Omita y vaya al Contenido

Una ingesta constante de proteína es clave para la fuerza muscular, afirma un estudio

Muchos estadounidenses consumen muy poca a principios del día
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/21/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: viernes, 23 de mayo, 2014

Tema relacionado en MedlinePlus

JUEVES, 22 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Hay que consumir unas cantidades adecuadas de proteína con cada comida del día para mantener los músculos en las mejores condiciones, muestra un estudio reciente.

Pero muchos estadounidenses consumen cantidades inconsistentes de proteína, con muy poca en el desayuno y el almuerzo y demasiada en la cena, según los investigadores de la Rama de Medicina de la Universidad de Texas, en Galveston.

El estudio incluyó a adultos sanos que comieron dietas similares que distribuían un total de 90 gramos de proteína ingeridas de forma distinta durante el día. Una dieta proveyó 30 gramos de proteína en cada comida, mientras que la otra proveía 10 gramos en el desayuno, 15 gramos en el almuerzo y 65 gramos en la cena. La principal fuente de proteína en ambas dietas fue carne de res magra.

90 gramos de proteína es la ingesta diaria promedio de los estadounidenses. La cantidad diaria recomendada es de alrededor de 60 gramos.

La síntesis de proteína en los músculos fue un 25 por ciento más elevada entre los participantes que consumieron la dieta con la proteína distribuida de forma equitativa, en comparación con los que comieron la dieta con la mayor variación en la ingesta de proteína, según el estudio, que aparece en la edición en línea del 20 de mayo de la revista Journal of Nutrition.

"Usualmente, comemos poca proteína en el desayuno, un poco más en el almuerzo y una gran cantidad en la cena. ¿Cuándo fue la última vez que solo comió 4 onzas (113 gramos) de algo cuando cenó en un restaurante?", planteó en un comunicado de prensa de la universidad el líder del estudio Doug Paddon-Jones, experto en metabolismo muscular.

"Entonces, no estamos ingiriendo suficiente proteína para un aumento y una reparación suficientes de los músculos durante el día, y de noche con frecuencia ingerimos más de la que podemos usar. Corremos el riesgo de que ese exceso se oxide y termine como glucosa o grasa", explicó.

Muchos estadounidenses se beneficiarían de distribuir equitativamente su consumo diario de proteína, aseguraron los investigadores.

"No hay que comer cantidades masivas de proteína para maximizar la síntesis muscular, solo hay que tener un poco más de cuidado sobre cómo se distribuye", aconsejó Paddon-Jones.

"Para el desayuno, considere reemplazar algunos carbohidratos, sobre todo los azúcares simples, con proteína de alta calidad", planteó Paddon-Jones. "Incluya un huevo, un vaso de leche, yogurt o añada un puñado de frutos secos para acercarse a los 30 gramos de proteína. Haga algo parecido para ingerir 30 en el almuerzo, y entonces modere la cantidad de proteína en la cena. Hágalo, y es probable que durante el día pase mucho más tiempo sintetizando proteína muscular".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: University of Texas Medical Branch at Galveston, news release, May 20, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Proteínas en la dieta
Últimas noticias de salud
Página actualizada 27 mayo 2014