Omita y vaya al Contenido

Tras la muerte de un cónyuge, los amigos podrían ayudar más que los familiares

Las relaciones familiares pueden sentirse como obligatorias y no reducen el estrés, explica una investigadora
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/14/2014)

Randy Dotinga
Traducido del inglés: lunes, 16 de junio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Tema relacionado en MedlinePlus

LUNES, 16 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Cuando muere un cónyuge, el marido o la esposa que sobrevive a menudo sentirá profundamente la pérdida de un confidente íntimo.

Pero un nuevo estudio, publicado en la edición de junio de la revista Health Psychology, descubre que podrían estar mejor en cuanto a su salud futura si recurren a un amigo cercano antes que a un familiar cercano.

"Las amistades se eligen, pero las relaciones familiares son obligatorias, y las investigaciones anteriores muestran que las relaciones obligatorias pueden ser menos beneficiosas que las elegidas durante los periodos de estrés", dijo la coautora del estudio, Jamila Bookwala, en un comunicado de prensa de Academy Communications.

Bookwala, profesora de psicología en la Universidad de Lafayette en Easton, Pensilvania, y su equipo dieron seguimiento a casi 750 estadounidenses (la mayoría mujeres mayores) desde 1992 hasta 2004. Los investigadores observaron las conexiones entre la salud física y la presencia de un confidente cercano.

A los que recibieron el respaldo emocional de los familiares no les fue tan bien en cuestiones de salud como a los que lo recibieron de sus amigos, hallaron los investigadores.

¿Qué ocurre?

"Las relaciones familiares tienen más probabilidades de caracterizarse por la ambivalencia que las amistades", indicó Bookwala. "Dicha ambivalencia (sentirse cercano y a la vez molesto por la otra persona) podría producirse incluso en relaciones confidentes con familiares. Esta ambivalencia podría reducir la probabilidades de obtener beneficios para la salud si se tiene a un familiar como confidente".

Pero una relación íntima con un amigo "probablemente sea menos compleja emocionalmente, menos ambivalente", señaló.

"Como resultado", explicó Bookwala, "tener un amigo como confidente podría ser un modo mejor de proteger la salud ante el estrés, como, por ejemplo, en el momento de enviudar. Y esto podría explicar por qué tener un familiar como confidente no fue beneficioso para proteger la salud para las personas cuyo cónyuge había fallecido, pero sí ocurrió así si el confidente era un amigo".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Academy Communications, news release, June 9, 2014

HealthDay
Últimas noticias de salud
Página actualizada 17 junio 2014