Omita y vaya al Contenido

El tiempo extremo mata a 2,000 personas cada año en EE. UU., según los CDC

El calor contribuye en casi un tercio de esas muertes, halla un informe
(*estas noticias no estarán disponibles después del 10/29/2014)

Traducido del inglés: jueves, 31 de julio, 2014

Temas relacionados en MedlinePlus

MIÉRCOLES, 30 de julio de 2014 (HealthDay News) -- Cada año en Estados Unidos, al menos 2,000 estadounidenses mueren de calor o frío extremos, inundaciones o relámpagos, apuntaron el miércoles las autoridades sanitarias.

Las olas de calor, la hipertermia o la insolación provocaron casi una tercera parte de más de 10,600 muertes relacionadas con el tiempo reportadas entre 2006 y 2010, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las ondas de frío o la hipotermia (una pérdida grave de calor corporal) explicaron el 63 por ciento de esas muertes relacionadas con el tiempo. Los demás murieron en inundaciones, tormentas o relámpagos, apuntaron los investigadores de los CDC.

"Creemos que las muertes por el calor no se reportan lo suficiente, porque no se atribuyen al calor los fallecimientos de las personas que mueren durante las olas de calor", apuntó Jennifer Parker, jefa de la rama de proyectos especiales del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC.

En lugar de eso, las olas de calor tienden a exacerbar las afecciones existentes de salud, como las enfermedades cardiacas y respiratorias, que entonces se registran como la causa de muerte.

Los eventos de tiempo extremos probablemente aumenten como resultado del cambio climático, según la información de respaldo del informe. Pero los investigadores no pudieron determinar si las muertes relacionadas con el tiempo estaban en aumento o se vinculaban con el cambio climático.

"En este informe, examinamos las muertes relacionadas con el tiempo en un periodo de cinco años. El periodo estudiado no es suficientemente largo como para que saquemos conclusiones sobre las tendencias en las muertes relacionadas con el tiempo", comentó Shubhayu Saha, científico de salud del programa de clima y salud del Centro Nacional de Salud Ambiental.

Los investigadores hallaron que las tasas de muerte variaban según la edad (las personas mayores de 75 años eran particularmente vulnerables), la raza y el sexo. Además, el riesgo de morir por el calor o el frío fue más alto entre los estadounidenses más pobres. Pero ni Parker ni Saha desearon especular sobre el motivo de la existencia de esas disparidades.

El Dr. Robert Glatter, especialista en medicina de emergencias del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, dijo que los resultados del estudio refuerzan los hallazgos previos de que los hombres negros mayores tienen unas tasas de muerte más elevadas relacionadas con el tiempo extremo en comparación con todos los demás subgrupos.

Los hombres, que conformaron alrededor del 68 por ciento de las muertes relacionadas con el tiempo, tenían 2.5 veces más probabilidades de morir de frío o de calor que las mujeres. Tenían el doble de probabilidades que las mujeres de morir en una inundación, por un relámpago o en una tormenta.

Los negros tenían unas tasas más altas de muerte por frío y calor que los blancos o los hispanos, hallaron los investigadores. Por ejemplo, el calor mató a 2.5 veces más negros que blancos, y al doble de negros que hispanos.

Como se anticipaba, las personas que vivían en áreas con unos ingresos más bajos tenían muchas más probabilidades de morir por los extremos en el tiempo que las que vivían en áreas con unos ingresos más altos, apuntó Glatter.

"Es importante examinar los ingresos, la ubicación y el grado de desarrollo urbano cuando se investiga quién corre el mayor riesgo de morir por los extremos en el tiempo", apuntó Glatter.

Se mostró de acuerdo con Parker en que las muertes relacionadas con las temperaturas extremas probablemente no se reporten lo suficiente.

"Un problema específico es que las personas con afecciones médicas crónicas quizá no mueran por el clima en sí sino por los problemas médicos subyacentes, que afectan su capacidad de sobrevivir en esas condiciones extremas", añadió Glatter. "Esto afectaría la capacidad de obtener una imagen precisa sobre quién resulta más afectado por los extremos en el tiempo".

En términos de la región, tres cuartas partes de las muertes por calor del país ocurrieron en el sur y en el oeste, halló el estudio. Y la proporción más pequeña de muertes relacionadas con el frío se observó en el noreste.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Shubhayu Saha, Ph.D., health scientist, Climate and Health Program, National Center for Environmental Health, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Jennifer Parker, Ph.D., CDC's National Center for Health Statistics; Robert Glatter, M.D., emergency medicine physician, Lenox Hill Hospital, New York City; July 30, 2014, CDC report, Deaths Attributed to Heat, Cold, and Other Weather Events in the United States, 2006-2010

HealthDay
Últimas noticias de salud
Página actualizada 1 agosto 2014