Omita y vaya al Contenido

Las clases de habilidades vitales y crianza podrían reducir la inflamación en los niños pobres

A su vez, eso podría ayudar a reducir los problemas de salud como la diabetes y las enfermedades cardiacas, apuntan los investigadores
(*estas noticias no estarán disponibles después del 10/19/2014)

Robert Preidt
Traducido del inglés: lunes, 21 de julio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Temas relacionados en MedlinePlus

LUNES, 21 de julio de 2014 (HealthDay News) -- Un buen entrenamiento en habilidades vitales y crianza parece reducir la inflamación en los niños de las familias de bajos ingresos, plantea un estudio reciente.

La inflamación es un problema común entre los niños más pobres, y puede conducir a varias enfermedades, según los investigadores de la Universidad de Northwestern.

"Muchos problemas de salud tanto en la niñez como en la adultez tienen que ver con la inflamación excesiva. El proceso tiene un rol en la diabetes, en la enfermedad cardiaca, en las alergias y en algunos cánceres", señaló en un comunicado de prensa de la universidad el autor del estudio, Gregory Miller, profesor de psicología.

El estudio se enfocó en las madres y sus hijos de once años en áreas rurales de Georgia. El 90 por ciento de los participantes del estudio vivían en hogares con unos ingresos bajos. Alrededor de 170 parejas de madres e hijos completaron un programa de entrenamiento de siete semanas, diseñado para mejorar las habilidades de crianza, aumentar la comunicación entre padres e hijos, y enseñar a los niños habilidades vitales, por ejemplo cómo afrontar el estrés, el racismo y la presión paritaria respecto a las relaciones sexuales, el alcohol y las drogas.

Cuando los niños cumplieron 19 años, se recolectaron muestras de su sangre para medir los niveles de inflamación. Los investigadores hallaron que los que habían participado en el programa de entrenamiento tenían mucha menos inflamación que los que formaron parte de un "grupo de control" y que no participaron en el programa.

"También hallamos que el entrenamiento tuvo el mayor éxito en la reducción de la inflamación en las familias que provenían de los vecindarios más marginados", comentó Miller. "El estudio también es novedoso por su enfoque en las familias que están en un riesgo alto de problema de salud en relación con otros estadounidenses".

El estudio aparece en la edición en línea del 21 de julio de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Aunque la inflamación se redujo en los niños que completaron las clases con uno de sus padres, el estudio no pudo probar causalidad porque no estuvo diseñado para probar si las clases tenían o no un efecto directo sobre los niveles de inflamación.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Northwestern University, news release, July 21, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Disparidades en la atención de la salud
Salud del niño
Últimas noticias de salud
Página actualizada 22 julio 2014