Omita y vaya al Contenido

Una de cada diez playas estadounidenses no pasa una prueba de bacterias, según una encuesta

La escorrentía del agua de las tormentas, incluyendo las aguas residuales, siguen amenazando la salud de los nadadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/24/2014)

Traducido del inglés: jueves, 26 de junio, 2014

MIÉRCOLES, 25 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Nadadores, presten atención: El 10 por ciento de las muestras de agua tomadas de las playas y los lagos estadounidenses no cumplen con los estándares de seguridad impuestos por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los EE. UU., según un nuevo informe.

"Puede haber peligros escondidos acechando en muchas de nuestras aguas en la forma de bacterias y virus que pueden provocar una gran cantidad de enfermedades como disentería, hepatitis, gripe estomacal, infecciones y sarpullidos", comentó en una conferencia de prensa el miércoles en la mañana Steve Fleischi, director del programa del agua para el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council).

De las casi 3,500 muestras tomadas anualmente en las playas del país, las playas de los Grandes Lagos tenían la tasa de incumplimiento más alta, con unos niveles excesivamente altos de bacterias, indicó el consejo de defensa.

Este hallazgo confirma la contaminación del agua provocada por la escorrentía del agua de las tormentas y los desbordamientos de aguas residuales en muchas playas de los EE. UU., indicó la agencia.

La escorrentía del agua de las tormentas a menudo incluye basura, sustancias químicas, aceite y deshechos de animales y humanos, además de bacterias y virus.

"Se trata realmente de toda nuestra porquería urbana que llega sin ningún tratamiento a las aguas locales", dijo Fleischi.

Aun así, la agencia dio un reconocimiento a 35 playas muy famosas cuya calidad de agua es excelente.

Cada una de estas playas cumplió con los estándares nacionales de calidad del agua en un 98 por ciento del tiempo a lo largo de los últimos 5 años. Entre éstas se encuentran:

  • Delaware: Dewey Beach-Swedes en el condado de Sussex
  • Florida: Bowman's Beach en el condado de Lee
  • Georgia: Tybee Island North en el condado de Chatham
  • Massachusetts: Singing Beach en el condado de Essex
  • Nueva Jersey: Stone Harbor, calle 96, en el condado de Cape May

Las "infractoras repetidoras" que siguen teniendo graves problemas de contaminación de las aguas incluyen:

  • California: Malibu Pier, a 50 yardas (45.7 metros) al este del muelle, en el condado de Los Ángeles
  • Indiana: Jeorse Park Beach en el condado de Lake
  • Massachusetts: Cockle Cove Creek en el condado de Barnstable
  • Maine: Goodies Beach en el condado de Knox
  • Nueva Jersey: Beachwood Beach en el condado de Ocean
  • Nueva York: Main Street Beach en el condado de Chautauqua

En los Grandes Lagos, el 13 por ciento de las muestras no cumplían con los estándares federales de salud pública, señalaron los investigadores.

Otras regiones que tienen una cantidad excesiva de bacterias en las muestras de agua en lugares donde las personas nadan son: la Costa del Golfo (el 12 por ciento), Nueva Inglaterra (el 11 por ciento), la costa oeste (el 9 por ciento), las costas de Nueva York y de Nueva Jersey (el 7 por ciento) y el sureste (el 7 por ciento).

Los estados con las tasas de incumplimiento más altas son: Ohio (el 35 por ciento), Alaska (el 24 por ciento) y Mississippi (el 21 por ciento).

Para disponer de un agua más limpia, pruebe en la zona de la Península de Delmarva en la costa este, donde el 4 por ciento de las muestras no pasaron la prueba.

Tres estados obtuvieron una tasa de incumplimiento de solamente el 3 por ciento: Delaware, New Hampshire y Nueva Jersey, hallaron los investigadores.

Hasta 3.5 millones de estadounidenses han enfermado debido al contacto con aguas residuales sin tratar desbordadas cada año, según la EPA.

"Las personas mayores y los niños pequeños son los que tienen más probabilidades de ser víctimas del agua contaminada, porque tienen unos sistemas inmunitarios más débiles", dijo Fleischi.

"Los niños también tienen más probabilidades de poner la cabeza bajo el agua o de tragar agua al nadar, y ambas cosas conllevan un riesgo alto", añadió.

Según la ley de Evaluación Ambiental de las Playas y Salud Costera (BEACH), los estados han de realizar pruebas de bacterias al agua de las playas. Cuando los niveles de bacterias son demasiado altos (como, por ejemplo, después de que llueva mucho), las playas podrían cerrarse o se podría aconsejar a las personas que no naden.

Más de 10 billones de galones (37.85 billones de litros) de agua de tormentas sin tratar, incluyendo miles de millones de galones de aguas residuales sin tratar, llegan a las aguas de EE. UU. cada año, dijo la EPA. Históricamente, esta es la mayor fuente conocida de contaminación del agua de la playa.

El mejor modo de prevenir la contaminación del agua de la playa, dijo el consejo de defensa, es invirtiendo en "una infraestructura más inteligente y más verde en tierra, como el pavimento poroso, los techos verdes, los parques, las plantaciones al lado de las carreteras y los barriles de agua de lluvia".

Dichas mejoras permiten que la lluvia se evapore o se filtre en el suelo en lugar de ir desde las calles sucias a las playas.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: June 25, 2014, press conference with Steve Fleischli, water program director, Natural Resources Defense Council; June 25, 2014, news release, Natural Resources Defense Council

HealthDay
Más noticias de salud en:
Salud ambiental
Seguridad en el agua (Recreación)
Últimas noticias de salud
Página actualizada 27 junio 2014