Omita y vaya al Contenido

Los niños siguen pasando demasiado tiempo frente a las pantallas, según los CDC

Casi tres cuartas partes de los que tienen de 12 a 15 años pasan dos horas o más al día viendo televisión o frente a la computadora
(*estas noticias no estarán disponibles después del 10/08/2014)

Traducido del inglés: jueves, 10 de julio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

MIÉRCOLES, 9 de julio de 2014 (HealthDay News) -- Los adolescentes de EE. UU. siguen pasando horas delante de la televisión y la computadora todos los días, a pesar de que los expertos llevan años aconsejando que se debe limitar el "tiempo de pantalla" de los niños, halla un estudio reciente del gobierno.

En dos encuestas nacionales de niños de 12 a 15 años, investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. hallaron que casi tres cuartas partes pasaban al menos dos horas al día viendo televisión y usando una computadora.

Las encuestas también hallaron que el 15 por ciento de los adolescentes ven cuatro horas o más de televisión al día, mientras que casi el 12 por ciento reportan usar sus computadoras cuatro horas o más al día. Las encuestas no preguntaron a los adolescentes sobre su uso de los smartphones. Los hallazgos aparecen en la edición de julio de la revista NCHS Data Brief.

"Los hallazgos son preocupantes, pero no sorprendentes", apuntó la Dra. Marjorie Hogan, una pediatra que ayudó a redactar las directrices de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) sobre el tiempo que los niños pasan frente a pantallas.

Hace mucho que la AAP recomendó que los niños y adolescentes no dediquen más de dos horas a los medios de comunicación de entretenimiento al día. Ese consejo se basa en investigaciones que vinculan más tiempo frente a las pantallas con la obesidad, una presión arterial y un colesterol más altos, la pérdida de sueño y problemas en la escuela.

Este último estudio de los CDC halló que el peso de los adolescentes sí se correlacionaba con el tiempo que pasaban frente a la pantalla. Apenas el 20 por ciento de los niños obesos limitaban la televisión y las computadoras a dos horas por día, frente al 31 por ciento de sus pares de peso normal.

Hogan dijo que a los padres limitar la televisión y las computadoras para los niños en el rango de edad de 12 a 15 años es una tarea difícil, sobre todo en la era de los medios sociales.

"Por eso es tan importante que los padres comiencen las conversaciones sobre el uso de los medios a una edad temprana", aseguró Hogan.

Añadió que las recomendaciones de la AAP no buscan "atacar" a la televisión ni a internet. En lugar de ello, aseguró, el consumo de los medios se debe considerar de la misma forma que el consumo de comida.

"Me gusta el concepto de una 'dieta saludable de medios de comunicación'", planteó Hogan. "Lo más importante es la moderación y elegir con sabiduría".

La Dra. Ángela Díaz, directora del Centro de Salud Adolescente de Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo en que los padres deben comenzar pronto con el mensaje de moderación.

"Es importante intentar establecer los hábitos de los niños a principios de la vida", comentó Díaz. "Intente crear un ambiente en que los niños tienen otras opciones además de la televisión y las computadoras".

Dijo que esto incluye hacer que los niños participen en actividades extraescolares, ya sea en deportes, danza, música o arte. Para los niños mayores, anotó Díaz, el voluntariado también es una buena opción, porque estarán interactuando con y ayudando a otras personas.

Díaz dijo que aunque gran parte de la preocupación sobre el tiempo frente a la pantalla es que hace que los niños sean sedentarios, lo que podría afectar su salud física, también hay un importante aspecto social.

Los adolescentes quizá crean que están siendo sociables en línea, pero eso no puede reemplazar las relaciones en persona, enfatizó Díaz.

"Es importante que los niños estén conectados con las personas, y no solo aislados en sus propias habitaciones", comentó.

Hogan se mostró de acuerdo. "Las herramientas de los medios sociales son magníficas. Todos las usamos", dijo. "Pero también hay que salir y hablar con la gente".

Ese consejo también aplica a los adultos. "Los padres deben ser modelos de rol", señaló Díaz. Las familias deben comer juntas y tener conversaciones, planteó, lo que conlleva apagar la tele e ignorar los teléfonos y otros dispositivos que usan todo el día.

Hogan dijo que los padres deben también prohibir las televisiones y las computadoras en las habitaciones de sus hijos. Esto es, en parte, para poder vigilar lo que los niños hacen en línea. Pero también es para asegurar que el tiempo frente a las pantallas no interfiera con el sueño.

"La investigación muestra que el uso de pantallas de noche realmente irrumpe el sueño", advirtió Hogan. "Y para los niños, incluso los adolescentes, dormir lo suficiente es absolutamente esencial".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Marjorie Hogan, M.D., pediatrician, Hennepin County Medical Center, Minneapolis, Minn.; Angela Diaz, M.D., professor, pediatrics and adolescent medicine, Mount Sinai Icahn School of Medicine, New York City; U.S. Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Health Statistics, NCHS Data Brief, July 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Crianza de los hijos
Salud del niño
Últimas noticias de salud
Página actualizada 11 julio 2014