Omita y vaya al Contenido

Un análisis de sangre podría ayudar a detectar ciertos defectos del nacimiento

Una prueba para detectar la concentración de folato de la futura madre podría detectar a las que carecen del nutriente para el desarrollo infantil
(*estas noticias no estarán disponibles después del 10/28/2014)

Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: miércoles, 30 de julio, 2014
Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 29 de julio de 2014 (HealthDay News) -- Un sencillo análisis de sangre podría ayudar a prevenir los defectos del tubo neural, como la espina bífida, halla una investigación reciente.

El análisis mediría la concentración de folato, una forma de vitamina B, en los glóbulos sanguíneos de una mujer embarazada. Los hallazgos de este estudio, llevado a cabo por un equipo internacional de científicos, podrían ayudar a los médicos a predecir el riesgo de unos defectos congénitos graves conocidos como defectos del tubo neural, porque el folato es vital para el desarrollo adecuado de un feto en crecimiento.

Además del folato que se encuentra de forma natural en la comida, también hay una forma sintética del folato, conocida como ácido fólico, disponible en los alimentos fortificados y en los complementos. Aunque se sabe que tomar complementos de ácido fólico en el embarazo reduce el riesgo de defectos del tubo neural, no está claro qué cantidad de este nutriente se necesita para prevenirlos. La recomendación actual es que las mujeres embarazadas consuman 400 microgramos de ácido fólico al día.

Las investigaciones anteriores han sugerido que el riesgo de defectos de tubo neural aumenta a medida que las concentraciones de folato en los glóbulos rojos de una mujer embarazada se reducen. Para determinar si hay una concentración ideal de folato en los glóbulos rojos de la sangre que pudiera ayudar a predecir el riesgo de defectos en el tubo neural, los autores del estudio analizaron los datos de dos estudios chinos basados en la población. Los estudios incluyeron a más de 220,000 nacimientos. De esos bebés, 250 nacieron con defectos del tubo neural.

Los investigadores calcularon el vínculo entre la concentración de folato en los glóbulos rojos en el día 28 del embarazo y el riesgo de defectos del tubo neural. Hallaron que unas concentraciones más bajas de folato en los glóbulos rojos se asociaban con el mayor riesgo de un defecto del tubo neural, de 25.4 por cada 10,000 nacimientos.

Pero el riesgo se redujo cuando las concentraciones de folato eran más altas, reveló el estudio publicado en la edición en línea del 29 de julio de la revista The BMJ.

Los autores del estudio concluyeron que sus hallazgos podrían ayudar a los científicos a desarrollar y monitorizar programas de prevención de los defectos del tubo neural para las mujeres de todo el mundo.

En respuesta a los hallazgos, los investigadores del Departamento Nuffield de Salud de la Población de la Universidad de Oxford comentaron en un comunicado de prensa de la revista que monitorizar las concentraciones en los glóbulos rojos de las mujeres podría ayudar a conformar las decisiones políticas globales "y permitir a los líderes de salud pública monitorizar la respuesta de una población, con la meta final de reducir la incidencia de los defectos del tubo neural, que son altamente prevenibles".

Los autores del estudio apuntaron que el próximo paso es determinar qué tanto folato natural de los alimentos o ácido fólico en forma de complementación resulta necesario para alcanzar ese rango ideal de concentraciones de folato en los glóbulos rojos de la sangre.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: BMJ, news release, July 29, 2014

HealthDay
Últimas noticias de salud
Página actualizada 31 julio 2014