Omita y vaya al Contenido

Relacionan un intervalo corto entre un parto y el siguiente embarazo con los partos prematuros

Los investigadores recomiendan que se eduque a las mujeres sobre la necesidad de que pase el tiempo adecuado entre dos embarazos
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/04/2014)

Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: viernes, 6 de junio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

JUEVES, 5 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Las mujeres que esperan menos de 18 meses después de tener un hijo para volver a quedar embarazadas tienen más probabilidades de tener un embarazo más corto y dar a luz de forma prematura, según un nuevo estudio estadounidense.

Los autores del estudio recomiendan que se eduque a las mujeres sobre la importancia del intervalo entre un parto y el siguiente embarazo para ayudar a reducir las tasas de partos prematuros y los problemas de salud asociados con ellos.

"Este estudio tiene el impacto clínico potencial para reducir la tasa general de partos prematuros en todo el mundo si se asesora a las mujeres sobre la importancia de que el intervalo entre un parto y el siguiente embarazo sea el adecuado, sobre todo si se centra en las mujeres que se sabe que tienen un riesgo alto de dar a luz de forma prematura", dijo la coautora del estudio, Emily DeFranco, profesora asistente de medicina materno-fetal en la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati.

Para realizar el estudio, los investigadores examinaron los expedientes del Departamento de Salud de Ohio de casi 455,000 partos para ver cómo el intervalo entre un parto y el siguiente embarazo (la cantidad de tiempo que pasa entre dar a luz y volver a quedar embarazada) afectaba a la duración del embarazo.

Las mujeres del estudio quedaron embarazadas dos o más veces en seis años. Las que tuvieron un periodo de tiempo corto entre un parto y el siguiente embarazo se dividieron en dos grupos: las que esperaron menos de 12 meses antes de quedar embarazadas de nuevo y las que esperaron entre 12 y 18 meses. Luego se comparó a estas mujeres con las que esperaron 18 meses o más para volver a quedar embarazadas.

El estudio halló que las mujeres que esperaron menos tiempo para volver a quedar embarazadas tenían más probabilidades de dar a luz antes de alcanzar las 39 semanas de gestación que las mujeres que esperaron más tiempo. En general, las mujeres que esperaron al menos 18 meses para volver a quedar embarazadas tenían las tasas más bajas de parto prematuro.

Un poco más del 53 por ciento de las mujeres que volvieron a quedar embarazadas menos de 12 meses después dieron a luz antes de las 39 semanas de gestación. Estas mujeres también tenían más del doble de probabilidades de dar a luz antes de las 37 semanas de gestación que las que esperaron 18 meses o más para volver a quedar embarazadas.

Los autores del estudio dijeron que también descubrieron que las mujeres negras tenían intervalos más cortos entre un parto y el siguiente embarazo de manera más frecuente que las demás mujeres. Los partos prematuros también eran comunes entre las mujeres negras que esperaron menos de 12 meses para volver a quedar embarazadas. Sin embargo, en general, las mujeres negras tenían tasas más altas de partos prematuros, incluso cuando pasaban 18 meses o más entre un parto y el siguiente embarazo. Los investigadores concluyeron que la raza de una mujer podría ser un predictor del parto prematuro, independientemente del intervalo entre el parto y el siguiente embarazo.

El estudio aparece en la edición del 4 de junio de la revista BJOG: An International Journal of Obstetrics and Gynecology.

"Sabemos que un intervalo inadecuado entre el parto y el siguiente embarazo se asocia con más resultados adversos en el embarazo, como, por ejemplo, el parto prematuro, en muchos países como los EE. UU.", comentó en un comunicado de prensa de la revista John Thorp, subdirector de edición de la revista BJOG. "Este estudio basado en una población de gran tamaño da más fuerza a esta cuestión y pone un mayor énfasis en la importancia en que haya un intervalo óptimo entre un parto y el siguiente embarazo, de 18 meses o más, sobre todo para las mujeres con factores de riesgo adicionales de parto prematuro".

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., el parto prematuro (antes de las 37 semanas de gestación) afecta a casi 500,000 bebés cada año. Eso es uno de cada ocho bebés nacidos en los Estados Unidos. Algunos problemas a los que podría enfrentarse un bebé por nacer demasiado temprano son: dificultades respiratorias y alimentarias, parálisis cerebral, retrasos en el desarrollo y problemas auditivos y visuales.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: BJOG: An International Journal of Obstetrics and Gynaecology, news release, June 4, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Disparidades en la atención de la salud
Embarazo
Problemas durante el parto
Últimas noticias de salud
Página actualizada 9 junio 2014