Omita y vaya al Contenido

El uso de fármacos recetados sigue en aumento en EE. UU.

Un informe de los CDC señala que los medicamentos más comunes son para la enfermedad cardiaca y el colesterol alto
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/13/2014)

Traducido del inglés: jueves, 15 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Tema relacionado en MedlinePlus

MIÉRCOLES, 14 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Los medicamentos recetados desempeñan un papel cada vez mayor en la vida de EE. UU., y casi la mitad de los estadounidenses toman uno o más medicamentos.

Entre los adultos, los fármacos recetados más comunes son para la enfermedad cardiovascular y el colesterol alto.

Esos son dos de varios hallazgos clave en el abarcador informe anual del gobierno federal sobre la salud del país, que fue publicado el miércoles.

La relación entre los estadounidenses y sus recetas es compleja, según el informe producido por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Por un lado, más personas que nunca están recibiendo tratamiento para afecciones crónicas como la diabetes, la hipertensión, los niveles elevados de colesterol y la depresión.

Pero médicos y farmaceutas también se enfrentan a las consecuencias accidentales del uso de fármacos, como el abuso de los narcóticos recetados y la llegada de los gérmenes resistentes a los antibióticos.

"¿No sucede lo mismo con todas las formas de tecnología médica?", planteó Julia Holmes, jefa de la rama de estudios analíticos del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC. "Resulta en un gran beneficio para las personas que están enfermas o discapacitadas, pero siempre existe el potencial de uso inadecuado".

El informe, llamado "Salud, Estados Unidos, 2013", halló que el porcentaje de estadounidenses que toman medicamentos recetados ha aumentado de forma dramática. En el periodo más reciente, de 2007 a 2010, alrededor del 48 por ciento de las personas dijeron que estaban tomando un medicamento recetado, en comparación con el 39 por ciento en 1988-1994.

El uso de fármacos recetados aumentó con la edad. Alrededor de uno de cada cuatro niños tomó uno o más fármacos recetados en el mes anterior, en comparación con nueve de cada 10 adultos a partir de los 65 años, según el estudio.

"En realidad no es una noticia sustancial. Hay una creciente cantidad de personas con enfermedades crónicas, y la herramienta principal de gestión disponible para afrontar la enfermedad crónica es la medicación", planteó William Lang, vicepresidente de políticas y defensoría de la Asociación Americana de Colegio de Farmacia (American Association of Colleges of Pharmacy).

Uno de cada diez estadounidenses afirma haber tomado cinco o más fármacos recetados en el mes anterior. Esto plantea preocupaciones sobre las interacciones farmacológicas potenciales, advirtió Anne Burns, vicepresidenta principal de asuntos profesionales de la Asociación Americana de Farmacéuticos (American Pharmacists Association).

"Sabemos que el número de eventos farmacológicos adversos que un paciente tiene probabilidades de experimentar aumenta junto con el número de medicamentos que toma", dijo Burns. "Hay de todo, desde interacciones potenciales entre dos medicamentos hasta problemas con el momento en que se toma una variedad de medicamentos durante el día".

Las personas que tomaron cinco o más fármacos en el mes anterior tendían a ser mayores. Apenas el 10.8 por ciento de las personas que tomaban varios medicamentos tenían entre 18 y 44, mientras que el 41.7 por ciento tenían entre 45 y 64, y el 47.5 por ciento tenían 65 o más años de edad.

Los medicamentos para controlar el colesterol, la hipertensión, la enfermedad cardiaca y la enfermedad renal son los fármacos de uso más común en los adultos, halló el informe de los CDC.

En particular, el uso de medicamentos para reducir el colesterol entre las personas de 18 a 64 años ha aumentado más de seis veces desde 1988-1994, debido en parte al aumento en el uso de estatinas. Además, casi el 18 por ciento de los adultos de 18 a 64 tomaron al menos un medicamento cardiovascular en el mes anterior.

El informe de los CDC anotó cierto avance en los esfuerzos por combatir el desarrollo de las bacterias resistentes a los antibióticos. Las recetas de antibióticos para los síntomas de resfriado durante las visitas médicas de rutina declinaron en un 39 por ciento entre 1995-1996 y 2009-2010.

Pero el informe también halló que las muertes por sobredosis con narcóticos recetados se habían triplicado. Los analgésicos tomados por personas a partir de los 15 años de edad provocaron 6.6 muertes por cada 100,000 personas en 2009-2010, en comparación con 1.9 muertes por cada 100,000 en 1999-2000.

El uso de antidepresivos se cuadruplicó entre los adultos, pero Holmes dice que esto no es necesariamente algo malo.

Buscar ayuda por un trastorno de salud mental ya no está tan estigmatizado como antes, anotó. Además, las compañías han introducido antidepresivos más efectivos, y los investigadores hallaron que los antidepresivos también se pueden usar para tratar los trastornos de pánico y ansiedad.

"Si los antidepresivos permiten a las personas funcionar del todo en sus roles sociales, se trata de algo bueno", aseguró Holmes.

Algo interesante es que aunque más personas toman medicamentos recetados, el crecimiento anual en el gasto en fármacos se ha reducido. Los CDC reportaron que el crecimiento en el gasto se ralentizó del 14.7 por ciento en 2001 al 2.9 por ciento en 2011.

Las patentes de muchos medicamentos populares se han vencido, incluyendo las estatinas para controlar el colesterol y otros medicamentos usados para tratar la hipertensión o la enfermedad cardiaca, apuntó Burns. Un mayor uso de las formas genéricas de estos fármacos ha ayudado a controlar el gasto en medicamentos.

Pero, anotó, varios medicamentos dirigidos para tratar afecciones como el cáncer y la artritis reumatoide están en proceso de desarrollo. Esos medicamentos son caros, y podrían aumentar el gasto en recetas en el futuro.

"Hay previsiones de que esos fármacos especializados conformarán una gran parte del gasto total en medicamentos recetados en el futuro", advirtió Burns.

En general, el nuevo informe debería proveer mucha información que digerir en los próximos meses a investigadores, profesionales de la salud, defensores y funcionarios públicos, afirmó Burns.

"Fue muy alentador ver los hechos que vemos de forma aislada consolidados y resaltados en un lugar", dijo. "Creo que esto será un recurso muy útil, y un estímulo para continuar con el uso adecuado de los fármacos recetados".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Julia Holmes, Ph.D., chief, analytic studies branch, U.S. Centers for Disease Control and Prevention's National Center for Health Statistics; William Lang, vice president of policy and advocacy, the American Association of Colleges of Pharmacy, Alexandria, Va.; Anne Burns, senior vice president for professional affairs, the American Pharmacists Association, Washington, D.C.; May 14, 2014 report, "Health, United States, 2013," U.S. Centers for Disease Control and Prevention

HealthDay
Más noticias de salud en:
Medicamentos
Últimas noticias de salud
Página actualizada 16 mayo 2014