Omita y vaya al Contenido

La radiación podría ser equivalente a la cirugía para los ganglios linfáticos cancerosos, con una recuperación más fácil

Un estudio de pacientes de cáncer de mama halló menos complicaciones con el tratamiento no quirúrgico
(*estas noticias no estarán disponibles después del 07/30/2014)

Traducido del inglés: jueves, 1 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MIÉRCOLES, 30 de abril de 2014 (HealthDay News) -- La radioterapia podría superar a la cirugía para el tratamiento de los ganglios linfáticos afectados en algunas pacientes de cáncer de mama, ya que resulta en menos problemas postquirúrgicos, según un estudio reciente.

Los investigadores compararon ambos métodos de tratamiento en términos de la supervivencia y las complicaciones.

Ambos métodos ofrecieron unos resultados generales excelentes, señaló la autora del estudio, la Dra. Mila Donker, investigadora del Instituto Oncológico de los Países Bajos y del Hospital Antoni van Leeuwenhoek, en Ámsterdam. "Con un seguimiento medio de 6.1 años, no se observaron diferencias en la supervivencia", comentó.

Los estudios anteriores tampoco hallaron diferencias en la supervivencia entre las mujeres que recibían los dos tratamientos distintos, anotó.

Pero halló que las tratadas con radiación en este estudio eran mucho menos propensas a sufrir complicaciones.

Donker presentó los hallazgos el miércoles en la reunión anual de la Sociedad Americana de Cirujanos del Seno (American Society of Breast Surgeons), en Las Vegas. Los estudios presentados en reuniones médicas por lo general se consideran como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Para el nuevo estudio, Donker evaluó datos de un ensayo internacional de mayor tamaño. Ese estudio, llevado a cabo en varios centros, asignó al azar a pacientes de cáncer de mama que tenían un ganglio centinela positivo (en que se encontró cáncer) a recibir uno de los dos tratamientos. Las pacientes se sometieron a la extirpación quirúrgica del ganglio, conocida como "disección de ganglios linfáticos axilares", o a la radioterapia, llamada "radioterapia axilar".

El ganglio centinela es el ganglio linfático al que las células cancerosas tienen más probabilidades de propagarse, y puede haber más de uno.

El ensayo de mayor tamaño inscribió a casi 5,000 pacientes entre 2001 y 2010. En este nuevo análisis, Donker se enfocó en 820 pacientes. De esas, 406 recibieron radiación, 387 cirugía y 27 ambos tratamientos.

En el 23 por ciento del grupo de cirugía ocurrieron complicaciones quirúrgicas, como infección o sangrado, frente al 9 por ciento del grupo de radiación.

Donker también observó cuántas pacientes contrajeron linfedema, la dolorosa inflamación del tejido que puede ocurrir tras los tratamientos en las axilas. Al año, el linfedema ocurrió en el 15 por ciento de las que recibieron radiación, en el 25 por ciento de las que se sometieron a cirugía y en el 59 por ciento de las que recibieron ambos tratamientos.

Las más propensas a tener linfedema al año fueron las que se sometieron a cirugía, las que tenían un índice de masa corporal de más de 25 (que se considera sobrepeso), las que aún no habían pasado por la menopausia y aquellas cuyo tratamiento fue en su lado dominante (dependiendo de si eran diestras o zurdas).

Otras investigaciones recientes sugieren que la radioterapia es beneficiosa para las pacientes de cáncer de mama que solo tienen unos pocos ganglios afectados, igual que se sabe que lo es para las que tienen cuatro o más ganglios positivos.

Los hallazgos del estudio de Donker se hacen eco de algunas investigaciones previas, pero también ofrecen nueva información, aseguró la Dra. Laura Kruper. Kruper es directora del Centro de Salud de las Mujeres Cooper Finkel, y codirectora del programa de oncología del seno del Centro Oncológico City of Hope en Duarte, California. Kruper revisó los hallazgos.

Afirmó que es algo sorprendente que la radiación resultara en menos linfedema, pero que no es sorprendente que ambas cosas aumentaran las probabilidades de la complicación.

Aunque otros estudios también han hallado que tener sobrepeso se vincula con un mayor riesgo de linfedema, Kruper dijo que el hallazgo de que las mujeres que aún no han pasado por la menopausia están en mayor riesgo es nuevo.

El nuevo estudio deja algunas preguntas sin respuesta, planteó, como el efecto de la radiación axilar sobre los resultados de la reconstrucción de los senos.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Mila Donker, M.D., researcher, Netherlands Cancer Institute and Antoni van Leeuwenhoek Hospital, Amsterdam; Laura Kruper, M.D., director, Cooper Finkel Women's Health Center and co-director, breast oncology program, City of Hope Comprehensive Cancer Center, Duarte, Calif; April 30, 2014, presentation, American Society of Breast Surgeons annual meeting, Las Vegas

HealthDay
Más noticias de salud en:
Cáncer de seno
Últimas noticias de salud
Página actualizada 2 mayo 2014