Omita y vaya al Contenido

Muchos padres no siguen las prácticas de sueño seguro para los bebés

Alrededor de un tercio no ponen a los bebés a dormir de espalda, aunque se sabe que eso ayuda a prevenir el SMSL
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/04/2014)

Randy Dotinga
Traducido del inglés: martes, 6 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Tema relacionado en MedlinePlus

SÁBADO, 3 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- En algunas parte de EE. UU., hasta a la mitad de los bebés no los ponen a dormir de espaldas, halla una investigación reciente, aunque eso reduciría el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

En general, dos tercios de los bebés nacidos a término duermen de espaldas, y la tasa es más baja para los bebés nacidos de forma prematura, hallaron los investigadores que observaron datos sobre casi 400,000 bebés.

"Dado que la posición supina [de espaldas] para dormir reduce significativamente el riesgo de SMSL, es preocupante que solo dos tercios de los bebés nacidos a término en EE. UU. se coloquen de espaldas para dormir", señaló la autora del estudio, la Dra. Sunah Hwang, en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

"Es más preocupante que el hecho de atenerse a la postura segura para dormir es incluso menos habitual en los bebés prematuros, que están en mayor riesgo de SMSL que los bebés nacidos a término", añadió Hwang, neonatóloga del Hospital Pediátrico de Boston y del Hospital de South Shore, y profesora de pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

El SMSL es responsable de más muertes entre los bebés de entre un mes y un año de edad que todas las demás causas, y acabó con la vida de más de 2,000 bebés en 2010, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Aunque aún no se conoce la causa exacta del SMSL, sabemos que las prácticas seguras de sueño, como dormir de espaldas, reducen el riesgo de muerte infantil en el primer año de vida", enfatizó Hwang. "La campaña Back-to-Sleep (algo así como "dormir de espaldas") redujo la tasa de SMSL en un 50 por ciento en los 90. Esa tasa no se ha movido desde 2001".

Los investigadores llegaron a sus conclusiones tras analizar los resultados de una encuesta realizada a madres de recién nacidos en 36 estados. Alabama tuvo la tasa más baja de bebés que dormían de espaldas, con un 50 por ciento. Wisconsin tuvo la más alta, con un 81 por ciento.

Un segundo estudio, liderado por la Dra. Eva Colson, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, halló que alrededor de una cuarta parte de las madres hispanas y negras realizan prácticas que los pediatras consideran peligrosas para los bebés. Específicamente, el 28 por ciento de las madres hispanas comparten camas con sus bebés, y el 22 por ciento de las madres negras ponen a sus bebés a dormir sobre el estómago.

Los hallazgos del estudio provienen de una encuesta de 1,030 madres de Estados Unidos.

Las proporciones de madres que compartían camas con sus bebés fueron del 18 por ciento entre los negros y del 14 por ciento entre las blancas. El 10 por ciento de las blancas y el 7 por ciento de las hispanas ponían a sus bebés a dormir sobre el estómago.

Los hallazgos se presentaron el sábado en la reunión anual de las Sociedades Académicas de Pediatría (Pediatric Academic Societies), en Vancouver.

Debido a que estos estudios se presentaron en una reunión médica, los datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: American Academy of Pediatrics, news releases, May 3, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Síndrome de muerte infantil súbita
Últimas noticias de salud
Página actualizada 7 mayo 2014