Omita y vaya al Contenido

Proteja a sus hijos del calor

Un experto ofrece consejos para evitar la enfermedad relacionada con el calor en los niños
(*estas noticias no estarán disponibles después del 09/28/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: lunes, 30 de junio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

DOMINGO, 29 de junio de 2014 (HealthDay News) -- Los padres deben estar conscientes de que el calor puede plantear un grave peligro para los niños, y tomar medidas para protegerlos, señala un experto.

Cuando hace un calor extremo, los niños solo deben jugar al aire libre a primera hora de la mañana o tarde en la tarde, recomendó en un comunicado de prensa del Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati el Dr. Eric Kirkendall, del centro médico.

Los padres también deben vigilar la actividad física de sus hijos para asegurar que no se extenúen.

"Manténgalos bien hidratados con agua, y haga descansos frecuentes que les permitan entrar a casa y refrescarse", aconsejó Kirkendall.

El calor pone a los niños en riesgo de tres tipos de problemas, anotó. "La insolación, el agotamiento por calor y los calambres por calor son reacciones provocadas por la exposición a unas temperaturas altas en combinación con una humedad alta", explicó Kirkendall. "La más grave es la insolación".

Los calambres por calor por lo general ocurren en el abdomen y en las piernas, sobre todo en los músculos de la pantorrilla o de los muslos. No hay fiebre. Los síntomas del agotamiento por calor incluyen piel pálida, una sudoración copiosa, náuseas, mareos, desmayos y debilidad. Los niños con agotamiento por calor deben recibir atención médica.

Los síntomas de insolación incluyen una piel caliente y enrojecida, una fiebre alta de más de 104 ºF (40 ºC), confusión y otros estados mentales alterados, y convulsiones. Se trata de una emergencia potencialmente letal, y hay que llamar al 911 de inmediato, enfatizó Kirkendall.

Mantenga al niño tan fresco como pueda mientras espera que llegue el personal de emergencias. Por ejemplo, lleve al niño a un lugar fresco y con sombra o a una habitación con aire acondicionado, abanique al niño, o moje todo el cuerpo del niño con agua fresca con una esponja. Si el agua fresca hace que el niño tenga escalofríos, pare.

Si el niño está despierto, dele toda el agua fría que pueda beber. No use medicamentos contra la fiebre, porque no hacen nada para tratar la insolación, señaló Kirkendall.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Cincinnati Children's Hospital Medical Center, news release, June 16, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Enfermedades causadas por el calor
Salud del niño
Últimas noticias de salud
Página actualizada 1 julio 2014