la boca.
  • Su bebé comienza a mostrar interés en el alimento cuando otros están comiendo.

Usted también debe saber lo siguiente:

  • Nunca le dé miel a su bebé. Puede contener bacterias que pueden causar botulismo, una enfermedad rara pero grave.
  • No le dé leche de vaca a su bebé hasta la edad de 1 año. Los bebés menores de un año tienen dificultad para digerir esta  leche.
  • Nunca deje a su hijo en la cama con un biberón (tetero). Esto puede causar caries. Si su bebé quiere chupar, dele un chupete.
  • Use una cuchara pequeña cuando alimente a su bebé.
  • Está bien empezar a darle a su bebé agua entre las comidas.
  • No le dé cereal a su bebé en un biberón (tetero) a menos que su pediatra o dietista lo recomiende, por ejemplo, por el reflujo.
  • Sólo ofrézcale a su hijo alimentos nuevos cuando tenga hambre.
  • Introduzca nuevos alimentos uno a la vez, esperando de 2 a 3 días entre ellos. Así usted puede vigilar si hay reacciones alérgicas. Los signos de una alergia incluyen vómitos, diarrea o salpullido.
  • Evite los alimentos con sal o azúcar agregados.
  • Alimente a su bebé directamente del frasco sólo si utiliza todo el contenido de éste. De lo contrario, utilice un plato para prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos.
  • Los envases abiertos de alimentos para el bebé se deben tapar y se deben guardar en un refrigerador durante no más de dos días.

8 a 12 MESES DE EDAD

A esta edad, usted puede ofrecerle alimentos en pequeñas cantidades. Su bebé probablemente le hará saber que está listo para empezar a alimentarse por sí mismo agarrando el alimento o la cuchara con la mano.

Los alimentos abarcan:

  • Verduras cocidas suaves
  • Frutas lavadas y peladas
  • Galletas Graham
  • Tostadas Melba
  • Fideos

También puede introducir alimentos para la dentición, tales como:

  • Tiritas de tostada
  • Panecillos y galletas sin sal
  • Galletas para la dentición

Continúe ofreciéndole a su bebé leche materna o leche maternizada de 3 a 4 veces por día a esta edad.

Usted también debe saber:

  • Evite alimentos que pueden provocar asfixia, como trozos o rebanadas de manzana, uvas, bayas, pasas, cereales secos, perros calientes, salchichas, mantequilla de maní, palomitas de maíz, nueces, semillas, dulces redondos y verduras crudas.
  • Usted puede darle a su hijo yemas de huevo de 3 a 4 veces por semana. Algunos bebés son sensibles a las claras de huevo. Así que no se las ofrezca hasta después de un año de edad.
  • Usted puede ofrecerle pequeñas cantidades de queso, requesón y yogur, pero no leche de vaca.
  • A la edad de un año, la mayoría de los niños dejan el biberón (tetero). Si su hijo todavía utiliza un biberón, éste debe contener sólo agua.

1 AÑO DE EDAD

  • A esta edad, puede darle a su bebé leche entera en lugar de leche materna o maternizada (fórmula).
  • La mayoría de las madres en los Estados Unidos destetan a sus bebés a esta edad. Pero igualmente está bien seguir amamantando si usted y su bebé quieren.
  • No le dé a su hijo leche con contenido bajo de grasa (al 2%, 1% o descremada) hasta después de los dos años. Su bebé necesita las calorías adicionales de la grasa para crecer y desarrollarse.
  • A esta edad, su bebé obtendrá la mayor parte de su nutrición de carnes, frutas y verduras, panes y cereales y lácteos. Usted puede verificar que su bebé obtenga todas las vitaminas y minerales que necesita ofreciéndole una variedad de alimentos.
  • Su hijo comenzará a gatear y caminar y a ser mucho más activo. Él comerá cantidades más pequeñas a la vez, pero con más frecuencia (4 a 6 veces al día). Tener a la mano bocadillos es una buena idea.
  • A esta edad, su crecimiento se hace lento. No duplicará su talla como lo hizo cuando era un bebé.

Usted también debe saber:

  • Si a su hijo no le gusta un alimento nuevo, trate de dárselo más tarde. A menudo se necesitan varios intentos para que los niños se interesen por los alimentos nuevos.
  • No le dé a su hijo dulces ni bebidas endulzadas. Pueden dañar su apetito y causar caries.
  • Evite las especias fuertes, la sal y los productos con cafeína, entre ellos refrescos, café, té y chocolate.
  • Si su bebé está muy melindroso, puede necesitar atención, en lugar de alimentos.

NIÑOS MAYORES

  • Después de la edad de dos años, la alimentación de su hijo debe ser moderadamente baja en grasa. Al igual que con los adultos, una dieta rica en grasas puede llevar a enfermedades cardíacas, obesidad y otros problemas de salud más adelante en la vida.
  • Su hijo debe consumir una dieta que contenga una variedad de alimentos de cada uno de los grupos de alimentos: panes y cereales, carnes, frutas y verduras y productos lácteos.
  • Si el agua no es fluorizada, es una buena idea utilizar pasta de dientes o el enjuague bucal con fluoruro agregado.

Todos los niños necesitan mucho calcio para sustentar sus huesos en crecimiento, pero no todos los niños obtienen lo suficiente. Las buenas fuentes de calcio abarcan:

  • Leche, yogur y queso descremados o con contenido bajo de grasa.
  • Brócoli, verduras cocidas.
  • Salmón enlatado (con huesos).

Si su hijo consume una alimentación equilibrada y saludable, no debe necesitar un suplemento de vitaminas. Sin embargo, algunos niños pueden ser comensales exigentes. Por lo general obtienen todos los nutrientes que necesitan. Pero si usted está preocupado, pregúntele al médico respecto a darle a su hijo un multivitamínico pediátrico.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si está preocupado porque:

  • Su hijo no está comiendo lo suficiente.
  • Su hijo está comiendo demasiado.
  • Su hijo está aumentando demasiado o muy poco peso.
  • Su hijo tiene una reacción alérgica a los alimentos.

Nombres alternativos

Dieta apropiada para la edad

Referencias

American Academy of Pediatrics Policy Statement: Breastfeeding and the Use of Human Milk. Pediatrics. 2012. 129: e827-e841.

Stettler N, Bhatia J, Parish A, Stallings VA. Feeding healthy infants, children, and adolescents. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2011:chap 42.

Actualizado: 8/22/2013

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

A.D.A.M Quality Logo

A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 A.D.A.M., Inc. La duplicación para uso comercial debe ser autorizada por escrito por ADAM Health Solutions.

A.D.A.M Logo