Omita y vaya al Contenido

La educación sobre las ETS debe comenzar mucho antes de que los niños tengan relaciones sexuales

La crianza, los amigos y la escuela influyen sobre las probabilidades de contraer ETS, señala un estudio
(*estas noticias no estarán disponibles después del 05/18/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: lunes, 17 de febrero, 2014
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 17 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Tener una vida hogareña estable en la niñez, unos buenos amigos y el éxito escolar reducen las probabilidades de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) en la adultez temprana, según un estudio reciente.

Los investigadores de la Universidad de Washington dijeron que los hallazgos muestran que los esfuerzos por prevenir las infecciones con ETS deben comenzar años antes de que la mayoría de personas jóvenes comiencen a tener relaciones sexuales.

"El hecho de que los niños realicen conductas sexuales de riesgo no ocurre en el vacío. Se trata de oportunidades ambientales que tienen que ser creadas", apuntó en un comunicado de prensa de la universidad la autora líder del estudio, Marina Epstein. "Vigile a su hijo más en general, asegúrese de que participen en la escuela y de que tengan amigos que no se metan en problemas".

Los investigadores analizaron datos de casi 2,000 participantes del área de Seattle en dos estudios del desarrollo juvenil que comenzaron a mediados de los 80 y principios de los 90. A los 24 años, los participantes habían tenido, en promedio, ocho parejas sexuales. Alrededor de una quinta parte dijeron que les habían diagnosticado una ETS, como el herpes, la clamidia, la gonorrea, la sífilis o el VIH/SIDA, según el estudio, que aparece en una edición en línea reciente de la revista Journal of Adolescent Health.

Alrededor de una tercera parte de los que iniciaron la actividad sexual antes de los 15 años tenían una ETS, frente al 16 por ciento de los que comenzaron a tener relaciones sexuales más tarde. Tener más parejas sexuales y tener relaciones sexuales tras beber alcohol o usar drogas también se vinculó con unas mayores probabilidades de sufrir de ETS.

Los investigadores también examinaron datos recolectados cuando los participantes tenían de 10 a 14 años de edad, y hallaron que los que vivían en hogares con reglas, disciplina y recompensas eran menos propensos a tener relaciones sexuales a una edad temprana, al igual que aquellos a los que les gustaba la escuela, sus maestros y el trabajo escolar.

Tener amigos en la niñez que estaban en bandas o que se metían en problemas con los maestros o la policía aumentaba las probabilidades de que los niños comenzaran a tener relaciones sexuales a una edad temprana.

Se gastan millones de dólares diciéndoles a los adolescentes que deben esperar hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales, pero los adolescentes tienen sexo de cualquier forma, apuntó Epstein, que trabaja en el grupo de investigación sobre desarrollo social de la universidad. "Sería mejor gastar ese dinero preparándoles para que tomen unas decisiones saludables y responsables", planteó.

"Ya tenemos programas buenos que han resultado efectivos para mejorar las relaciones entre padres e hijos e intervenir a los niños en riesgo", dijo Epstein. "Debemos usar el dinero para la prevención en programas que sabemos que funcionan y que muestren efectos sobre una variedad de conductas, lo que incluye las prácticas sexuales arriesgadas".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: University of Washington, news release, Feb. 11, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Enfermedades de transmisión sexual
Últimas noticias de salud
Página actualizada 18 febrero 2014