Omita y vaya al Contenido

Aumentar el número de pruebas de detección descubriría más cánceres de pulmón, señala un estudio

Pero los escáneres y la atención de seguimiento resultarían costosos
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/13/2014)

Traducido del inglés: jueves, 15 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MIÉRCOLES, 14 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Unas nuevas directrices de detección para el cáncer de pulmón podría salvar decenas de miles de vidas, pero las TC que esto conlleva resultarían costosas, halló un estudio reciente.

Las proyecciones muestran que implementar las directrices detectaría casi 55,000 casos más de cáncer de pulmón durante un periodo de cinco años, la mayoría de los cuales serían cánceres en etapa temprana potencialmente curables.

Pero el costo para Medicare por las pruebas de detección del cáncer de pulmón y el tratamiento subsiguiente sería de 9.3 mil millones de dólares durante cinco años, lo que equivale a un aumento de 3 dólares al mes en la prima de todos los miembros de Medicare.

"Si las pruebas de detección están cubiertas, es importante que Medicare y los sistemas de atención médica planifiquen para un aumento en la demanda de imágenes de TC y tratamientos en etapa temprana, por ejemplo, la cirugía torácica y la radioterapia", señaló el investigador líder del estudio, Joshua Roth. Roth es miembro postdoctoral de investigación del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle.

"Además, Medicare debe planificar un mayor gasto en el proceso de presupuesto", añadió Roth.

Estos hallazgos encienden el debate sobre el valor de usar TC de dosis baja para detectar el cáncer de pulmón en los fumadores. El estudio fue publicado el miércoles como adelanto a la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO), que comienza el 30 de mayo en Chicago. Será presentado formalmente en la reunión el 2 de junio.

Hace dos semanas, un panel asesor de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) de EE. UU. desaconsejó que Medicare asumiera el costo de las TC de baja dosis anuales para detectar el cáncer de pulmón en los fumadores actuales y ex fumadores mayores.

"En realidad hubo miembros que dijeron que el dinero sería mejor invertido y se tendría un impacto sobre más vidas si se gastara en la cesación y la prevención del tabaquismo", comentó el Dr. Otis Brawley, director médico de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

La decisión del panel de los CMS contradice el juicio del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU., que recomendó en 2013 las pruebas de detección del cáncer de pulmón con TC para un segmento muy específico de fumadores. El grupo de trabajo recomendó TC anuales de baja dosis para los fumadores y ex fumadores de 55 a 79 años de edad con antecedentes de tabaquismo de al menos 30 paquetes años y que habían fumado su último cigarrillo en algún momento en los 15 años anteriores. Los paquetes años se determinan al multiplicar el número de paquetes que se fuman a diario por el número de años que una persona ha fumado.

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en Estados Unidos, generalmente porque se ha propagado a otros órganos en el cuerpo para cuando se detecta, apuntó Roth.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. basó su recomendación principalmente en los hallazgos del Ensayo nacional de pruebas de detección del cáncer de pulmón, que demostró una reducción del 20 por ciento en las muertes por cáncer de pulmón mediante las pruebas de detección con TC en lugar de radiografía. Las pruebas de detección con TC (tomografía computarizada) son un procedimiento de imágenes que usa un equipo especial de rayos X para crear una serie de fotografías, o escáneres, detalladas de áreas del interior del cuerpo, según el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

"Esto es inusual, ya que tenemos un ensayo muy claro que muestra que las pruebas de detección salvan vidas, y todos estamos de acuerdo con eso", enfatizó Brawley. "Esto ilustra un problema en la medicina estadounidense, en que en algún momento tendremos que darnos cuenta de que los costos médicos están en aumento, y entenderlo".

El nuevo estudio muestra que el programa de detección detectará el cáncer de pulmón en una etapa más temprana, apuntó Roth, pero eso conlleva un costo.

Los investigadores basaron su modelo en la recomendación del grupo de trabajo, y asumieron que a alrededor de uno de cada cinco pacientes de alto riesgo se le ofrecería la prueba de detección del cáncer de pulmón.

Usaron datos históricos del lanzamiento inicial de la mamografía para evaluar tres escenarios posibles distintos: un escenario más probable en que el 50 por ciento de los pacientes a quienes se ofreciera una prueba de detección del cáncer de pulmón se someterían al procedimiento cada año, un escenario de utilización baja con un 25 por ciento de los pacientes, y un escenario de utilización alta con un 75 por ciento de los pacientes.

En el escenario de uso más probable, la prueba de detección resultaría en 11.2 millones más de TC de baja dosis y en 54,900 más cánceres detectados en cinco años, en comparación con no hacer la prueba. La proporción de diagnósticos en etapa temprana aumentaría del 15 al 33 por ciento.

Pero esto cuesta. El gasto total a cinco años para Medicare por las imágenes de TC de dosis baja, el análisis diagnóstico y la atención del cáncer sería de 9.3 mil millones de dólares, o alrededor de 3 dólares al mes por cada miembro de Medicare.

Esos costos equivalen a 5.6 mil millones de dólares más por las imágenes, 1.1 mil millones de dólares más por los diagnósticos, y 2.6 mil millones de dólares más en la atención del cáncer, señalaron los autores del estudio.

En los escenarios de utilización baja y alta, el gasto total a cinco años de Medicare sería de 5.9 y 12.7 mil millones de dólares, o un aumento de 1.90 y 4.10 dólares en la prima mensual por cada miembro de Medicare, respectivamente.

Brawley dijo que los legisladores tienen la obligación de sopesar preguntas como si el dinero gastado en las pruebas de detección del cáncer de pulmón estaría mejor invertido en la cesación del tabaquismo, que prevendría el cáncer de pulmón del todo.

"Personalmente, tengo un problema con esa afirmación, porque da por perdidas a las personas de 50 a 69 años que están en riesgo de cáncer de pulmón", lamentó Brawley. "No tengo las respuestas".

El Dr. Harvey Pass, jefe de oncología torácica en el Centro Oncológico Perlmutter del Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York, dijo que los nuevos hallazgos proveen un argumento potente para que Medicare cubra el costo de las pruebas de detección del cáncer de pulmón.

"En EE. UU., los precios de un cartón de cigarrillos es de entre 30 y 70 dólares para los de marca", dijo Pass. "Por el costo de un cartón de cigarrillos, un individuo podría costearse la prima mensual, según este estudio, para que Medicare cubra el gasto añadido por las pruebas de detección del cáncer de pulmón".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Joshua Roth, Ph.D., M.H.A., postdoctoral research fellow, Fred Hutchinson Cancer Research Center, Seattle; Otis Brawley, M.D., F.A.C.P., chief medical officer, American Cancer Society; Harvey Pass, M.D., chief of thoracic oncology, Perlmutter Cancer Center of NYU Langone Medical Center, New York City; presentation, American Society of Clinical Oncology annual meeting, June 2, 2014, Chicago

HealthDay
Más noticias de salud en:
Cáncer de pulmón
Últimas noticias de salud
Página actualizada 16 mayo 2014