Omita y vaya al Contenido

La deficiencia de yodo es común en el embarazo, advierten unos pediatras

Las comidas procesadas privan a las mujeres de sal yodada; recomiendan complementos
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/24/2014)

Traducido del inglés: lunes, 26 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 26 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Muchas mujeres embarazadas y que están lactando presentan deficiencias de yodo, y deben tomar un complemento diario que contenga yodo, según un importante grupo de pediatras.

El yodo, que por lo general se obtiene a partir de la sal yodada, produce la hormona tiroidea, un componente esencial para el desarrollo normal del bebé en desarrollo.

Pero a medida que el consumo de alimentos procesados ha aumentado, lo mismo ha sucedido con la deficiencia de yodo, porque la sal de la comida procesada no está yodada, según una declaración de política de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

"Esta es la primera vez que la Academia Americana de Pediatría ha publicado una declaración sobre el yodo", señaló el Dr. Jerome Paulson, director médico de asuntos nacionales y globales del Sistema Nacional de Salud Pediátrica, y presidente del Consejo de Salud Ambiental de la academia.

Alrededor de una tercera parte de las mujeres de EE. UU. tienen una deficiencia de yodo, según la información de respaldo del artículo, publicado en línea el 26 de mayo y en la edición impresa de junio de la revista Pediatrics.

Actualmente, apenas alrededor del 15 por ciento de las mujeres embarazadas y que dan el seno toman complementos que contienen yodo, apuntaron lolas investigadores. El complemento de yodo viene en forma de yoduro de potasio o de yoduro de sodio, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

La deficiencia grave de yodo se asocia con problemas en el desarrollo físico y mental, e incluso una deficiencia marginal de yodo puede reducir el funcionamiento del cerebro, advirtió el informe.

Las mujeres embarazadas y que amamantan deben tomar un complemento de yodo que contenga al menos 150 microgramos de yodo, y usar sal de mesa yodada, recomendó la academia. La ingesta combinada de la comida y los complementos debe de ser de 290 a 1,100 microgramos al día. El yoduro de potasio es la forma preferida, dijeron los médicos.

Además de fomentar el desarrollo del cerebro, el yodo también parece ayudar a proteger a los bebés de ciertos daños ambientales.

La declaración de política incluye una recomendación de proteger a los recién nacidos del agua de pozo que contenga nitratos excesivos y del humo del cigarrillo, ya que ambas cosas pueden ser nocivas para la tiroides.

No está claro por qué tan pocas mujeres toman complementos de yodo, comentó Paulson. "Quizá la mayoría de personas no se dan cuenta de la importancia de que haya una cantidad adecuada yodo en la dieta para el desarrollo fetal normal, y quizá las mujeres con niveles marginales no tienen una indicación del estado de sus niveles de yodo", planteó. La deficiencia de yodo no tiene síntomas.

Las mujeres que están pensando en quedar embarazadas pueden preguntar a su médico sobre los complementos de yodo, dijo Paulson. Según el informe, una mujer que sea vegana o que no coma pescado o lácteos (dos fuentes de yodo en la dieta) puede preguntar sobre hacerse un análisis de orina para detectar la deficiencia de yodo.

La academia advirtió que las etiquetas de los complementos pueden resultar engañosas, y por tanto dice que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. debe garantizar que los fabricantes de vitaminas prenatales utilicen solo yoduro de potasio y que corrijan las etiquetas incoherentes de forma que las mujeres comprendan lo que están comprando.

En general, las mujeres no piensan sobre la deficiencia de yodo, concurrió Erin Corrigan, gerente de nutrición clínica del Hospital Pediátrico de Miami, quien no participó en el estudio. "No creo que encabece la lista de nutrientes de las mujeres", dijo Corrigan. "Estamos pendientes del ácido fólico, el calcio y la vitamina D".

A sus pacientes les dice que se aseguren de que sus vitaminas prenatales contengan suficiente yodo y que las sigan tomando mientras dan el seno.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Erin Corrigan, R.D., clinical nutrition manager, Miami Children's Hospital; Jerome Paulson, M.D., chair, Academy of Pediatrics' Council on Environmental Health, and professor of environmental and occupational health, George Washington University School of Public Health, Washington, D.C., and medical director, National and Global Affairs, Children's National Health System, Washington, D.C.; May 26, 2014, Pediatrics, online

HealthDay
Más noticias de salud en:
Cuidado prenatal
Minerales en la dieta
Nutrición durante el embarazo
Últimas noticias de salud
Página actualizada 28 mayo 2014