Saltar navegación | Skip Naviation Bar
NIH MedlinePlus Salud

Cómo mantenerse saludable

A woman gardening

Foto/Photo: Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos / National Alliance for Hispanic Health

Cerebro: si bien el ritmo de las funciones de procesamiento del cerebro declina con los años, se están haciendo pruebas para determinar la forma cómo el ejercicio, tanto físico como mental, puede ayudar a retrasar la pérdida de ciertas habilidades cognitivas.

Vista y oído: así como al llegar a los 40 años, se vuelve más difícil ver bien de cerca, las personas mayores de 60 suelen sufrir trastornos como cataratas y glaucoma; por ello, es necesario hacerse exámenes médicos para descartarlos y para descartar también la presencia de degeneración de la mácula. La pérdida de la audición, que suele ocurrir en la vejez, puede atenuarse con audífonos especiales.

Corazón: si fuma, deje el cigarrilo; si no lo hace, no empiece ahora; haga ejercicio y controle su peso, a fin de evitar problemas arteriales y enfermedades coronarias.

Bienestar psicológico y social: a medida que envejecemos, es posible que suframos de depresión o que nos aislemos de familiares y amigos. Por ello, es necesario tratar de mantener amistades y relaciones familiares a largo plazo para tener una vida social activa; igualmente, se debe hacer ejercicio, ya que la actividad física nos ayuda a sentirnos mejor en todos los aspectos; si se siente deprimido, no dude en consultar a su proveedor de servicios de salud.
Dientes y encías: es esencial mantener la higiene dental; consulte a su dentista dos veces al año.

Pulmones: el ejercicio aeróbico, practicado con regularidad, le ayuda a elevar su capacidad pulmonar; recuerde que el cigarrillo puede causar enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cáncer.

Digestión: con una dieta rica en granos integrales, verduras y frutas, se facilita la digestión y se reducen las probabilidades de sufrir de acidez, gastritis, estreñimiento y cáncer de colon; a partir de los 50 años, se recomienda hacerse una colonoscopia regularmente. Además, es aconsejable beber mucha agua para ayudar al sistema digestivo.

Sistema hormonal: es necesario estar al tanto de que, en algunos casos, se producen desequilibrios hormonales que pueden afectar a distintos órganos, como el páncreas (que secreta insulina), la tiroides (tiroxina), los ovarios (estrógeno) y los testículos (testosterona). Hable con su proveedor de servicios de salud sobre cualquier cambio en su cuerpo.

Huesos y articulaciones: ciertas enfermedades, como la artritis reumatoide y la osteoartritis, producen inflamación e hinchazón en las articulaciones, mientras que la osteoporosis puede debilitar los huesos de las mujeres; además, a medida que envejecemos, se vuelven más comunes los esguinces, los dolores musculares y la tendinitis, para los que se aconseja lo siguiente: ejercicios de estiramiento, aplicaciones de calor en el área afectada, actividad física, suplementos de calcio y, en última instancia, una operación.

Sistema urinario: a medida que se debilita la vejiga, es posible sufrir de incontinencia urinaria; además, entre los hombres mayores, suelen ser comunes los problemas de próstata; existen fármacos y, en ultima instancia, ciertas intervenciones quirúrgicas que pueden resultar útiles en estos casos.

Sistema reproductivo: las mujeres mayores pueden sufrir de fibromas, quistes ováricos o cáncer uterino; tanto hombres como mujeres pueden sufrir de disfunción sexual. Hable con su proveedor de servicios de salud sobre la detección y opciones para tratamiento.

Piel: protéjase del sol y consulte regularmente a su proveedor de servicios de salud para prevenir la formación de melanoma u otros tipos de cáncer. Además, existe una nueva vacuna que puede ayudarle a protegerse del herpes zoster.

Traumatismos: a medida que envejecemos, se vuelven más comunes ciertos trastornos como esguinces, dolores musculares y tendinitis, que pueden aliviarse con ejercicios de estiramiento, aplicaciones de calor y ciertos tipos de intervención quirúrgica; es importante mantenerse activo.

—NIH

Helping You Age Well

Brain: Processing speed slows with age, but mental and physical exercises are being tested to see how they might slow age-related declines in certain thinking skills.

Eyes & Ears: At about 40, ability to see close up declines. Cataracts and glaucoma are common in those over 60. Get eye exams to check for that and macular degeneration. Hearing aids can help age-related hearing loss.

Heart: If you smoke, kick the habit. If you don't smoke, don't start! Exercise and keep weight down to avoid high blood pressure, narrowing of the arteries, and heart disease risk.

Social/Psychological: Social isolation and depression can occur as we age. Try to keep family relationships and friendships over time. Exercise can also help prevent depression or lift your mood. Stay active and involved in life. Talk to your health-care provider if you are feeling depressed.

Teeth & Gums: Good dental hygiene (flossing, brushing) is key. See your dentist twice a year.

Lungs: Regular aerobic exercise keeps lung capacity up. Smoking leads to chronic obstructive pulmonary disease (COPD) and/or cancer.

Digestive: Whole grains, vegetables, and fruits help digestion and reduce chances of heartburn, gastritis, constipation, and colon cancer. Men and women over 50 should get a regular colonoscopy. Drink lots of water.

Hormonal: Imbalances may occur: pancreas (insulin), thyroid (thyroxin), ovary (estrogen), testes (testosterone). Talk to your health-care provider about changes in your body.

Bones & Joints: Rheumatoid and osteoarthritis make joints swell. Osteoporosis in women can make bones brittle. Sprains, muscle pain, and  tendonitis become more common. Stretching, heat, exercise, calcium, and, in some cases, surgery can help.

Urinary: As bladder support weakens, urinary incontinence can occur. Prostate problems in men are more common. Medications and, in some cases, surgery can help.

Reproductive: Fibroids, ovarian cysts, and cancer of uterus can occur in women; sexual dysfunction increases for men and women. Talk to your health-care provider about screening and treatment options.

Skin: Protect your skin from the sun; avoid shingles with a new vaccine that is available. See your health-care provider for melanoma and other skin cancer checks.

Trauma: Sprains, tendonitis, muscle pain become more common. Stretching, heat, and some surgeries can help. Stay active.

—NIH

Lea más sobre / Read more about "Envejeciendo en los Estados Unidos / Getting Older in America"

Auge de la población hispana de adultos mayores en los Estados Unidos / Getting Older, Faster: America's Hispanic Population
Cómo manternerse saludable / Helping You Age Well

Winter/Invierno 2009 Vol. 1 No. 1 Pag. 6 - 7