Omita y vaya al Contenido

Relacionan el asma de los niños con la contaminación atmosférica en el segundo trimestre, según un estudio

Una investigación preliminar descubre que el momento de la exposición es un elemento importante
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/18/2014)

Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: martes, 20 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 19 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Los bebés de mujeres expuestas a la contaminación atmosférica con partículas finas durante el segundo trimestre de embarazo podrían tener un riesgo mayor de contraer asma en la niñez temprana, según un nuevo estudio.

La contaminación atmosférica con partículas finas, que pueden inhalarse profundamente, se relaciona con los mayores riesgos para la salud, advirtieron los investigadores. Estas partículas pueden encontrarse en el humo y en la neblina.

"Sabemos que la exposición de las madres a la contaminación atmosférica durante el embarazo puede afectar al desarrollo de los pulmones de los bebés y llevar a los subsiguientes trastornos respiratorios, incluyendo el asma, aunque se sabe poco sobre si es importante tener en cuenta el momento de la exposición", afirmó la autora principal del estudio, Yueh-Hsiu Mathilda Chiu, del departamento de pediatría de la Facultad de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"En nuestro estudio, evaluamos si una mayor exposición a la contaminación atmosférica particulada en momentos más específicos durante el embarazo estaban relacionados de manera particular con un riesgo mayor de asma en los niños urbanos", dijo Chiu en un comunicado de prensa de la Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society).

Los investigadores dieron seguimiento a más de 400 niños hasta los 7 años de edad y a sus madres. La exposición diaria a la contaminación atmosférica del tráfico, las centrales eléctricas y otras fuentes durante el periodo prenatal se estimó en función del lugar donde vivían las madres.

El estudio, presentado el lunes en la reunión anual de la Sociedad Torácica Americana en San Diego, reveló que la exposición a niveles más altos de partículas finas durante el segundo trimestre del embarazo tuvo la asociación más fuerte con una mayor prevalencia de asma. Esto fue particularmente cierto para los niños de madres que no eran obesas, hallaron los investigadores.

"Es posible que el efecto de la obesidad materna, otro factor de riesgo conocido del inicio de asma en la niñez, podría ser tan fuerte que resultaría difícil determinar los efectos adicionales de la contaminación atmosférica en los niños de madres obesas en este ambiente", escribieron los investigadores.

La Dra. Rosalind Wright, la investigadora principal del estudio, afirmó que es importante "continuar mejorando la calidad del aire y minimizar el tiempo de exposición de las mujeres embarazadas a lo largo de todo el embarazo por una serie de razones de salud. [Pero] detectar cuál es el periodo gestacional durante el que la contaminación atmosférica tiene los efectos más grandes sobre el desarrollo de los pulmones podría sumarse a nuestra comprensión de los mecanismos subyacentes a esta relación", dijo en el comunicado de prensa.

Los datos y conclusiones presentados en reuniones normalmente son considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: American Thoracic Society, news release, May 19, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Asma en niños
Salud y desarrollo fetal
Últimas noticias de salud
Página actualizada 21 mayo 2014