Omita y vaya al Contenido

Las lámparas de secado de los salones de uñas conllevan solo un pequeño riesgo de cáncer

Un estudio de varias lámparas en 16 salones sugiere un potencial carcinógeno bajo
(*estas noticias no estarán disponibles después del 07/29/2014)

E.J. Mundell
Traducido del inglés: miércoles, 30 de abril, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MIÉRCOLES, 30 de abril de 2014 (HealthDay News) -- Una manicura típica de salón conlleva secarse las uñas recién pintadas bajo una lámpara que emite rayos ultravioleta A (UVA), un espectro de luz que hace mucho que se ha vinculado con los cánceres de piel.

Pero un estudio reciente sugiere que la visita promedio al salón de uñas conlleva poco potencial carcinógeno.

"Tomando en cuenta la baja exposición a la energía UVA en la visita promedio de manicura, se requerirían visitas múltiples para alcanzar el umbral de daño potencial en el ADN" que podría fomentar el cáncer, escribió un equipo que reporta sus hallazgos en la edición del 30 de abril de la revista JAMA Dermatology.

En el estudio, investigadores liderados por la Dra. Lyndsay Shipp, del departamento de dermatología de la Universidad Regents de Georgia, en Augusta, afirman que los estudios anteriores sobre el uso de las lámparas para secar el esmalte de uñas que emiten UV no tenían suficiente rigor para llegar a ninguna conclusión fiable.

En su estudio, el equipo de Shipp usó medidores de alta tecnología para medir las exposiciones a la luz UVA de las manos en varias posturas bajo 17 tipos distintos de lámparas de secado. Los investigadores realizaron el estudio en 16 salones de uñas.

En primer lugar, comentaron, hubo "diferencias notables" en la cantidad de luz UVA emitida por los distintos dispositivos, y la cantidad de exposición en las manos también varió dependiendo del posicionamiento del dispositivo.

En general, una sola sesión de secado de esmalte de uñas bajo una de las lámparas no expondría a una persona a una cantidad potencialmente cancerígena de luz UVA, apuntó el equipo de Shipp, e "incluso con exposiciones numerosas, el riesgo de carcinogénesis sigue siendo bajo".

Aún así, concurren con los autores de estudios anteriores en que hay que tomar medidas de precaución, que incluyan el uso de filtros solares en las manos o guantes protectores contra los UVA para limitar tanto el riesgo de cáncer como el envejecimiento prematuro de la piel.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: JAMA Dermatology, online, April 30

HealthDay
Más noticias de salud en:
Cáncer de piel
Envejecimiento de la piel
Últimas noticias de salud
Página actualizada 1 mayo 2014