Omita y vaya al Contenido

La terapia farmacológica podría reducir las probabilidades de que los niños con TDAH fumen

Los niños con el trastorno normalmente cuentan con tasas de tabaquismo más altas, indican los expertos
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/11/2014)

Traducido del inglés: martes, 13 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 12 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Los niños que toman medicamentos para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), como Adderal, Ritalin y Vyvanse, son menos propensos a fumar, según un nuevo análisis.

Los niños con TDAH a los que se trató con estos medicamentos llamados estimulantes tenían aproximadamente la mitad de probabilidades de fumar que los niños con este trastorno a los que no se trató con estos medicamentos, descubrieron los investigadores.

"Hallamos una asociación entre recibir un tratamiento con medicamentos estimulantes y tener un riesgo menor de fumar en la adolescencia y la edad adulta", afirmó la investigadora del estudio, Erin Schoenfelder, psicóloga clínica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte.

El estudio, que fue financiado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de las Drogas de los EE. UU., aparece en línea el 12 de mayo y en la versión impresa de junio de la revista Pediatrics.

Alrededor del 11 por ciento de los niños estadounidenses de 4 a 17 años sufren de TDAH, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Los niños con TDAH pueden ser impulsivos, tienen problemas de concentración y podrían tener otros problemas conductuales. Aproximadamente entre el 70 y el 80 por ciento de los niños responden a los estimulantes, según los CDC. La terapia conductual también puede ser útil.

Hace mucho que los expertos saben que los niños con TDAH tienen un riesgo mayor de empezar a fumar cigarrillos. Los adolescentes con TDAH tienen de 2 a 3 veces más probabilidades de fumar cigarrillos que sus amigos que no han sido diagnosticados, según Schoenfelder, que citaba investigaciones anteriores.

Pero la investigación sobre los efectos de los estimulantes para el TDAH sobre el riesgo de fumar ha sido conflictiva.

En un intento por mejorar la respuesta a la pregunta de si estos medicamentos podrían ayudar a evitar que los niños fumen o no, los investigadores de la Duke reanalizaron los resultados de 14 estudios sobre el hecho de fumar cigarrillos y los tratamientos del TDAH. Los estudios incluían a más de 2,300 niños con TDAH. Aproximadamente 1,400 de los niños eran tratados con estimulantes, según el nuevo análisis.

Los estudios fueron publicados entre 1980 y 2013. El tiempo de seguimiento promedio fue de unos 7 años. Los investigadores compararon a los adolescentes que fueron tratados con estimulantes con los que no para ver qué grupo tenía más probabilidades de fumar.

En general, los que tomaban medicamentos tenían aproximadamente la mitad de probabilidades de fumar que los que no lo hacían, dijo Schoenfelder.

"Los que tomaron la medicación de manera consistente y durante un periodo de tiempo mayor tenían un riesgo de fumar incluso más bajo", añadió.

Los datos que analizó mostraron de manera apabullante que los medicamentos parecen reducir el riesgo de fumar, según Schoenfelder.

Como todos los medicamentos, los del TDAH tienen efectos secundarios. Este análisis mostró un "efecto ligero" sobre el crecimiento, señaló. Sin embargo, ese hallazgo debe sopesarse en relación con los muchos beneficios a largo plazo que tiene, explicó.

Schoenfelder indicó que los investigadores "no pueden afirmar, basándose en este estudio, que el tratamiento provocara que la tasa de fumadores fuera menor, pero sí encontramos una asociación".

Pero una asociación no prueba una relación de causalidad.

Una posible razón de que los medicamentos pudieran tener un efecto es que tanto la nicotina como los estimulantes usados para el tratamiento del TDAH operan en las mismas vías cerebrales. Ambos mejoran los mismos procesos que están afectados en el TDAH, según Schoenfelder.

"Los niños que tienen TDAH saben que algo no va del todo bien", dijo el Dr. Trevor Resnick, jefe del departamento de neurología del Hospital Pediátrico de Miami, que comentó el estudio.

"Intentan medicarse por su cuenta", explicó, y "los cigarrillos serían un ejemplo de tomar un medicamento por su cuenta". Como resultado, los niños con TDAH tienen un riesgo mucho más alto en general de fumar cigarrillos, marihuana o tomar drogas ilegales, indicó.

"Lo que muestra este estudio, parecido a las investigación previas, es que el tratamiento con éxito del TDAH con medicamentos estimulantes reduce el riesgo de que esos niños se mediquen por su propia cuenta", comentó Resnick.

Aunque los estimulantes tienen varios efectos secundarios posibles, dijo Resnick, "la mayoría de los niños pueden tolerar" la medicación.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Erin Schoenfelder, Ph.D., clinical psychologist, Duke University School of Medicine, Durham, N.C.; Trevor Resnick, M.D., chief of the department of neurology, Miami Children's Hospital; May 12, 2014, Pediatrics, online

HealthDay
Más noticias de salud en:
Fumar y los jóvenes
Medicamentos
Trastorno de déficit de atención e hiperactividad
Últimas noticias de salud
Página actualizada 14 mayo 2014