Omita y vaya al Contenido

Los ingresos podrían influir sobre el riesgo de ciertos cánceres

Las enfermedades relacionadas con el estilo de vida, como el cáncer de pulmón, son mucho más comunes entre los pobres, halla unos investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/26/2014)

Traducido del inglés: miércoles, 28 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MARTES, 27 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Algunos cánceres están relacionados con la pobreza en Estados Unidos, mientras que otros son más comunes entre los ricos, informan unos investigadores.

En las áreas más pobres del país, la incidencia de cáncer es en general más baja que en las regiones más ricas, pero las muertes por cáncer son más numerosas, señalaron los autores del estudio.

"El estatus socioeconómico no es algo que aparece en el expediente médico, así que en realidad no forma parte de las estadísticas nacionales del cáncer, y esto ha sesgado nuestras creencias sobre el riesgo de cáncer", comentó el coautor del estudio, Kevin Henry, profesor asistente de epidemiología de la Escuela de Salud Pública Rutgers en Nueva Jersey.

Un mayor acceso a las pruebas de detección entre los ricos, y unas conductas de riesgo más comunes entre los pobres (como fumar) podrían ayudar a explicar las disparidades, plantearon los expertos.

El sarcoma de Kaposi (un cáncer de la piel común entre los pacientes de SIDA) y los cánceres de la laringe, el cuello del útero, el pene y el hígado ocurren con más frecuencia en los barrios más pobres, hallaron los investigadores.

Las áreas más pobres también tenían unas tasas más altas de cánceres relacionados con la bebida, con fumar y con el uso de drogas inyectables. Se consideran factores de riesgo modificables del cáncer.

Dado que las tasas de tabaquismo son más altas en las áreas más pobres, lo mismo sucede con la incidencia de los cánceres relacionados con fumar, advirtió el Dr. Ahmedin Jemal, vicepresidente de investigación sobre la vigilancia de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

Los cánceres vinculados con las enfermedades de transmisión sexual y una mala dieta también son más comunes en los vecindarios más pobres.

En las áreas más ricas, el cáncer de la tiroides y de los testículos, el melanoma y otros cánceres de la piel fueron más comunes, según el informe, que aparece en la edición en línea del 27 de mayo de la revista Cancer.

Para el estudio, los investigadores usaron la tasa de pobreza de los vecindarios de los pacientes, según la información del Censo de EE. UU., como medida del estatus socioeconómico en 16 estados y en el condado de Los Ángeles.

"Teníamos datos de casi tres millones de diagnósticos de cáncer en un área que cubría el 42 por ciento de la población de EE. UU.", comentó Henry. "Esto nos permitió observar algunos cánceres raros que se estudian con menos frecuencia. En general, la amplitud y la profundidad de nuestro análisis no tienen precedente".

Aunque los investigadores hallaron una asociación floja entre la pobreza y los cánceres en general, para 32 de los 39 cánceres hubo un vínculo significativo con el estatus socioeconómico. 14 cánceres eran más comunes en las áreas pobres, y 18 menos comunes.

"Las tasas de cánceres asociados con el diagnóstico excesivo, o sea los cánceres detectados debido al uso de tecnología médica que de otra forma no se habrían identificado, tendían a aumentar junto con la riqueza", señaló la coautora del estudio, Recinda Sherman, gerente de programa de uso de datos e investigación de la Asociación Norteamericana de Registros Centrales de Cáncer (North American Association of Central Cancer Registries).

Al contrario, los cánceres más comunes en las áreas pobres con frecuencia son resultado de una falta de acceso a las pruebas de detección del cáncer, señaló Jemal, de la sociedad del cáncer. El cáncer cervical es un ejemplo, anotó.

Otro ejemplo es el sarcoma de Kaposi. "El sarcoma de Kaposi es un cáncer relacionado con el VIH, y los pacientes de VIH tienden a ser más pobres", comentó.

Los diagnósticos de cáncer de mama y de próstata son más comunes en las áreas más ricas debido a un mayor acceso a pruebas de detección, como las mamografías, dijo Jemal.

Las pruebas de detección identifican a esos cánceres antes, cuando se pueden tratar. Esto ayuda a explicar por qué los pobres son diagnosticados con frecuencia de cáncer avanzado y son más propensos a morir de esos cánceres, lamentó Jemal.

Jemal añadió que esas diferencias se pueden reducir solo al dirigirse a los vecindarios pobres con mensajes sobre un estilo de vida saludable. Esto conlleva enfatizar la importancia de una buena nutrición, de la actividad física, de mantener un peso normal y de no fumar, enumeró.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Kevin Henry, Ph.D., assistant professor, Rutgers School of Public Health, department of epidemiology, Rutgers Cancer Institute of New Jersey; Recinda Sherman, Ph.D., program manager, data use and research, North American Association of Central Cancer Registries; Ahmedin Jemal, Ph.D., D.V.M., vice-president, surveillance research, American Cancer Society; May 27, 2014, Cancer, online

HealthDay
Más noticias de salud en:
Cáncer
Disparidades en la atención de la salud
Últimas noticias de salud
Página actualizada 29 mayo 2014