Omita y vaya al Contenido

La FDA fija estándares de seguridad para la fórmula infantil

Unas normas exigen evaluaciones periódicas del contenido nutricional y unas buenas prácticas de fabricación
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/08/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: martes, 10 de junio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

LUNES, 9 de junio de 2014 (HealthDay News) -- La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ha finalizado una nueva norma que busca garantizar la seguridad de la fórmula infantil.

En febrero se publicó una versión inicial de la norma para los fabricantes de fórmula infantil, y la versión final contiene algunas modificaciones y aclaraciones que se realizaron en respuesta a comentarios recibidos por la FDA.

La agencia señaló que los fabricantes de fórmula infantil tendrán que comenzar a cumplir con la norma final para el 8 de septiembre. La norma obliga a los fabricantes a probar que sus fórmulas infantiles respaldan el crecimiento físico normal y que los productos sean evaluados en cuanto a su contenido nutricional antes de ser enviados a las tiendas y al final de su tiempo de caducidad.

La norma también describe unas buenas prácticas de fabricación diseñadas específicamente para la fórmula infantil, lo que incluye pruebas obligatorias para la Salmonella y la Cronobacter, unas bacterias que provocan enfermedades.

La nueva norma solo se aplica a las fórmulas infantiles para bebés sanos que no tienen problemas médicos o dietéticos inusuales, según la FDA.

Se recomienda encarecidamente la lactancia materna para los recién nacidos, pero la mayoría de bebés de Estados Unidos toman al menos algo de fórmula infantil. Entre los bebés nacidos cada año en EE. UU., alrededor de un millón son alimentados con fórmula desde que nacen y unos 2.7 millones dependen de la fórmula para al menos una parte de su nutrición para cuando cumplen tres meses de edad, según la FDA.

La fórmula infantil viene en tres formas (en polvo, concentrado líquido o lista para consumir) y la fuente de proteína varía entre los distintos tipos de fórmula.

Muchas compañías que venden fórmula infantil en EE. UU. producen unos productos seguros y han aplicado voluntariamente muchas de las prácticas de buena fabricación y de los procedimientos de control de calidad incluidos en la norma final, pero la nueva norma establece unos requerimientos que el gobierno federal puede hacer cumplir para la seguridad y la calidad de la fórmula infantil, apuntó la FDA.

Todas las fórmulas infantiles vendidas en EE. UU. deben cumplir con los requerimientos federales sobre los nutrientes, que no han sido cambiados en la nueva norma.

Si una fórmula infantil plantea un riesgo para la salud de los bebés, el fabricante debe realizar una retirada, apuntó la FDA.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: U.S. Food and Drug Administration, news release, June 9, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Seguridad con los alimentos
Últimas noticias de salud
Página actualizada 11 junio 2014