Omita y vaya al Contenido

Los niños acosados durante las clases de gimnasia podrían dejar de hacer ejercicio

Un estudio halló una reducción en la actividad entre los estudiantes de todos los pesos después de recibir bromas sobre su capacidad física
(*estas noticias no estarán disponibles después del 04/27/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: lunes, 27 de enero, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

LUNES, 27 de enero de 2014 (HealthDay News) -- Los niños que son acosados durante la clase de gimnasia o mientras hacen otro tipo de ejercicios y deportes son menos propensos a ser físicamente activos, halla un estudio reciente.

Los investigadores observaron a estudiantes de quinto y sexto cursos en escuelas primarias de la parte oeste media de EE. UU. Los niños fueron encuestados a principios del estudio y una vez más un año más tarde.

Los niños con sobrepeso, los obesos y los de peso normal que dijeron que les habían acosado durante la actividad física tendían a hacer menos ejercicio un año después, según los hallazgos, que aparecen en la edición de enero y febrero de la revista Journal of Pediatric Psychology.

Varios estudios han vinculado el acoso con un nivel más bajo de ejercicio entre los niños con sobrepeso u obesos, pero los investigadores dijeron que les sorprendió hallar que lo mismo sucedía con los niños de peso normal.

"Nuestro hallazgo de que esto aplica también a los niños de peso normal fue novedoso", apuntó en un comunicado de prensa de la Universidad de Brigham Young el autor del estudio, Chad Jensen, profesor de psicología de la universidad.

El estudio también halló que los niños con sobrepeso a los que se les hacían bromas durante el ejercicio y el deporte tenían una peor calidad de vida relacionada con la salud y unas peores capacidades físicas, sociales y académicas.

"Si podemos ayudarles a tener una mejor percepción sobre sus habilidades físicas y sociales, entonces la actividad física y la calidad de vida relacionada con la salud podrían mejorar", planteó Jensen.

Anotó que la mayoría de las escuelas cuentan con programas contra el acoso, pero que estos hallazgos muestran que es importante tener políticas que disuadan específicamente del acoso basado en las capacidades físicas de un niño.

"Esperamos que nuestro estudio aumente la concienciación de que los educadores deben pensar en la prevención del acoso durante la educación física y el juego libre [recreo], cuando quizá los niños sean disuadidos de ser físicamente activos al sufrir bromas", añadió Jensen.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Brigham Young University, news release, Jan. 16, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Ejercicio para niños
Intimidación
Salud escolar
Últimas noticias de salud
Página actualizada 28 enero 2014