Omita y vaya al Contenido

Un antidepresivo alivia los síntomas relacionados con la menopausia, según un estudio

El Effexor fue casi tan bueno como la terapia de estrógeno para reducir los sofocos y los sudores nocturnos, informan unos investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/27/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: jueves, 29 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MIÉRCOLES, 28 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- El antidepresivo venlafaxina es casi tan efectivo como la terapia de estrógeno para reducir los sofocos y los sudores nocturnos relacionados con la menopausia, según un nuevo estudio.

La terapia de estrógeno se considera el tratamiento "estándar por excelencia" para los sofocos y los sudores nocturnos, pero se usa con la dosis más baja que sea posible debido a los riesgos potenciales asociados con el tratamiento, según los investigadores. Estos riesgos incluyen los coágulos sanguíneos y un aumento del riesgo de algunos cánceres.

"Nuestros nuevos hallazgos aportan datos fundamentales para que los médicos y las mujeres tomen decisiones sobre el tratamiento de los sofocos y los sudores nocturnos. Nuestros datos muestran que los tratamientos farmacológicos iniciales hormonales y no hormonales se toleran bien y son efectivos para aliviar los síntomas", afirmó la autora del estudio, la Dra. Hadine Joffe, directora del Programa de investigación sobre las hormonas y el envejecimiento de las mujeres del Hospital Brigham and Women's de Boston, en un comunicado de prensa del hospital.

"Los sofocos y los sudores nocturnos... afectan hasta el 80 por ciento de las mujeres en la mediana edad y son los principales síntomas relacionados con la menopausia que llevan a las mujeres menopáusicas a buscar atención médica", dijo Joffe.

El estudio contó con casi 350 mujeres que estaban entrando en la menopausia o habían pasado por la menopausia. Todas las mujeres tenían sofocos y sudores nocturnos. Se asignaron aleatoriamente a que tomaran una dosis oral baja del estrógeno estradiol, una dosis baja de clorhidrato de venlafaxina de liberación prolongada, o un placebo inactivo.

Después de 8 semanas, los sofocos y los sudores nocturnos se redujeron en casi un 53 por ciento en las mujeres que siguieron la terapia de estrógeno. En las mujeres que tomaron la venlafaxina, dichos síntomas se redujeron en casi un 48 por ciento. Casi el 29 por ciento de las que tomaron el placebo también experimentaron una mejora de sus síntomas.

En comparación con el placebo, la terapia de estrógeno redujo el número de sofocos o sudores nocturnos en un promedio de 2.3 por día. La venlafaxina redujo la cantidad de estos síntomas en 1.8 por día, según el estudio publicado en línea el 26 de mayo en la revista JAMA Internal Medicine.

El estudio, financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de los EE. UU., es el primero que compara la terapia de estrógeno y un tratamiento no hormonal, y muestra que la venlafaxina ofrece una alternativa efectiva a la terapia hormonal.

Pero una experta abogó por más investigación sobre el hallazgo.

"Tal y como se esperaba, el estudio muestra que el estradiol es lo que más alivia, aunque la venlafaxina, un tratamiento no hormonal para los sofocos, también fue beneficiosa", dijo la Dra. Nieca Goldberg, directora del Centro de Salud de las Mujeres Joan H. Tisch del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York. "Aunque sea un estudio pequeño, vale la pena hacer estudios de mayor tamaño".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Nieca Goldberg, director, Joan H. Tisch Center for Women's Health, NYU Langone Medical Center, New York City; Brigham and Women's Hospital, news release, May 26, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Menopausia
Salud de las mujeres
Últimas noticias de salud
Página actualizada 30 mayo 2014