Omita y vaya al Contenido

Un nuevo medicamento podría ayudar a reducir el colesterol 'malo' más allá de las estatinas

Una terapia inyectable se muestra promisoria en un ensayo global, pero se necesitan más estudios, señalan los investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/12/2014)

Traducido del inglés: miércoles, 14 de mayo, 2014

Temas relacionados en MedlinePlus

MARTES, 13 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Un nuevo fármaco inyectable puede reducir incluso más el nivel de colesterol en las personas que toman estatinas, unos medicamentos para bajar el colesterol, según los resultados de un ensayo global.

Las personas que siguieron la nueva terapia junto con las estatinas disfrutaron de una reducción del 63 al 75 por ciento en sus niveles de colesterol LDL (el "malo"), además de la reducción provocada por las estatinas tradicionales, reportaron los investigadores. Los hallazgos aparecen en la edición del 14 de mayo del Journal of the American Medical Association.

"Este fármaco mejora la forma natural del cuerpo de reducir los niveles de LDL en el torrente sanguíneo", señaló la autora líder, la Dra. Jennifer Robinson, profesora de epidemiología y cardiología del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Iowa. "Nos permite tratar el colesterol realmente bien en personas con trastornos genéticos del colesterol, o en las personas que no pueden tomar niveles altos de estatinas".

El evolocumab es lo que se conoce como un "anticuerpo monoclonal humano" que, de forma indirecta, mejora la capacidad del cuerpo de eliminar el colesterol del torrente sanguíneo.

Unas células localizadas principalmente en el hígado contienen receptores que se dirigen al colesterol LDL y lo eliminan del torrente sanguíneo. Pero el hígado también produce una proteína reguladora llamada PCSK9 que se vincula a estos receptores y los descompone, dijo Robinson.

Los anticuerpos del evolocumab están diseñados para interceptar la PCSK9, evitando que la proteína descomponga los receptores de LDL de las células, lo que les permite permanecer en circulación más tiempo y eliminar el colesterol LDL, explicó.

En ensayo clínico en fase 3 fue financiado por el fabricante del fármaco, Amgen, y se llevó a cabo en 198 centros de 17 países. En el transcurso de 12 semanas, poco más de 2,000 personas que tomaban dosis moderadas de estatinas se asignaron al azar para que también tomaran evolocumab, otro fármaco reductor del colesterol llamado ezetimiba (Zetia), o un placebo inactivo.

En comparación con el placebo, el evolocumab administrado cada dos semanas redujo los niveles de colesterol LDL entre un 66 y un 75 por ciento adicional, y tomado mensualmente, redujo el nivel entre un 63 y un 75 por ciento. En comparación, la ezetimiba proveyó una reducción adicional del colesterol de hasta un 24 por ciento, hallaron los investigadores.

Según los hallazgos, el evolocumab tuvo eventos adversos y efectos secundarios comparables con los experimentados por las personas que tomaban estatinas o ezetimiba. "Debido a que es un anticuerpo muy específico, parece ser bien tolerado sin ninguna interacción farmacológica ni efectos secundarios", planteó Robinson.

El evolocumab será útil sobre todo para tratar a las personas con un trastorno genético que hace que tengan el colesterol alto, dijo Robinson. Alrededor de una de cada 500 personas sufren de ese trastorno, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

También podría ayudar a las personas con colesterol alto que no pueden tomar dosis altas de estatinas, añadió Robinson, y calculó que hasta el 10 por ciento de las personas con enfermedades cardiacas o diabetes no pueden tolerar la dosis recomendada de estatinas.

Pero una vocera de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) advirtió que el impacto del fármaco sobre el riesgo de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular aún no se ha evaluado.

La Dra. Mary Ann Bauman, quien también es directora médica de Salud de la Mujer y Relaciones Comunitarias de INTEGRIS Health en Oklahoma City, dijo que "creo que este estudio hizo lo que se suponía que debía hacer... mostrar que era seguro, razonablemente bien tolerado y que tenía un efecto sobre el colesterol LDL".

Pero añadió que "la verdadera pregunta será si reducir los niveles de colesterol con este medicamento hace una diferencia en los eventos cardiovasculares".

Se ha probado que las estatinas previenen los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares, pero Bauman anotó que los ensayos clínicos sobre la ezetimiba han arrojado resultados mezclados. El fármaco reduce el colesterol, pero no necesariamente previene los ataques cardiacos.

Robinson apuntó que se está llevando a cabo un estudio de seguimiento para evaluar los resultados y la seguridad a largo plazo del fármaco. Pero si obtiene la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., el medicamento será caro, anotó. Ya se usan fármacos de anticuerpos similares para tratar a los pacientes de artritis, y pueden costar a los pacientes miles de dólares al año.

"No será para todo el mundo, pero para ciertas personas será muy importante", como las que tienen trastornos genéticos del colesterol y las que no pueden tomar dosis altas de estatinas, añadió Robinson.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Jennifer Robinson, M.D., M.P.H., professor of epidemiology and cardiology, University of Iowa College of Public Health; Mary Ann Bauman, M.D., medical director, Women's Health and Community Relations, INTEGRIS Health Inc., Oklahoma City, and spokeswoman, American Heart Association; May 14, 2014, Journal of the American Medical Association

HealthDay
Más noticias de salud en:
Colesterol
Estatinas
Últimas noticias de salud
Página actualizada 15 mayo 2014