Saltar navegación | Skip Naviation Bar
NIH MedlinePlus Salud

Detección y diagnóstico

Pruebas de detección

Mamografías

Los resultados de pruebas clínicas aleatorias, y otros estudios, muestran que una mamografía de detección puede ayudar a reducir el número de muertes de cáncer de seno entre la mujeres en las edades de los 40 a los 74 años. El National Cancer Institute recomienda que las mujeres de 40 años o más se hagan mamografías cada 1 ó 2 años. Las mujeres menores de 40 años que tengan factores de riesgo para el cáncer de seno, deben preguntarle a su proveedor de atención médica si deben hacerse mamografías y con qué frecuencia.

a woman getting a mammogram

Si la mamografía muestra una zona anormal en el seno, es posible que su proveedor de atención médica ordene pruebas diagnósticas con imágenes de esa zona que sean más claras y detalladas. Los médicos utilizan las mamografías "diagnósticas" para saber más acerca de cambios inusuales en los senos, tales como un bulto (masa), un dolor, un engrosamiento, una secreción del pezón o cambios en el tamaño o la forma de los senos.

Las mamografías diagnósticas pueden enfocarse en zonas específicas del seno. Éstas pueden involucrar técnicas especiales y vistas adicionales a las que ofrecen las mamografías de detección.

 

Si el cáncer se detecta en sus etapas iniciales, los tratamientos son más eficaces. Por ello, es necesario hacerse regularmente exámenes clínicos de los senos y mamografías.

Examen clínico del seno

Durante el examen clínico, su proveedor de atención médica le revisará los senos, las axilas y la zona de la clavícula, con objeto de determinar lo siguiente:

  • si hay diferencias de forma o tamaño entre los dos senos
  • si la piel tiene cualquier síntoma anormal, como una erupción o un hoyuelo
  • si hay supuración (es posible que deban apretarle los pezones al examinarla)
  • si hay algún bulto del tamaño de un chicharo (arveja) o mayor (para ello, el médico le palpará los senos con las yemas de los dedos)
  • si los ganglios linfáticos que se encuentran cerca de los senos están hinchados.

Si le encuentran un bulto durante el examen clínico, lo palparán para determinar su forma, tamaño y textura, y para ver si se mueve con facilidad. Los bultos suaves, blandos y esféricos, que se mueven con facilidad, suelen ser benignos. En cambio, un bulto duro, de forma irregular, que esté adherido firmemente al seno, puede ser canceroso, aunque será necesario hacer otras pruebas para confirmarlo.

Mamografía

Una mamografía es una radiografía del tejido del seno. Permiten detectar la presencia de una masa antes de que ésta pueda palparse y además pueden revelar partículas muy pequeñas de calcio (microcalcificaciones) en los senos. Tanto las masas como las manchas pueden ser las microcalcificaciones pueden ser un síntoma de cáncer de seno, pero también pueden ser causados por células precancerosas o por otros trastornos. Si usted tiene una masa o depósitos de calcio, probablemente sea necesario hacerle más pruebas para detectar la presencia de células anormales. Las mujeres deben hacerse mamografías periódicamente, con objeto de detectar el cáncer tan pronto como sea posible.

Otras pruebas con imágenes

Los dispositivos de ultrasonido utilizan ondas sonoras inaudibles para crear imágenes que revelan las características de cualquier bulto presente en el seno: si es sólido, si está lleno de líquido (es decir, si se trata de un quiste), o si tiene ambas características. Si bien los quistes no suelen ser cancerosos, los bultos sólidos sí pueden serlo. Las imágenes de resonancia magnética (RM), revelan en detalle las diferencias entre el tejido normal y el tejido afectado por el cáncer. Los dispositivos de RM utilizan magnetos potentes, ondas de radio y una computadora para tomar imágenes detalladas del interior del seno.

Biopsias

La única forma de saber con certeza si una persona tiene cáncer es mediante una biopsia. Para realizarla, se extrae una pequeña muestra de tejido o de líquido del seno, y se envía a un patólogo para que la analice y determine si se trata de células cancerosas, y de ser así, de qué tipo son.

