Omita y vaya al Contenido

Un análisis de sangre podría detectar el cáncer de páncreas de forma precoz

Otras investigaciones anotan avances en el tratamiento de esta enfermedad, que resulta particularmente letal
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/18/2014)

Traducido del inglés: martes, 20 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MARTES, 20 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Unos investigadores informan que un nuevo análisis de sangre podría ayudar a los médicos a hallar el cáncer de páncreas en una etapa más temprana, lo que podría mejorar las probabilidades de supervivencia del paciente.

Un conjunto de cuatro marcadores en la sangre identificaron los casos de cáncer de páncreas nueve de cada diez veces, diferenciando los tumores de otras enfermedades, como la pancreatitis crónica o los quistes de páncreas.

El análisis sanguíneo resultará particularmente útil para descartar los casos sospechados de cáncer de páncreas, evitando que esos pacientes se sometan a procedimientos de detección extremadamente invasivos, apuntó el autor del estudio, el Dr. Ayumu Taguchi, profesor asistente del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, en Houston.

El cáncer de páncreas es difícil de detectar temprano porque no provoca síntomas de inmediato, y cuando los síntomas aparecen, con frecuencia son poco claros y leves.

Otros equipos también están trabajando arduamente en nuevos tratamientos que podrían mejorar las probabilidades de supervivencia de las personas diagnosticadas con cáncer de páncreas, según dos estudios más que también fueron presentados el lunes en una conferencia especial sobre el cáncer de páncreas de la Asociación Americana para la Investigación sobre el Cáncer (American Association for Cancer Research, AACR), en Nueva Orleáns.

Un estudio con ratones identificó una proteína que parece evitar que las células inmunitarias ataquen a los tumores de páncreas. Al bloquear la proteína, los médicos esperan mejorar la capacidad del sistema inmunitario de dirigirse y destruir el cáncer.

El segundo estudio halló que unos anticuerpos radioactivos que matan al cáncer pueden hacer que las tasas de supervivencia sean más del doble si los pacientes reciben tratamientos repetidos en combinación con un fármaco que potencia los efectos de la radiación.

En el estudio del análisis de sangre, los médicos comenzaron con un biomarcador conocido del cáncer de páncreas, llamado CA 19-9. Entonces, evaluaron otros 20 biomarcadores potenciales, usando muestras de sangre de pacientes de cáncer de páncreas, personas sanas y pacientes de pancreatitis crónica.

Una vez redujeron los biomarcadores potenciales a un panel de cuatro, los evaluaron nuevamente con muestras de sangre de dos conjuntos independientes de personas adicionales.

El análisis de sangre rindió mejor que una prueba que dependía exclusivamente del CA 19-9, hallaron los investigadores. Descartó con precisión los casos que no eran cáncer entre el 91 y el 94 por ciento de las veces, mientras que el CA 19-9 solo pudo descartar esos casos en apenas del 76 al 78 por ciento de las veces.

Aunque esta prueba resultará útil para ayudar a discernir los casos sospechados de cáncer, no es probable que se convierta en una herramienta utilizada para detectar con regularidad el cáncer de páncreas en el paciente promedio, apuntó el Dr. Andrew Lowy, copresidente de la conferencia especial de la AACR y jefe de oncología quirúrgica de la Universidad de California, en San Diego.

"Sería muy poco probable que una prueba que se pueda desarrollar se utilice como herramienta de detección masiva, porque la incidencia del cáncer de páncreas no es suficientemente alta. Una prueba tendría que ser casi perfecta, de otra forma habría demasiados resultados falsos positivos", comentó Lowy. "Es mucho más probable que una prueba como esta se aplique a poblaciones con un riesgo alto, que están cada vez mejor definidas mediante estudios genéticos".

Taguchi planifica evaluar más este panel usándolo en números más altos de muestras de sangre. Dijo que la investigación también sigue sobre otros biomarcadores potenciales que podrían mejorar la detección del cáncer de páncreas.

Los dos estudios sobre tratamientos tenían que ver con usar parte de la respuesta inmunitaria del organismo para dirigirse al cáncer de páncreas.

En el primer estudio, los médicos identificaron una proteína llamada CD47 que parece enmascarar a las células del cáncer de páncreas, evitando que el sistema inmunitario las detecte.

"La CD47 es una proteína de la superficie celular ampliamente expresada que funciona como una señal de 'no me comas'", explicó el investigador líder, el Dr. Geoffrey Krampitz, candidato doctoral del laboratorio del Dr. Irving Weissman, director del Instituto de Biología de las Células Madre y Medicina Regenerativa de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford y del Centro Ludwig para la Investigación de las Células Madre del Cáncer de la Stanford.

En pruebas con ratones, los médicos hallaron que podían provocar una regresión dramática del tumor al bloquear la función de la CD47, lo que permite a las células inmunitarias detectar y atacar al cáncer, reportó Krampitz. Aunque los hallazgos de ensayos con animales no siempre se sostienen en los estudios con humanos, los investigadores dijeron que esperan poder iniciar ensayos clínicos en un futuro no muy distante.

El segundo estudio tuvo que ver con el uso de anticuerpos para llevar una fuente de radiación directamente a las células de cáncer, matándolas de forma más dirigida que mediante la terapia convencional de rayos de radiación.

Investigadores del Instituto de Enfermedades Digestivas del Centro Médico Virginia Mason hallaron que unos anticuerpos diseñados para llevar radiación al cáncer funcionaban particularmente bien cuando se combinaban con la gemcitabina, un fármaco que aumenta los efectos de la radioterapia.

La terapia combinada mejoró las tasas de supervivencia en alrededor del 40 por ciento en los pacientes que recibieron tanto los anticuerpos como la gemcitabina. Además, las personas sobrevivieron más del doble de tiempo si recibían la terapia combinada, en comparación con las que solo recibieron los anticuerpos.

Se está realizando un ensayo más grande para confirmar estos resultados, señalaron los investigadores.

Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Ayumu Taguchi, M.D., assistant professor, MD Anderson Cancer Center, University of Texas, Houston; Andrew Lowy, M.D., chief, surgical oncology, University of California-San Diego; Geoffrey Krampitz, M.D., doctoral candidate, laboratory of Dr. Irving Weissman, director, Institute for Stem Cell Biology and Regenerative Medicine, Stanford University School of Medicine and the Ludwig Center for Cancer Stem Cell Research at Stanford; May 19, 2014, presentations, American Association of Cancer Research special conference on pancreatic cancer, New Orleans

HealthDay
Más noticias de salud en:
Cáncer de páncreas
Pruebas de laboratorio
Últimas noticias de salud
Página actualizada 21 mayo 2014