Omita y vaya al Contenido

No encuentran ningún vínculo entre jugar al fútbol americano cuando hace calor y el riesgo de conmoción cerebral

Pero es posible que la deshidratación pudiera ser un factor, sugieren los autores de un estudio de 5 años con deportistas de la NCAA
(*estas noticias no estarán disponibles después del 07/27/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: lunes, 28 de abril, 2014
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 28 de abril de 2014 (HealthDay News) -- La deshidratación podría aumentar el riesgo de conmoción cerebral de los jugadores, pero no se ha aclarado si esto también ocurre al jugar cuando hace calor, según un estudio reciente.

Los investigadores indicaron que perder solamente un 2 por ciento del volumen total de agua (lo que resulta fácil cuando se hace ejercicio durante periodos largos cuando hace calor) reduce la cantidad de líquido cefalorraquídeo. Este líquido actúa como cojín que protege al cerebro de cualquier golpe de la parte interior del cráneo en caso de recibir un golpe en la cabeza.

Para realizar el estudio, que será presentado el lunes en la reunión de Biología Experimental en San Diego, los autores se preguntaron si jugar al fútbol cuando hace calor o humedad resultaría en una "tormenta perfecta" de factores de riego que aumentan las probabilidades de sufrir una conmoción cerebral.

Analizaron los datos de 420 conmociones cerebrales sufridas por jugadores de fútbol americano de la NCAA en partidos disputados al aire libre entre 2008 y 2012. También examinaron la temperatura, la humedad y la velocidad del viento que hubo en esos partidos, según un comunicado de prensa de la reunión.

Los investigadores plantearon la teoría de que, en caso de que hubiera un vínculo entre la temperatura y el riesgo de conmoción cerebral, hallarían un aumento de los casos de conmociones en los partidos cuando el tiempo es caluroso y húmedo. Pero dado que el fútbol americano se juega sobre todo en otoño, se jugaron muy pocos partidos con este tipo de condiciones climáticas.

"Además, el alto nivel de la competición probablemente aseguraba que los deportistas estuvieran bien preparados para los partidos en todas las condiciones. Al final, las tasas generales de conmociones fueron consistentes con respecto a todas las temperaturas en que se jugaron los partidos, pero podría seguir existiendo un vínculo entre la deshidratación y la tasa de conmociones", afirmaron el investigador J. Craig Harwood y sus colaboradores de la Universidad de Windsor.

Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Federation of American Societies for Experimental Biology, news release, April 28, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Conmoción cerebral
Problemas y lesiones causados por los deportes
Últimas noticias de salud
Página actualizada 29 abril 2014