Omita y vaya al Contenido

Las personas con problemas de salud mental son más propensas a recurrir a los cigarrillos electrónicos, según un estudio

Una investigadora anota que fuman con más frecuencia, y que intentan dejar de fumar de esta forma
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/12/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: miércoles, 14 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MARTES, 13 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Las personas con trastornos de salud mental son más propensas a utilizar cigarrillos electrónicos, halla un estudio reciente.

Las personas con depresión, ansiedad y otras afecciones de salud mental son dos veces más propensas a haber probado los cigarrillos electrónicos, según el estudio. También tenían tres veces más probabilidades de ser usuarios actuales de cigarrillos electrónicos que las personas sin trastornos de salud mental.

Los usuarios de cigarrillos electrónicos con trastornos de salud mental tienden a usar los dispositivos eléctricos de administración de nicotina por el mismo motivo que los demás fumadores: para intentar dejar de fumar.

Las personas con trastornos psiquiátricos consumen aproximadamente del 30 al 50 por ciento de todos los cigarrillos electrónicos vendidos anualmente en Estados Unidos, anotaron los investigadores.

"En la guerra contra el tabaquismo, las personas con afecciones de salud mental han sido mayormente olvidadas", apuntó en un comunicado de prensa de la Universidad de California de San Diego la autora del estudio, Sharon Cummins, profesora asistente del departamento de medicina familiar y preventiva de la Facultad de Medicina de la universidad.

"Pero dado que son consumidores frecuentes de cigarrillos, son los que más tienen que ganar o perder con el fenómeno del cigarrillo electrónico. Qué dirección tome depende de qué regulaciones del producto entren en efecto y de si al final resulta que los cigarrillos electrónicos son útiles para ayudar a los fumadores a abandonar el hábito", añadió.

Los investigadores también descubrieron que los fumadores (independientemente del estado de su salud mental) son los principales usuarios de los cigarrillos electrónicos.

Más de 10,000 estadounidenses fueron encuestados por los autores del estudio, quienes hallaron que casi el 28 por ciento de los fumadores actuales dijeron que tenían afecciones de salud mental, en comparación con el 13 por ciento de los no fumadores.

Alrededor del 15 por ciento de las personas con trastornos de salud mental habían probado los cigarrillos electrónicos, y alrededor del 3 por ciento los usaban en la actualidad, en comparación con el 6.6 y alrededor del 1 por ciento, respectivamente, entre los que no sufrían de afecciones de salud mental.

Más del 60 por ciento de los fumadores con trastornos de salud mental dijeron que tenían probabilidades o muchas probabilidades de probar los cigarrillos electrónicos en el futuro, en comparación con alrededor del 45 por ciento de los fumadores sin afecciones de salud mental, según los hallazgos que aparecen en la edición en línea del 13 de mayo de la revista Tobacco Control.

Los investigadores anotaron que los cigarrillos electrónicos son controversiales, y que no se ha probado que ayuden a las personas a dejar de fumar cigarrillos de tabaco.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: University of California, San Diego, news release, May 13, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Fumar
Salud mental
Últimas noticias de salud
Página actualizada 15 mayo 2014