Omita y vaya al Contenido

Una comida más barata podría estar fomentando la epidemia de obesidad de EE. UU.

Los estadounidenses gastan apenas una décima parte de la renta disponible en comida, un mínimo histórico, halla un estudio
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/21/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: viernes, 23 de mayo, 2014

Tema relacionado en MedlinePlus

JUEVES, 22 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- La comida más barata podría ser una causa importante de la epidemia de obesidad en Estados Unidos, según un estudio reciente.

El estudio también halló que es una epidemia que afecta a todos los estadounidenses, no solo a ciertos grupos.

"La comida no solo ha bajado de precio, sino que es más fácil de adquirir y preparar", aseguró en un comunicado de prensa de la RAND Roland Sturm, autor líder del informe y economista principal de la organización de investigación sin fines de lucro.

"No se trata solo de que quizá estemos comiendo más comida rica en calorías, sino que estamos comiendo más de todos los tipos de comida", señaló.

Sturm redactó la nueva revisión de datos junto con Ruopeng An, de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Escribieron que "los estadounidenses están gastando una porción más baja de sus ingresos (o la cantidad correspondiente de esfuerzo) en la comida que ninguna otra sociedad en la historia o en ninguna otra parte del mundo, y reciben una mayor cantidad a cambio".

En los años 30, los estadounidenses gastaban una cuarta parte de su renta disponible en la comida. Eso se redujo a una quinta parte en los años 50, y actualmente es de menos de una décima parte de la renta disponible, anotaron los investigadores.

Algunas ideas comunes sobre las causas de la obesidad parecen ponerse en duda ante la nueva investigación. Incluyen teorías como que los estadounidenses están engordando porque obtener frutas y verduras frescas les resulta más difícil, que las tasas de ejercicio están decayendo, y que muchos estadounidenses carecen del tiempo para hacer ejercicio y comer mejor.

Pero la revisión de la RAND halló que las crecientes tasas de obesidad de EE. UU. coincidían con un aumento en la disponibilidad de frutas y verduras, además de un aumento en el número de personas que hacen ejercicio y que tienen más tiempo libre.

Entonces, ¿por qué siguen engordando tantos estadounidenses? El hecho de que los estadounidenses tengan la comida más barata disponible en la historia probablemente sea el motivo, apuntaron los investigadores.

Se han sugerido muchos factores como motivos del aumento constante en las tasas de obesidad en las últimas décadas, conduciendo a la situación actual, en que dos de cada tres estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos. Esos factores incluyen los productos de refrigerios y la comida rápida, unas porciones de gran tamaño, las máquinas expendedoras, el aumento en el uso de coches y pasar demasiado tiempo frente a la televisión y a la computadora.

Pero la comida barata tiene el vínculo más firme con la obesidad, según los autores del estudio, que aparece en la edición en línea del 22 de mayo de la revista CA: A Cancer Journal for Clinicians.

La revisión de la RAND también halló que la obesidad es una creciente amenaza para los estadounidenses de todas partes, independientemente de dónde viven o a qué grupo social pertenecen.

Los hallazgos sugieren que enfocarse en reducir la ingesta calórica, sobre todo a partir de bebidas endulzadas con azúcar y los refrigerios salados, podría ser una mejor forma de reducir las tasas de obesidad que los intentos por lograr que los estadounidenses coman más frutas y verduras y hagan más ejercicio, según los autores del estudio.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: RAND Corp, news release, May 22, 2014; American Cancer Society, news release, May 22, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Obesidad
Últimas noticias de salud
Página actualizada 27 mayo 2014