Omita y vaya al Contenido

Una vacuna combinada aumenta el riesgo de convulsiones por fiebre en los niños, según un estudio

Es más seguro administrar las vacunas SPR y contra la varicela por separado en la primera dosis, apuntan los investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/08/2014)

Traducido del inglés: martes, 10 de junio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

LUNES, 9 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Los niños pequeños que reciben una vacuna más reciente que combate cuatro infecciones con una sola inyección experimentan un aumento ligero en el riesgo de convulsiones inducidas por la fiebre, confirma un nuevo estudio de gran tamaño.

El problema es una vacuna que se dirige al sarampión, la papera, la rubeola y la varicela con una sola inyección, en lugar de administrar las vacunas SPR y contra la varicela tradicionales por separado.

En teoría, una inyección suena mejor que dos. Pero en el nuevo estudio, los niños de un año que recibieron Priorix-Tetra (la vacuna SPRV usada en Canadá) tenían el doble de probabilidades de contraer convulsiones relacionadas con la fiebre que los niños que recibieron vacunas SPR y contra la varicela por separado.

Los hallazgos concuerdan con un estudio de 2010 sobre la vacuna SPRV usada en Estados Unidos, conocida como ProQuad.

En EE. UU., los padres ahora tienen que pedir explícitamente la SPRV si quieren que su hijo la reciba, apuntó la Dra. Nicola Klein, líder del estudio sobre la ProQuad.

Pero incluso con el aumento en el riesgo planteado por la vacuna SPRV, las probabilidades de una convulsión breve relacionada con la fiebre son extremadamente bajas.

Y las convulsiones no son peligrosas, "aunque asustan a los padres", dijo Klein, codirectora del Centro de Estudios sobre las Vacunas de Kaiser Permanente en Oakland, California.

Dijo que los niños en realidad tienen muchas más probabilidades de sufrir de una fiebre alta y convulsiones si contraen sarampión.

"Vacune a sus hijos", enfatizó. "Estamos en medio de un máximo de casos de sarampión de 20 años".

Las fiebres son parte de una respuesta del sistema inmunitario, ya sea ante una infección o ante una vacuna.

No está claro por qué la SPRV tiene más probabilidades de causar una convulsión relacionada con la fiebre que las vacunas por separado, comentó Shannon MacDonald, miembro postdoctoral de la Universidad de Calgary en Alberta, Canadá, quien lideró el nuevo estudio. Pero una teoría plantea que la vacuna combinada provoca una respuesta inmunitaria más potente y una fiebre más alta en algunos niños, lo que hace que haya más probabilidades de una convulsión.

Los hallazgos de MacDonald, publicados en la edición en línea del 9 de junio de la revista CMAJ (Canadian Medical Association Journal), se basan en los expedientes de casi 278,000 niños de Alberta de 12 a 23 meses de edad. Los niños recibieron la SPRV o vacunas separadas SPR y contra la varicela el mismo día.

En general, halló el estudio, la tasa de convulsiones de los niños llevó a su máximo entre 7 y 10 días tras ser vacunados. En ese momento, hubo casi seis convulsiones por cada 10,000 dosis de SPRV, frente a dos convulsiones por cada 10,000 dosis de las vacunas por separado.

"Se observa el mismo aumento en el riesgo con estas fórmulas distintas", señaló MacDonald, en referencia a las vacunas Priorix-Tetra y ProQuad.

El método tradicional (vacunas distintas SPR y contra la varicela) parece más seguro.

"No hay duda de que los niños deben vacunarse", dijo MacDonald.

Hasta el 30 de mayo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. habían recibido informes de 334 casos de sarampión en 18 estados. Casi todos tuvieron que ver con residentes no vacunados de EE. UU. que viajaron a países donde el sarampión es común, y que luego volvieron al país con el virus.

Además de causas sufrimiento (fiebre, tos y un sarpullido por todo el cuerpo) la infección con sarampión puede llevar a complicaciones graves. Hasta el 5 por ciento de niños infectados contraen neumonía, señalan los CDC, mientras que uno de cada 1,000 sufre una inflamación del cerebro. Y por cada mil niños que contraen sarampión, uno o dos mueren.

Pero los padres deben estar conscientes de que la SPRV conlleva un mayor riesgo de convulsiones y discutirlo con el pediatra, aconsejó MacDonald. Quizá algunos padres deseen la vacuna combinada de cualquier forma, para ahorrar dos pinchazos a su hijo, añadió.

Basándose en el estudio sobre ProQuad, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de EE. UU. cambió su postura sobre la SPRV. Ahora, señala que a menos que los padres pregunten sobre la vacuna combinada, los médicos deben elegir por defecto las vacunas separadas para los niños pequeños que reciben su primera dosis de las vacunas SPR y contra la varicela.

Pero no sucede lo mismo con la segunda dosis, que por lo general se aplica entre los 4 y los 6 años de edad. En general, las convulsiones relacionadas con la fiebre son poco comunes a esas edades, y el comité asesor afirma que la SPRV es la mejor opción.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Shannon MacDonald, Ph.D., R.N., post-doctoral fellow, pediatrics, University of Calgary, Alberta, Canada; Nicola Klein, M.D., Ph.D., senior research scientist, Kaiser Permanente Northern California division of research, Oakland, Calif.; June 9, 2014, CMAJ (Canadian Medical Association Journal), online

HealthDay
Más noticias de salud en:
Inmunización del niño
Últimas noticias de salud
Página actualizada 11 junio 2014