Omita y vaya al Contenido

Un estudio vincula la marihuana con dormir mal

Es posible que el insomnio lleve a algunas personas a consumir marihuana, afirman los autores del estudio
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/03/2014)

Traducido del inglés: jueves, 5 de junio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MIÉRCOLES, 4 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Las personas que consumen marihuana podrían tener dificultades para conciliar el sueño y para seguir durmiendo, y podrían sentirse somnolientas durante el día, sugiere una nueva investigación.

Y las personas adultas que empezaron a consumir la droga antes de los 15 años de edad parecían tener el doble de probabilidades de tener problemas para conciliar el sueño, de no sentir que habían descansado después de dormir y de sentirse cansadas durante el día, según los investigadores de la Universidad de Pensilvania.

Es posible que las personas que sufren de insomnio acudan a la marihuana como medio para que les ayude a dormir, dijo el investigador principal del estudio, Michael Grandner, instructor de psiquiatría en la universidad.

"El tipo de persona que reporta del consumo de marihuana en los Estados Unidos también es más propensa a ser el tipo de persona que tiene problemas para dormir", indicó. "No significa que una cosa cause la otra".

Es más probable que las personas con problemas de sueño y estrés empiecen a consumir marihuana como manera de medicarse por su cuenta, dijo Grandner. "Pero hay pocas evidencias, más allá de las anécdotas, que sugieran que esto realmente arregle el problema a largo plazo", dijo.

Antes de recurrir a la marihuana para acabar con el insomnio, Grandner sugiere que se prueben tratamientos que realmente funcionan.

"Por ejemplo, el tratamiento para el insomnio mejor estudiado realmente no implica que se tomen medicamentos y funciona bien: se llama terapia cognitivo-conductual del insomnio y funciona esencialmente al reprogramar el cerebro para que duerma", señaló.

Dado que el estudio descubrió que los que empezaron a consumir marihuana en un momento anterior de su vida tenían más probabilidades de tener problemas de sueño, podría ser importante ayudar a los adolescentes a encontrar maneras más sanas y más efectivas de afrontar el estrés, sugirió Grandner.

El estudio no demostró que la marihuana lleve a sufrir problemas de sueño, sino solo a que hay una asociación entre ambos. Los hallazgos serán presentados este miércoles en la reunión anual de las Sociedades Profesionales del Sueño Asociadas (Associated Professional Sleep Societies), en Minneapolis.

Para realizar el estudio, el equipo de Grandner recolectó datos sobre más de 1,800 adultos que participaron en la Encuesta nacional de salud y nutrición de 2007 a 2008. Los participantes reportaron con qué frecuencia habían consumido marihuana en el último mes y a qué edad empezaron a consumirla. También reportaron si tenían algún problema para dormir. Los investigadores definieron los problemas de sueño graves como tener dificultades para dormir al menos 15 días al mes.

El vínculo más fuerte entre el consumo de marihuana y los problemas de sueño se encontró en los adultos que empezaron a consumir la droga antes de los 15 años de edad. Tenían el doble de probabilidades de sufrir problemas graves para conciliar el sueño, indicaron los autores del estudio.

El debate sobre la marihuana ha ido calentándose a medida que ha sido legalizada en dos estados y aprobada para su uso médico en otros.

El autor principal del estudio, Jilesh Chheda, asistente de investigación en la división de trastornos del estado de ánimo y de ansiedad de la Universidad de Pensilvania, afirmó en el comunicado de prensa de las sociedades del sueño que "el consumo de marihuana es común; aproximadamente la mitad de las personas adultas han reportado que la han consumido en algún momento de su vida. Conforme se legaliza en muchos estados, será importante comprender el impacto del consumo de marihuana en la salud pública, ya que su impacto en el sueño en el 'mundo real' no se conoce bien".

El gobierno federal considera a la marihuana como una "sustancia de clasificación 1" que no tiene usos médicos y tiene un riesgo alto de abuso, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas.

Dos estados, Colorado y Washington, han legalizado la marihuana para el uso recreativo en adultos, y en 21 estados se permite su uso para ciertas afecciones médicas, como el cáncer y el glaucoma.

Paul Armentano, subdirector de NORML, un grupo que apoya la legalización de la marihuana, afirmó que la "asociación reportada en este estudio sobre los antecedentes de consumo de cannabis [marihuana] y las dificultades graves para conciliar el sueño es relativamente menor y es cuestionable si tiene alguna relevancia en el mundo real".

"La criminalización actual de la marihuana es una respuesta desproporcionada a lo que, en el peor de los casos, es un problema médico, no un problema para la justicia criminal", añadió.

La mejor manera de manejar las preocupaciones sobre la salud con respecto a la marihuana, sobre todo su uso o su abuso potencial por parte de los jóvenes, es con la regulación, la educación pública y las restricciones por la edad, y "no la criminalización y la estigmatización", dijo Armentano.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Michael Grandner, Ph.D., instructor in psychiatry, University of Pennsylvania, Philadelphia; Paul Armentano, deputy director, NORML, Washington, D.C.; June 4, 2014, presentation, Associated Professional Sleep Societies meeting, Minneapolis

HealthDay
Más noticias de salud en:
Marihuana
Problemas del sueño
Últimas noticias de salud
Página actualizada 6 junio 2014