Omita y vaya al Contenido

La FDA ordena unas nuevas etiquetas de advertencia para las camas de bronceado

Todas las lámparas solares deben advertir contra el uso en las personas menores de 18 años, señala la agencia
(*estas noticias no estarán disponibles después del 08/28/2014)

Traducido del inglés: viernes, 30 de mayo, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

JUEVES, 29 de mayo de 2014 (HealthDay News) -- Justo a tiempo para el verano, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. anunció el jueves que las camas y las cámaras de bronceado deben ahora contar con una advertencia visible que declare explícitamente que los dispositivos no deben ser utilizados por personas menores de 18 años.

"Hay unas evidencias en aumento que muestran que el bronceado bajo techo en la niñez y en la adultez temprana aumenta más el riesgo de melanoma más adelante en la vida debido a una mayor exposición durante el transcurso de la vida", señaló en una conferencia de prensa en que se anunciaba la orden Nancy Stade, subdirectora de políticas del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA.

Pero la orden no prohíbe del todo el uso de las camas de bronceado en los adolescentes. "Refleja una declaración muy firme por parte de la FDA de que no se deben usar en individuos menores de 18 años", dijo Stade.

Los CDC calculan que alrededor del 13 por ciento de todos los estudiantes de secundaria han utilizado el bronceado bajo techo, señaló Stade. Las chicas adolescentes son más propensas a usar los dispositivos, y el 32 por ciento de todas las chicas de décimo segundo curso reportaron que habían usado una cama de bronceado.

LA FDA también requerirá que los fabricantes adviertan en sus anuncios y materiales de mercadeo que éstos y otros dispositivos de bronceado ponen a los usuarios en un mayor riesgo de cáncer de piel, señaló la agencia en un comunicado de prensa.

La orden de la FDA sobre el tema también reclasificó a las lámparas solares y a las lámparas de UV de dispositivos de bajo riesgo a riesgo intermedio.

"La FDA ha dado hoy un paso importante para abordar el riesgo para la salud pública planteado por los productos con lámparas solares", aseguró en el comunicado de prensa de la agencia el Dr. Jeffrey Shuren, director del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA. "La exposición repetida a la radiación UV de los productos con lámparas solares plantea un riesgo de cáncer de piel para todos los usuarios, pero el mayor riesgo de cáncer de piel es en personas jóvenes menores de 18 años y en personas con antecedentes familiares de cáncer de piel".

Las camas de bronceado y las lámparas solares emiten rayos UV que se han vinculado con el cáncer de piel, las quemaduras, el envejecimiento prematuro de la piel y el daño ocular, advirtió la FDA.

Las personas que se han expuesto a la radiación UV por el bronceado bajo techo tienen un riesgo un 59 por ciento más alto de melanoma, el tipo más letal de cáncer de piel, según la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology).

"El riesgo aumenta con cada uso, lo que presenta un grave problema de salud pública para los niños menores de 18 años", señaló Stade.

Según la FDA, una de las advertencias obligatorias dirá: "Las personas expuestas de manera repetida a la radiación UV deben hacerse evaluaciones regulares para el cáncer de piel".

Un experto en cáncer de piel alabó la medida de la FDA.

"En retrospectiva todo se ve claro, pero lo que necesitamos es previsión, algo que la mayoría de adolescentes no tienen respecto a su piel", comentó el Dr. Joshua Zeichner, director de investigación cosmética y clínica del departamento de dermatología del Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Respaldo esta legislación ya que ayudará a proteger la salud de los jóvenes, muchos de los cuales se sienten invencibles, pero que en realidad están en el mayor riesgo, porque no protegen su piel de forma adecuada de los efectos nocivos de la luz UV", apuntó.

Según la nueva regla, los fabricantes tendrán ahora que solicitar la aprobación de la FDA antes de mercadear dispositivos de bronceado bajo techo, que hasta ahora estaban exentos de la revisión previa al mercadeo. Tendrán que demostrar que los dispositivos cumplen con los estándares básicos de rendimiento y de diseño de producto.

La orden final de la FDA que reclasifica las camas de bronceado y las lámparas solares sigue las recomendaciones de un panel de expertos externos que se reunió en marzo de 2010. El panel evaluó los riesgos de los productos con lámparas solares, y recomendó que la FDA aumentara la regulación de dichos dispositivos. Ciertos miembros del panel recomendaron que los niños y los adolescentes no utilizaran los productos.

La agencia publicó una orden propuesta para los dispositivos de bronceado bajo techo en mayo de 2013, y recibió comentarios de la industria, de grupos de pacientes y de sociedades profesionales antes de emitir su orden final un año más tarde.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Joshua Zeichner, M.D, director of cosmetic and clinical research, Department of Dermatology, The Mount Sinai Hospital, New York City; U.S. Food and Drug Administration, news release, May 29, 2014, and press briefing, May 29, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Exposición al sol
Salud de los adolescentes
Últimas noticias de salud
Página actualizada 2 junio 2014