Omita y vaya al Contenido

Los pacientes de ataque cardiaco tratados de noche o en el fin de semana obtienen unos peores resultados

El momento de llegada a la sala de emergencias afecta a la rapidez con que se realiza una angioplastia, muestra una investigación
(*estas noticias no estarán disponibles después del 10/28/2014)

Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: miércoles, 30 de julio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 29 de julio de 2014 (HealthDay News) -- El momento en que los pacientes de ataque cardiaco llegan al hospital podría afectar a sus probabilidades de supervivencia, sugiere una investigación reciente.

Llegar a emergencias de noche, los fines de semana o los días feriados se asocia con un riesgo de muerte un 13 por ciento más alto que llegar durante los horarios regulares, informan unos investigadores.

Cada año, más de 250,000 personas sufren de un infarto de miocardio con elevación del segmento ST, el tipo de ataque cardiaco más grave, que es provocado por un bloqueo completo del flujo sanguíneo al corazón. Restaurar el flujo sanguíneo lo antes posible al administrar trombolíticos o realizar una angioplastia para abrir el vaso sanguíneo bloqueado es esencial para la supervivencia, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron el tratamiento y la supervivencia de más de 27,000 pacientes que experimentaron este tipo de ataque cardiaco grave y que llegaron al hospital después del horario regular de atención. Esos pacientes se compararon con casi 16,000 pacientes que llegaron al hospital durante el horario regular de atención. Los ataques cardiacos ocurrieron entre enero de 2007 y septiembre de 2010, y los pacientes fueron tratados en uno de 447 hospitales de Estados Unidos.

Aunque el momento del día no tuvo un efecto sobre cuándo los pacientes tomaban la aspirina, se sometían a pruebas de imágenes o recibían los trombolíticos, los que fueron al hospital durante el día recibieron una angioplastia 16 minutos antes que los que llegaron de noche, en promedio, halló el estudio. Los hallazgos se reportaron en la edición del 29 de julio de la revista Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes.

Durante una angioplastia, se introduce hasta el corazón un catéter o tubo con un balón desinflado en la punta. Luego se infla el balón en la arteria bloqueada para restaurar el riego sanguíneo. También se puede implantar un tubo de malla, conocido como stent (dilatador) para mantener la arteria abierta.

Los pacientes que llegaron a la sala de emergencias en un día de semana durante el horario regular de atención tuvieron una espera promedio para la angioplastia de 56 minutos. A diferencia de ellos, los que llegaron de noche, el fin de semana o en un día feriado esperaron durante un promedio de 72 minutos.

La AHA recomienda que los pacientes que sufren un infarto de miocardio con elevación del segmento ST se sometan a una angioplastia en un paso de 90 minutos.

"Un mayor periodo de espera entre la llegada y la colocación del balón para las personas que llegaron al hospital fuera del horario regular probablemente se deba a la configuración del personal. En medio de la noche, el laboratorio de cateterismos del hospital, donde se realiza la angioplastia y otros procedimientos para abrir las arterias, está cerrado", explicó en un comunicado de prensa de la AHA el autor del estudio, el Dr. Jorge Saucedo, jefe de cardiología y director del Instituto Cardiovascular del Sistema de Salud de la Universidad de Northshore en Evanston, Illinois. "Cuando un paciente de ataque cardiaco llega al departamento de emergencias a la 1 a.m., el personal de emergencias activa los buscapersonas. Los médicos tienen que conducir hasta el hospital y preparar todo en el laboratorio de cateterismo, lo que conlleva tiempo".


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: American Heart Association, news release, July 29, 2014

HealthDay
Más noticias de salud en:
Ataque al corazón
Servicios de emergencias médicas
Últimas noticias de salud
Página actualizada 31 julio 2014