Omita y vaya al Contenido

Un estudio clarifica el funcionamiento del sistema inmunitario en los bebés

El hallazgo podría conducir a vacunas que protejan mejor a los bebés de las enfermedades, afirman los investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/15/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: martes, 17 de junio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MARTES, 17 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Una nueva información sobre los sistemas inmunitarios de los bebés podría conducir a mejoras en las vacunas que protegerían mejor a los niños de las enfermedades infecciosas, informan unos investigadores.

En comparación con los adultos, los sistemas inmunitarios de los niños responden más rápida y agresivamente, pero la protección que crean solo dura un periodo corto. Esto hace que los bebés sean más susceptibles a las infecciones, según el equipo de la Universidad de Cornell.

"La vacuna perfecta sería una sola dosis administrada al nacer que genere inmunidad de larga duración", planteó en un comunicado de prensa de la Cornell el autor del estudio, Brian Rudd, inmunólogo del Colegio de Medicina Veterinaria.

"Una vacuna como esa no existe porque no hemos comprendido por qué los bebés pierden la inmunidad rápidamente. Nuestro hallazgo podría cambiar la forma en que inmunizamos a los bebés, y en última instancia conducir a formas más efectivas de mejorar la inmunidad en el inicio de la vida", explicó.

El sistema inmunitario produce "células T" para atacar a los gérmenes que provocan infección. En los adultos, el sistema inmunitario conserva algunas de esas células T en una memoria para poder montar una respuesta rápida si el mismo germen infecta al cuerpo una vez más.

Pero los sistemas inmunitarios de los recién nacidos no forman estas "células T de memoria", según el estudio, que aparece en una edición reciente de la revista Journal of Immunology.

"Entonces, el sistema inmunitario se ve obligado a iniciar el proceso de aprendizaje desde el principio cuando el mismo [germen] lo infecta más adelante", explicó Rudd en el comunicado de prensa.

"Esperamos hallar una forma de hacer que las células neonatales se comporten más como células adultas en la forma en que aprenden de las vacunas y responden a la infección", añadió. "El conocimiento obtenido de estos estudios se podría usar para diseñar intervenciones terapéuticas y vacunas más efectivas que puedan administrarse a principios de la vida de forma segura".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Cornell University, news release, June 11, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Enfermedades del sistema inmune
Inmunización del niño
Últimas noticias de salud
Página actualizada 18 junio 2014