Omita y vaya al Contenido

Asocian un acceso fácil a las armas de fuego con un mayor riesgo de suicidio y homicidio

Las armas de fuego en casa pueden conducir a decisiones impulsivas con resultados letales, señala el autor del estudio
(*estas noticias no estarán disponibles después del 04/21/2014)

Traducido del inglés: martes, 21 de enero, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

LUNES, 20 de enero de 2014 (HealthDay News) -- Es más probable que alguien se suicide o sea asesinado si tiene acceso a un arma de fuego, afirma un estudio reciente.

Las personas con acceso a un arma de fuego son tres veces más propensas a suicidarse y casi dos veces más propensas a ser víctimas de un homicidio que las personas que no tienen un arma de fuego a su disposición, según el informe que aparece en la edición del 20 de enero de la revista Annals of Internal Medicine.

"Si tiene un arma de fuego fácilmente disponible y le sucede algo malo, quizá tome una decisión impulsiva y apresurada que tendrá un mal resultado", advirtió el autor líder del estudio, Andrew Anglemyer. Anglemyer es especialista en el diseño de estudio y el análisis de datos en la farmacia clínica y las ciencias de salud global en la Universidad de California, en San Francisco.

El problema de la accesibilidad a las armas de fuego recibió mucha atención tras la masacre en 2012 en la Escuela Primaria Sandy Hook en Newton, Connecticut, donde Adam Lanza, de 20 años de edad, asesinó a veinte niños y a seis adultos.

La madre de Lanza ha sido descrita como una entusiasta de las armas de fuego que tenía al menos una docena, y que con frecuencia llevaba a su hijo a campo de tiro local para que practicara, según los informes publicados. Lanza mató a su madre de un balazo antes de ir a la escuela primaria, donde realizó su matanza antes de suicidarse, según las autoridades.

El nuevo informe analizó los resultados de 15 estudios anteriores sobre las armas de fuego, de los cuales 13 fueron realizados en EE. UU. En EE. UU. hay más armas de fuego de propiedad privada que en ningún otro sitio del mundo, y cada año 31,000 muertes en el país se pueden atribuir a esas armas, según la información de respaldo del estudio.

La revisión observó específicamente los actos intencionales de violencia en lugar de los incidentes de muerte accidental debido a las armas de fuego. Los investigadores también ajustaron los resultados de los estudios anteriores para tener en cuenta la probabilidad de que la enfermedad mental fuera la causa de la violencia.

"Se trata de personas normales que son propietarias de armas de fuego, y estamos viendo que los propietarios de armas de fuego están tomando unas decisiones impulsivas muy malas", lamentó Anglemyer, que es veterano del Ejército de EE. UU.

Según estos resultados, las personas deben intentar limitar el acceso de las armas de fuego de un amigo o ser querido que esté pasando por un momento difícil y experimentando problemas emocionales, planteó David Hemenway, profesor de políticas de salud de la Universidad de Harvard.

"Si alguien está pasando por un mal periodo, usted debe como mínimo cerrar el arma de fuego bajo llave, o mejor aún, sacarla de la casa, hasta que las cosas mejoren", advirtió Hemenway, quien escribió un editorial que acompañó al estudio.

Hubo diferencias sorprendentes entre hombres y mujeres respecto al riesgo personal cuando hay armas de fuego cerca, hallaron los investigadores.

Los hombres tenían casi cuatro veces más probabilidades de suicidarse cuando había armas de fuego disponible que cuando no las había. (Las mujeres son más propensas a usar veneno como medio de suicidio, según investigaciones previas).

Al mismo tiempo, las mujeres tenían casi tres veces más probabilidades de ser víctimas de un homicidio, lo más probable que por un disparo letal provocado por una discusión doméstica, señalaron los investigadores.

"La evidencia es firme: un arma de fuego en casa aumenta el riesgo de que una mujer muera durante una discusión doméstica", aseguró Hemenway, quien también es director del Centro de Investigación sobre el Control de las Lesiones de la Universidad de Harvard.

A pesar de los resultados, Anglemyer dijo que el objetivo del estudio no era disuadir de que se tengan armas de fuego.

"Este estudio no es sobre lo malas que son las armas de fuego. En realidad se trata de comprender los riesgos de ser dueño de un arma de fuego", explicó. "Proveo la evidencia y dejo que las personas tomen sus propias decisiones. Comprenda que hay un riesgo, y siempre y cuando comprenda el riesgo, eso es lo más importante".

Aunque la revisión halló una asociación entre el acceso a las armas de fuego y la muerte por asesinato o suicidio, no probó causalidad.

En su editorial, Hemenway arguyó que la investigación de Anglemyer no enfatiza lo suficiente el riesgo porque la revisión excluyó los estudios sobre el riesgo de las armas de fuego en poblaciones completas, en lugar de individuos.

Por ejemplo, no se incluyeron estudios que mostraban que los lugares en que más hogares tenían armas de fuego tienen unas tasas más altas de suicidio con dichas armas.

"Construyeron un caso muy firme, pero yo diría que es incluso más firme", aseguró Hemenway.

La Asociación Nacional del Rifle (National Rifle Association) no respondió a una solicitud de un comentario sobre la investigación.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Andrew Anglemyer, Ph.D., specialist, study design and data analytics in clinical pharmacy and global health sciences, University of California, San Francisco; David Hemenway, Ph.D., professor of health policy, Harvard University, and director, Harvard Injury Control Research Center; Jan. 20, 2014, Annals of Internal Medicine

HealthDay
Más noticias de salud en:
Seguridad con las armas de fuego
Suicidio
Últimas noticias de salud
Página actualizada 22 enero 2014