Pruebas de laboratorio

Si el cáncer está presente, es posible realizar ciertas pruebas especiales con el tejido canceroso del seno para determinar el tratamiento a seguir:

Pruebas de receptores de hormonas: Para desarrollarse, ciertos tipos de tumores de mama requieren la presencia de estrógeno, de progesterona o de ambas hormonas. Si se detectan receptores de estas hormonas en el tejido, es posible que se le recomiende un tratamiento con hormonas.

Prueba de la proteína HER2/neu: La HER2/ neu es una proteína de crecimiento celular que se encuentra en algunos tipos de células cancerosas. Mediante esta prueba es posible determinar si el tejido contiene una cantidad excesiva de dicha proteína o si tiene demasiadas copias del gen correspondiente a la misma. De ser así, existe la alternativa de utilizar una terapia dirigida, con medicamentos que bloquean el crecimiento de las células cancerosas.

Detection and Diagnosis

Screening

Mammography

Results from randomized clinical trials and other studies show that "screening" mammography can help reduce the number of deaths from breast cancer among women ages 40 to 74. The National Cancer Institute recommends that women age 40 and older should have mammograms every one or two years.

Women who are younger than 40 and have risk factors for breast cancer should ask their healthcare provider whether to have mammograns and how often to have them.

If the mammogram shows an abnormal area of the breast, your health professional may order clearer, more detailed images of that area. Physicians use "diagnostic" mammograms to learn more about unusual breast changes, such as a lump, pain, thickening, nipple discharge, or change in breast size or shape.

Diagnostic mammograms may focus on a specific area of the breast. They may involve special techniques and more views than screening mammograms.

You should have regular clinical breast exams and mammograms to find breast cancer early, when treatment is more likely to work well.

Clinical Breast Exam

During a clinical breast exam, your healthcare provider inspects your breasts, underarms, and collarbone area. She

  • looks for differences in size or shape between the breasts
  • checks your skin for a rash, dimpling, or other abnormal signs
  • may squeeze your nipples to check for fluid
  • uses the pads of her fingers to feel for lumps, pea-sized or larger
  • checks the lymph nodes near the breast to see if they are enlarged

If there is a lump, your healthcare provider will feel its size, shape, and texture. She will also see if it moves easily. Lumps that are soft, smooth, round, and movable are likely to be benign. Hard, oddly shaped ones that feel firmly attached within the breast are more likely to be cancer, but you will need further tests to diagnose the problem.

Mammogram

Mammograms are x-ray pictures of breast tissue. They can often show a mass before it can be felt. They also can reveal clusters of tiny specks of calcium. Masses or specks can be from cancer, precancerous cells, or other conditions. If you have a mass or calcium deposits, you may need further tests to detect the presence of abnormal cells. You should get regular screening mammograms to detect breast cancer early. (See "Screening" below.)

Other Imaging Tests

Ultrasound devices use inaudible sound waves to create images that show whether a breast lump is solid, filled with fluid (a cyst), or a mixture of both. Cysts usually are not cancer. Solid lumps may be. Magnetic resonance imaging (MRI) devices use a powerful magnet, radio waves, and a computer to take detailed pictures of areas inside the breast.

Biopsy

Biopsies remove small amounts of breast tissue for inspection. They are the only sure way to tell if you have cancer. A pathologist analyzes the tissue or fluid to determine the type of cancer.

Testing Breast Tissue

If cancer is present, special tests on the diseased tissue may help determine treatment:

Hormone receptor tests: Some breast tumors need the hormones estrogen, progesterone, or both, to grow. If hormone receptors are found, your doctor may recommend hormone therapy.

HER2/neu test: HER2/neu is a cell growth protein found on some types of cancer cells. This test shows whether the tissue has too much HER2/neu protein or too many copies of its gene. If the breast tumor has too much HER2/neu, then targeted therapy with a drug directed against this protein may be an option.

Lea más sobre "Información esencial sobre el cáncer de seno | Breast Cancer Basics and You" Articles

Información esencial sobre el cáncer de seno | Breast Cancer Basics and You
Detección y diagnóstico | Detection and Diagnosis
Estadificación y Tratamiento | Staging and Treatment
Cuestionario | Quiz: How much do you know about breast cancer?

Winter/Invierno 2011 Vol. 2 No. 1 Pag. 22 – 23