Omita y vaya al Contenido

Las personas obesas o diabéticas tienen unos microbios intestinales distintos, según un estudio

Hay investigaciones que sugieren que los cambios en las bacterias intestinales 'buenas' pueden afectar a la salud
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/22/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: martes, 24 de junio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

LUNES, 23 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Las personas obesas y las que tienen diabetes tipo 2 tienen niveles más bajos de los tipos comunes de bacterias intestinales "buenas" que las personas sanas, según revela un nuevo estudio.

Los hallazgos podrían ser importantes, porque medir las poblaciones de estas bacterias y otros organismos microscópicos de los intestinos podría ayudar a detectar a las personas con riesgo de obesidad y de diabetes, o las bacterias podrían ofrecer objetivos a los que dirigirse para tratar esas afecciones, indicaron los investigadores.

El estudio se presentó el domingo en la reunión conjunta anual de la Sociedad Internacional de Endocrinología (International Society of Endocrinology) y la Sociedad de Endocrinología (Endocrine Society) en Chicago.

"Se deberían realizar más estudios para elucidar si los cambios en los microbios intestinales son una causa o un efecto de las enfermedades metabólicas", afirmó en un comunicado de prensa de la reunión el investigador principal, el Dr. Yalcin Basaran, endocrinólogo de la Facultad de Medicina de la Academia de Medicina Militar de Gülhane, en Ankara, Turquía.

"La manipulación de las bacterias intestinales podría ofrecer un nuevo método para gestionar la obesidad y la diabetes tipo 2", añadió Basaran.

El nuevo estudio incluyó a 27 adultos con obesidad grave, 26 adultos a los que se acababa de diagnosticar de diabetes y un "grupo de control" de 28 adultos en buen estado de salud. Todos los participantes tenían entre 18 y 65 años de edad y ninguno había tomado antibióticos en los últimos tres meses (los antibióticos pueden alterar las bacterias intestinales).

Los adultos obesos y diabéticos tenían unos niveles considerablemente más bajos de los tipos más comunes de bacterias intestinales que los del grupo de control, hallaron los investigadores. Esos niveles eran aproximadamente entre un 4 y un 12.5 por ciento más bajos en los pacientes obesos, y entre un 10 y un 11.5 por ciento más bajo en los pacientes de diabetes.

El equipo de Basaran también halló que las especies de bacterias intestinales más comunes, las Firmicutes, fueron afectadas por el índice de masa corporal (una medida de la grasa corporal en función de la estatura y el peso) y por la hemoglobina A1c, una medida común del control del control de azúcar en la sangre durante los últimos 3 meses.

La circunferencia de la cintura y la A1c también afectaron a los niveles de otras especies de bacterias intestinales llamadas Bifidobacteria, y el peso y los niveles de azúcar en la sangre en ayunas afectaron a los niveles de una tercera especie de bacteria intestinal llamada Clostridium leptum, según los resultados.

Los hallazgos respaldan otros estudios recientes que han hallado un vínculo entre ciertas especies de bacterias intestinales y la obesidad y la diabetes, señaló Basaran.

Basaran cree que los microbios del intestino "podrían usarse como un marcador importante a fin de determinar el riesgo de estas enfermedades metabólicas (obesidad y diabetes) o podrían convertirse en un objetivo terapéutico para tratarlas".

Según la información de respaldo del comunicado de prensa, las personas tienen al menos 160 especies diferentes de bacterias y otros microbios en su sistema digestivo, con unas poblaciones microbianas totales que se estima que varían entre los 10 y los 100 billones. Algunos expertos creen que los microbios intestinales podrían desencadenar una inflamación de bajo grado, lo que a su vez podría afectar al peso corporal y al metabolismo del azúcar.

Los expertos indican que los hallazgos presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Endocrine Society, news release, June 23, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Diabetes tipo 2
Infecciones bacterianas
Obesidad
Últimas noticias de salud
Página actualizada 25 junio 2014