Omita y vaya al Contenido

Aumentan los casos del 'hombro de las ligas menores'

El descanso, posiblemente en combinación con la fisioterapia, es la clave para la recuperación, sugiere una investigación
(*estas noticias no estarán disponibles después del 10/16/2014)

Traducido del inglés: viernes, 18 de julio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

JUEVES, 17 de julio de 2014 (HealthDay News) -- El verano ya está en plena marcha, y lo mismo sucede con los brazos jóvenes, mientras los niños lanzan felizmente tan fuerte y tan rápido como pueden en los campos de béisbol a lo largo y a lo ancho de Estados Unidos.

Pero los expertos advierten que algunos niños que participan en lanzamientos repetitivos por encima de la cabeza, en particular los lanzadores (pitchers), pueden terminar pagando un precio, ya que una fuerza insuficiente en conjunto con una mala forma se convierte en una afección comúnmente conocida como "hombro de las pequeñas ligas".

La afección provoca una combinación molesta de dolor de hombro, inflamación y movilidad afectada. También parece estar en aumento.

"Sin duda se está viendo con una mayor frecuencia", apuntó el autor del estudio, el Dr. Benton Heyworth, profesor de cirugía ortopédica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, y practicante en la división de medicina del deporte del Hospital Pediátrico de Boston. "Y es probable que eso se deba a las tendencias en los deportes juveniles en general".

"En el caso del béisbol, eso significa más lanzamientos durante todo el año sin el periodo adecuado de descanso de por medio, y lanzamientos a unas velocidades más altas. Lo que significa que aunque 'USA Baseball' y 'Little League Baseball' plantean unos límites claros respecto al conteo de lanzamientos, lo que vemos son lesiones muy sencillas de uso excesivo que suceden simplemente porque los niños lanzan demasiado", añadió Heyworth.

Los médicos también están atendiendo lesiones de hombro entre los receptores y los jugadores de posición en el béisbol, además de en las chicas y en los jugadores de tenis, advirtió Heyworth.

Heyworth y sus colaboradores presentaron sus hallazgos hace poco en la reunión anual de la Sociedad Ortopédica Americana para la Medicina del Deporte (American Orthopaedic Society for Sports Medicine) en Seattle.

Para obtener más información sobre el hombro de pequeñas ligas, los investigadores analizaron la experiencia de 95 pacientes con la afección de 8 a 17 años de edad, y una edad promedio de 13 años.

Todos fueron tratados en un solo centro pediátrico entre 1999 y 2013, y casi todos (el 97 por ciento) eran jugadores de béisbol. De éstos, el 86 por ciento eran lanzadores, el 8 por ciento eran receptores y el 7 por ciento jugaban en otras posiciones.

El tres por ciento del grupo eran jugadores de tenis. Apenas dos de los 95 eran chicas, según el estudio.

Además del problema principal de dolor de hombro, el 13 por ciento de los pacientes también se quejaron de dolor de codo, mientras que el 10 por ciento dijeron que sufrían de debilidad y/o fatiga del hombro. Casi la misma cantidad (el 8 por ciento) dijeron que experimentaban dificultades mecánicas con el movimiento del hombro.

Se halló que alrededor de una tercera parte de los jugadores habían desarrollado un rango de movilidad reducido. Y los que tenían problemas de rango de movilidad se enfrentaban a un riesgo tres veces más alto de que su hombro de pequeñas ligas terminara recurriendo en el periodo de 6 a 12 meses tras volver a hacer deporte, mostraron los hallazgos.

El descanso del hombro fue el tratamiento clave en el 98 por ciento de los casos. En promedio, los jugadores tardaron más de cuatro meses en volver a jugar y más de 2.5 meses en experimentar el alivio de los síntomas, aunque más del 7 por ciento experimentaron una recurrencia del problema del hombro en los ocho meses posteriores, apuntaron los investigadores.

La fisioterapia también formó parte del tratamiento del 79 por ciento de los pacientes, en general, y entre todos los que tenían problemas con el rango de movilidad. A una cuarta parte de los pacientes también se les indicó que cambiaran de posición cuando volvieran al campo, anotaron los autores del estudio.

"El sello del tratamiento es el descanso", reiteró Heyworth. "Y recomendamos un periodo de entrenamiento, y quizá incluso fisioterapia, incluso después del descanso antes de volver a jugar, sobre todo porque la tasa de recurrencia del 7 por ciento quizá sea una subestimación, porque muchos de estos niños no reportan el dolor lo suficiente", explicó.

"Pero la opinión más general es que las lesiones en los deportes juveniles siguen haciéndose más prevalentes", añadió Heyworth. "Y la mejor forma de tratarlas es en realidad prevenirlas, porque es una afección muy prevenible. Sin duda, cuando se trata de los lanzamientos, deben haber periodos adecuados de descanso, y un cumplimiento con los límites bien establecidos de conteo de lanzamientos".

Pero el Dr. Lewis Maharam, especialista en medicina deportiva con una práctica privada en la ciudad de Nueva York, y ex presidente de la sede de Nueva York del Colegio Americano de Medicina Deportiva (American College of Sports Medicine), pone en duda que los conteos de lanzamientos sean un problema.

"Sin duda siempre hay niños a los que se lleva más allá de sus límites", reconoció. "Siempre hay un riesgo de padres que deseen que sus hijos sean los mejores y los exhorten a transgredir las directrices. Pero creo firmemente que el protocolo de las pequeñas ligas cuida de que los jugadores no dañen sus brazos por el uso excesivo", apuntó Maharam. "Han tenido límites de lanzamiento durante los últimos 30 años".

Maharam aconsejó que "los padres deben asegurarse de que su entrenador y las autoridades del equipo sigan el protocolo de pequeñas ligas. Y si quieren que sus hijos sean lo máximo que puedan ser, deben hallar un fisioterapeuta y un entrenador deportista que tenga experiencia en entrenamiento de fuerza y flexibilidad, de forma que sus hijos estén preparados para el deporte".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Benton E. Heyworth, M.D., instructor, orthopaedic surgery, Harvard Medical School, division of sports medicine, Boston Children's Hospital; Lewis Maharam, M.D., sports medicine specialist, private practice (affiliated with Mount Sinai), and past president, New York chapter, American College of Sports Medicine, New York City; American Orthopaedic Society for Sports Medicine's annual meeting, Seattle, July 10-13, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Problemas y lesiones causados por los deportes
Salud del niño
Últimas noticias de salud
Página actualizada 21 julio 2014