Dirección de esta página: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/acutelymphocyticleukemia.html

Leucemia linfocítica aguda

Otros nombres: Leucemia linfoblástica aguda 

Introducción

La leucemia es un cáncer de los glóbulos blancos. Los glóbulos blancos ayudan a su organismo a combatir las infecciones. Las células sanguíneas se forman en la médula ósea. Sin embargo, en la leucemia la médula ósea produce glóbulos blancos anormales. Estas células reemplazan a las células sanguíneas sanas y dificultan que la sangre cumpla su función. En la leucemia linfocítica aguda, también llamada leucemia linfoblástica aguda, hay demasiados glóbulos blancos de un tipo específico llamados linfocitos o linfoblastos. Esta leucemia es el cáncer más común en niños.

Los posibles factores de riesgo para la leucemia linfocítica aguda incluyen ser hombre, ser blanco, tratamiento previo con quimioterapia, exposición a radiación y, para los adultos, tener más de 70 años.

Los síntomas incluyen:

  • Debilidad o cansancio
  • Fiebre
  • Fácil aparición de moretones o sangrado
  • Sangrado debajo de la piel
  • Dificultad para respirar
  • Pérdida de peso o pérdida del apetito
  • Dolor en los huesos o en el estómago
  • Dolor o sensación de llenura debajo de las costillas
  • Protuberancias indoloras en el cuello, las axilas, el estómago o la ingle

La leucemia linfocítica aguda se diagnostica con pruebas de sangre y de médula ósea. Los tratamientos pueden incluir quimioterapia, radioterapia, trasplantes de células madre y terapia dirigida. La terapia dirigida utiliza sustancias que atacan células cancerosas específicas sin dañar las células normales. Una vez que la leucemia esta en remisión, se necesita tratamiento adicional para prevenir una recaída.

NIH: Instituto Nacional del Cáncer

Comience aquí

Diagnósticos/Síntomas

Prevención/Exámenes

Tratamientos y terapias alternativas

Viviendo con...

Asuntos relacionados

Imágenes

Estadísticas e investigación

Estudios clínicos

Especialistas

Finanzas y políticas