Omita y vaya al Contenido

Se ha observado que las interconexiones cerebrales de los niños con autismo presentan menos flexibilidad, según un estudio

Los escáneres revelan unas diferencias que podrían explicar por qué las transiciones son difíciles
(*estas noticias no estarán disponibles después del 10/28/2014)

Traducido del inglés: miércoles, 30 de julio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

Tema relacionado en MedlinePlus

MARTES, 29 de julio de 2014 (HealthDay News) -- Cuando la mayoría de los niños hacen una tarea, se activan varias conexiones cerebrales. Pero los escáneres mostraron que esta activación neuronal es menor en los niños con autismo, según un pequeño estudio reciente.

Además, los niños con síntomas de autismo más graves mostraron una "flexibilidad cerebral" incluso más baja, según los investigadores.

"Esta menor flexibilidad a menudo provoca dificultades cuando los niños con autismo se enfrentan a situaciones nuevas", dijo la autora principal del estudio, Lucina Uddin, neurocientífica y profesora asistente de psicología en la Universidad de Miami, en Florida. "Saber cómo responde el cerebro de forma distinta en estos casos podría ayudarnos a hacer que las transiciones fueran más sencillas para estos niños".

El hallazgo, publicado el 29 de julio en la revista Cerebral Cortex, no llevará de inmediato a unas mejoras en la prevención, el diagnóstico ni el tratamiento del autismo, que se estima que afecta a uno de cada 68 niños en los Estados Unidos. Aun así, podría proporcionar una información nueva sobre el misterioso funcionamiento del cerebro en el autismo.

Las personas con autismo tienen dificultades para interactuar con otras porque no pueden interpretar muchas señales sociales que los seres humanos envían entre sí. También realizan conductas repetitivas, como concentrarse de manera obsesiva en un tema o repetir la misma acción una y otra vez.

"En función de los hallazgos recientes sobre la conectividad excesiva en los cerebros de los niños con autismo, deseaba probar la idea de que un cerebro flexible es necesario para las conductas flexibles", indicó Uddin.

En el nuevo estudio, los investigadores realizaron escáneres cerebrales a 34 niños con autismo y a 34 niños que se desarrollaban con normalidad mientras descansaban y mientras realizaban una tarea: resolver problemas de matemáticas o distinguir unas caras de otras. La idea era incluir las tareas que resultarían difíciles de forma significativa a los niños autistas y otras que no.

Los niños con autismo lo hicieron tan bien como los demás en las tareas. No obstante, "en una serie de conexiones cerebrales que se sabe que son importantes para el cambio de una tarea a otra, los niños con autismo mostraron una 'flexibilidad cerebral' menor que la de los niños que se desarrollaban con normalidad", indicó Uddin.

Los investigadores también hallaron una conexión entre la gravedad de las conductas restrictivas o repetitivas y el grado de inflexibilidad.

En cuanto a las implicaciones generales, "los hallazgos podrían ayudar a los investigadores a elaborar nuevas terapias que se dirijan a la flexibilidad cerebral mediante estrategias, herramientas y juegos que mejoren el cambio de una tarea a otra, por ejemplo", dijo el coautor del estudio, Kaustubh Supekar, investigador científico asociado del departamento de psiquiatría y ciencias de la conducta de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

José Pérez Velázquez, científico principal del Hospital de Niños Enfermos de Toronto, advirtió que el hecho de que el cerebro de las personas con autismo funcione de manera distinta no significa que funcione peor. Cuando se trata de las conductas, "cuáles queremos etiquetar como patológicas o desviadas muchas veces es una cuestión de preferencias", dijo Velázquez, que no participó en el estudio.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Lucina Uddin, Ph.D., assistant professor, psychology, University of Miami, Florida; Kaustubh Supekar, Ph.D., research associate and scientist, department of psychiatry and behavioral sciences, Stanford University School of Medicine, Palo Alto, Calif.; Jose Perez Velazquez, Ph.D., senior scientist, neurosciences and mental health, Hospital for Sick Children, and professor, department of pediatrics and the Institute of Medical Science, University of Toronto, Canada. July 29, 2014, online, Cerebral Cortex

HealthDay
Más noticias de salud en:
Autismo
Últimas noticias de salud
Página actualizada 31 julio 2014