Omita y vaya al Contenido

Se puede persuadir a las células intestinales para que produzcan insulina para las personas con diabetes tipo 1

Un estudio inicial con células de ratones y humanos se muestra promisorio, pero se necesita más investigación
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/28/2014)

Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: lunes, 30 de junio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Tema relacionado en MedlinePlus

LUNES, 30 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Unos científicos tienen la esperanza de que las células del intestino humano puedan algún día ser reentrenadas para que produzcan insulina, la hormona metabólica que le falta a las personas que sufren de diabetes tipo 1.

El equipo, del Centro Médico de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, afirmó que sus hallazgos se muestran promisorios para el desarrollo de un nuevo tratamiento para la diabetes tipo 1, que no involucre células madre.

En las personas con diabetes tipo 1, las células naturales productoras de insulina de sus cuerpos, conocidas como células beta del páncreas, son destruidas por su sistema inmunitario. Durante los últimos 20 años, los científicos han intentado ayudar al cuerpo a crear nuevas células productoras de insulina que reemplacen a las que se pierden con la enfermedad.

"La búsqueda del 'santo grial' es producir una fuente de células productoras de insulina para un trasplante, o convertir las propias células del cuerpo para que hagan suficiente insulina", explicó un experto, el Dr. Derek LeRoith, profesor de medicina y diabetes de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Ahora mismo, "se tienen que usar inyecciones de insulina para reemplazar esa pérdida de la producción y la liberación de insulina", comentó LeRoith, quien no participó en la nueva investigación.

Ya se habían creado células productoras de insulina utilizando células madre, pero esas células aún no funcionan del todo como las células naturales productoras de insulina, explicó el equipo de investigación de la Columbia.

Pero al simplemente desactivar un gen en particular, los científicos de la Columbia lograron convertir las células en el intestino humano en células que producen insulina. Dijeron que los hallazgos sugieren que "reeducar" a las células existentes podría ser una forma más fácil de reemplazar las células perdidas en la diabetes tipo 1 que crear nuevas células utilizando la tecnología de células madre.

"Las personas han estado hablando de convertir una célula en otra durante mucho tiempo, pero hasta ahora no habíamos llegado al punto de crear una célula productora de insulina completamente funcional mediante la manipulación de un solo objetivo", comentó en un comunicado de prensa de la Columbia el investigador principal del estudio, el Dr. Domenico Accili, profesor de medicina en la universidad.

Las investigaciones anteriores llevadas a cabo por el equipo de la Columbia con ratones revelaron que las células intestinales se podían convertir en células productoras de insulina. La insulina producida por las células intestinales transformadas se liberaba entonces en el torrente sanguíneo, y controlaba el azúcar en sangre de los ratones diabéticos con efectividad. Posteriormente, la investigación fue confirmada por otro equipo de científicos.

Los últimos hallazgos del equipo de la Columbia encontraron que la técnica también parece promisoria para el tratamiento de la diabetes tipo 1 en las células humanas.

Para llevar a cabo el estudio, que aparece en la edición en línea del 30 de junio de la revista Nature Communications, los investigadores recrearon un modelo de tejido del intestino humano usando células madre. Entonces, reentrenaron a las células intestinales para que produjeran insulina al desactivar un gen en particular, conocido como FOXO1.

Según el equipo de Accili, las células genéticamente modificadas comenzaron a emitir insulina en alrededor de una semana. Los autores del estudio también apuntaron que las células solo liberaron la insulina en respuesta al azúcar.

"Al mostrar que las células humanas pueden responder de la misma forma que las células de ratón, hemos vencido un importante obstáculo y ahora podemos movernos hacia adelante para hacer que este tratamiento sea una realidad", afirmó Accili.

Por su parte, LeRoith afirmó que el estudio era "emocionante".

"Este estudio y otros parecidos podrían formar la base para el desarrollo futuro de células productoras de insulina que podrían usarse para 'curar' la diabetes tipo 1", planteó.

La investigación es muy inicial, y los estudios de laboratorio no siempre tienen éxito con los humanos. Pero los investigadores siguen esperanzados. Accili dijo que el próximo paso para el desarrollo de un nuevo tratamiento para la diabetes tipo 1 conlleva hallar un fármaco que pueda bloquear el gen FOXO1 en el intestino humano.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Derek LeRoith, M.D., professor of medicine, endocrinology, diabetes and bone disease, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; Columbia University Medical Center, news release, June 30, 2014

HealthDay
Últimas noticias de salud
Página actualizada 1 julio 2014