Omita y vaya al Contenido

Vinculan los niveles de vitamina D con los síntomas del Parkinson

Un estudio halla que unos niveles más altos se asocian con un mejor pensamiento y estado de ánimo
(*estas noticias no estarán disponibles después del 04/23/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: jueves, 23 de enero, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MIÉRCOLES, 22 de enero de 2014 (HealthDay News) -- Unos niveles más altos de vitamina D se asocian con un mejor pensamiento y estado de ánimo en las personas que sufren de enfermedad de Parkinson, sugiere un estudio reciente.

El hallazgo podría conducir a nuevas formas de retrasar o prevenir el inicio de los problemas de pensamiento y de la depresión en las personas con la enfermedad neurodegenerativa progresiva, señalaron los investigadores.

El análisis de casi 300 pacientes de Parkinson reveló que unos niveles más elevados de vitamina D (la "vitamina solar") en la sangre se asociaban con unos síntomas físicos menos severos, unas mejores capacidades de pensamiento y un menor riesgo de depresión.

Ese vínculo fue particularmente potente en los pacientes sin demencia, según el estudio, que aparece en la edición actual de la revista Journal of Parkinson's Disease.

"Alrededor del 30 por ciento de las personas con [enfermedad de Parkinson] sufren de deterioro cognitivo y demencia, y la demencia se asocia con la ubicación en un hogar de ancianos y una menor esperanza de vida", comentó en un comunicado de prensa de la revista la autora del estudio, la Dra. Amie Peterson, de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón.

"Sabemos que el deterioro cognitivo leve podría predecir el desarrollo futuro de demencia", añadió. Prevenir el desarrollo de la demencia en estos pacientes podría mejorar las tasas de enfermedad y muerte relacionadas con la enfermedad de Parkinson, sugirió Peterson.

Pero el estudio no muestra si unos niveles bajos de vitamina D dificultan el pensamiento o si lo que sucede es lo contrario, que las personas con una enfermedad de Parkinson más avanzada se exponen menos al sol debido a las limitaciones en su movilidad, y por tanto tienen unos niveles más bajos de vitamina D. El estudio tampoco preguntó a los pacientes si tomaban complementos de vitamina D. Aunque el estudio mostró una asociación entre los niveles de vitamina D y los problemas del pensamiento, no probó causalidad.

La vitamina D es absorbida por el cuerpo a partir de la luz del sol. También se halla en alimentos como el pescado graso y en los complementos.

Unos niveles bajos de vitamina D aumentan el riesgo de diabetes tipo 2, esclerosis múltiple, hipertensión, cáncer e infecciones, anotaron los autores del estudio en el comunicado de prensa.

La enfermedad de Parkinson afecta a alrededor de un millón de estadounidenses, y a cinco millones de personas en todo el mundo. Se anticipa que su prevalencia se duplique para 2030.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Journal of Parkinson's Disease, news release, Jan. 16, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Enfermedad de Parkinson
Vitamina D
Últimas noticias de salud
Página actualizada 24 enero 2014