Omita y vaya al Contenido

La vacuna para los gérmenes digestivos de los niños reduce el número de hospitalizaciones, según los CDC

Una cantidad menor de niños fueron admitidos por diarrea grave relacionada con el rotavirus, comentan los investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/08/2014)

Traducido del inglés: martes, 10 de junio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

LUNES, 9 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Desde la introducción de la vacuna del rotavirus en 2006, el número de niños hospitalizados con diarrea grave ha disminuido dramáticamente, según un estudio reciente.

El rotavirus es una causa común de infecciones gastrointestinales que en ocasiones son graves en bebés y niños pequeños.

Sin embargo, entre 2009 y 2010, las hospitalizaciones por rotavirus de niños menores de 5 años se han reducido en un 94 por ciento debido a las vacunas generalizadas, descubrieron los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Observamos el impacto de las vacunas del rotavirus, comparando las hospitalizaciones y las visitas a los departamentos de emergencias durante los años después de la vacuna, con los años anteriores a que se introdujera la vacuna", dijo el investigador principal, el Dr. Eyal Leshem, funcionario del servicio de inteligencia epidémica.

"Vimos que hubo una reducción sustancial en las hospitalizaciones, en las visitas a los departamentos de emergencias y en las visitas ambulatorias después de que se introdujera la vacuna", señaló.

La reducción de la cantidad de hospitalizaciones y visitas a emergencias por el rotavirus también tuvo un impacto en los costos de atención médica en los EE. UU. Durante el periodo comprendido entre 2007 y 2011, la vacuna del rotavirus redujo las visitas médicas relacionadas con la diarrea en 1.5 millones de visitas, lo que supone un ahorro de 924 millones de dólares, halló el grupo de Leshem.

El informe aparece en línea el 9 de junio y en la edición impresa de julio de la revista Pediatrics.

El rotavirus es la causa más común de enfermedad con diarrea grave en los niños pequeños en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS estimó que aproximadamente 500,000 niños menores de 5 años fallecen cada año por infecciones con el rotavirus. La gran mayoría son de países con ingresos bajos.

Los niños que son infectados pueden tener una diarrea aguada grave, a menudo junto con vómitos, fiebre y dolor de estómago. Los vómitos y la diarrea pueden durar hasta 8 días. Otros síntomas incluyen la pérdida de apetito y deshidratación, que pueden ser especialmente graves en los bebés y los niños pequeños, según los CDC.

Hay dos vacunas orales aprobadas para el rotavirus: Rotarix se administra en dos dosis a los 2 y a los 4 meses de edad, y RotaTeq, que requiere tres dosis a los 2, los 4 y los 6 meses de edad. Tras una vacunación inicial, no se necesitan dosis de refuerzo. Ambas vacunas son seguras y efectivas, dijo Leshem.

La vacuna produce algunos efectos secundarios, la mayoría de los cuales son leves, señaló Leshem. Éstos incluyen una diarrea temporal leve y vómitos. En algunos casos raros se puede presentar una afección llamada intususcepción. La intususcepción produce un bloqueo intestinal que se produce entre 1 de cada 20,000 y 1 de cada 100,000 niños vacunados, según los CDC.

Antes de que la vacuna del rotavirus estuviera disponible, el rotavirus provocaba cada año un estimado de entre 55,000 a 70,000 hospitalizaciones y entre 20 y 60 muertes de niños menores de 5 años en los Estados Unidos al año, según los CDC.

En 2010, comentó Leshem, el 78 por ciento de los niños menores de 1 año de edad habían sido vacunados. "Sabemos que estas tasas están en aumento", añadió.

Para realizar el estudio, el equipo de Leshem comparó la cantidad de niños vacunados y no vacunados hospitalizados por diarrea antes de que la vacuna estuviera disponible (de 2001 a 2006) con los años justo después de su introducción (de 2007 a 2011).

Los investigadores hallaron que conforme aumentaron las tasas de vacunación de los niños de 5 años las hospitalizaciones se redujeron. Entre 2009 y 2010, las hospitalizaciones por el rotavirus se redujeron un 94 por ciento, y un 80 por ciento entre 2010 y 2011. El mayor beneficio se observó en los niños de 1 año, según los investigadores.

Dado que la vacuna redujo la cantidad de rotavirus en la población, las hospitalizaciones de niños no vacunados también se redujeron en hasta un 77 por ciento entre 2009 y 2010, y en un 25 por ciento entre 2010 y 2011, indicaron los autores del estudio.

Un especialista en enfermedades infecciosas que no participó en la investigación no se mostró sorprendido por los hallazgos del estudio.

"Ahora hay pruebas de que la vacuna es efectiva", afirmó el Dr. Marcelo Laufer, del Hospital Pediátrico de Miami.

"En nuestro hospital ya casi hemos dejado de ver casos de rotavirus", señaló. "Solía ser la causa principal de diarrea en los bebés".

Aunque el rotavirus está controlado en gran medida en los Estados Unidos gracias a la vacuna, en los países en desarrollo puede ser mortal. Laufer comentó que en los países desarrollados, la deshidratación provocada por el rotavirus todavía acaba con la vida de miles de bebés.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Eyal Leshem, M.D., epidemic intelligence service officer, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Marcelo Laufer, M.D., infectious disease specialist, Miami Children's Hospital; July 2014, Pediatrics

HealthDay
Más noticias de salud en:
Centros de salud
Inmunización del niño
Últimas noticias de salud
Página actualizada 11 junio 2014