Omita y vaya al Contenido

Parche Transdérmico de Fentanilo

Advertencia:

Los parches cutáneos de fentanilo deben usarse exclusivamente para controlar los dolores crónicos moderados a intensos (las 24 horas del día, de larga duración) que no puedan controlarse mediante otros analgésicos en las personas con tolerancia (que ya se habituaron a los efectos del medicamento) a los analgésicos narcóticos porque los han usado durante por lo menos 1 semana. Los parches cutáneos de fentanilo no son para tratar los dolores leves, pasajeros o posteriores a una operación o procedimiento médico o dental, ni los dolores que puedan controlarse con medicamentos que se tomen según sea necesario.

Los parches cutáneos de fentanilo pueden causar problemas respiratorios graves o incluso mortales, sobre todo en las primeras 72 horas de tratamiento. Dígale a su médico si tiene o ha tenido dificultad para respirar, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD, por sus siglas en inglés; un grupo de enfermedades que afectan los pulmones y las vías respiratorias), u otras enfermedades pulmonares. Posiblemente su médico le diga que no use los parches cutáneos de fentanilo. Dígales también a su médico y a su farmacéutico si está tomando o piensa tomar cualquiera de estos medicamentos: ciertos antimicóticos como itraconazol (Sporanox) y ketoconazol (Nizoral); claritromicina (Biaxin, en el Prevpac); nefazodona; nelfinavir (Viracept); ritonavir (Norvir, en el Kaletra) y troleandomicina (TAO) (no está a la venta en Estados Unidos). Si tiene alguno de estos síntomas, llame a su médico de inmediato: dificultad para respirar; somnolencia extrema acompañada de respiración lenta; latidos cardiacos más lentos de lo normal; piel fría y húmeda; dificultad para pensar, hablar o caminar normalmente; mareo; confusión; cansancio extremo; desvanecimiento; o pérdida del conocimiento.

No coloque los parches cutáneos de fentanilo sobre la piel irritada, agrietada, quemada, cortada o dañada de cualquier otro modo. No use ningún parche cutáneo de fentanilo que esté roto, dañado o alterado de cualquier otro modo. Si usa parches dañados o rotos, podría recibir la mayoría o la totalidad del medicamento de una vez, en lugar de recibirlo lentamente por espacio de 3 días. Esto puede causarle problemas graves, como una sobredosis e incluso la muerte.

Los parches cutáneos de fentanilo pueden crear hábito. Dígale a su médico si usted o cualquier persona en su familia beben o han bebido grandes cantidades de alcohol; han usado excesivamente medicamentos con receta; han consumido drogas ilícitas; o tienen o han tenido depresión o alguna enfermedad mental.

Su médico o su farmacéutico le darán la hoja del fabricante con información para el paciente (guía del medicamento) al iniciar su tratamiento con parches cutáneos de fentanilo y cada vez que vuelva a surtir su receta. Lea detenidamente esa información y consúlteles cualquier duda a su médico o farmacéutico. También puede visitar el sitio de Internet de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), (http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/PostmarketDrugSafetyInformationforPatientsandProviders/ucm124165.htm), o el sitio de Internet del fabricante para consultar la guía del medicamento.

Ningún niño menor de 2 años debe usar parches cutáneos de fentanilo. Consúltele al pediatra de su hijo sobre los riesgos de colocarle parches cutáneos de fentanilo.

Hable con su médico sobre los riesgos de usar este medicamento.

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

Los parches cutáneos de fentanilo se usan para aliviar los dolores moderados a intensos que suelen durar algún tiempo, no desaparecen y no pueden tratarse con otros analgésicos. Los parches cutáneos de fentanilo se usan exclusivamente para tratar a las personas con tolerancia (que ya se habituaron a los efectos del medicamento) a los analgésicos narcóticos porque los han tomado durante por lo menos 1 semana. El fentanilo pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos opiáceos (narcóticos). Actúa al modificar la respuesta del cerebro y del sistema nervioso ante el dolor.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La presentación del fentanilo transdérmico son parches que se colocan sobre la piel. Por lo común, el parche se aplica sobre la piel una vez cada 72 horas. Cada vez que cambie el parche, hágalo más o menos a la misma hora del día. Siga cuidadosamente las instrucciones de la receta y pídales a su médico o farmacéutico que le expliquen cualquier cosa que no entienda. Colóquese los parches de fentanilo según lo indicado.

Posiblemente su médico le recete al principio una dosis baja de parches cutáneos de fentanilo y la aumente en forma gradual, no más de una vez cada 3 días, para empezar, y luego, no más de una vez cada 6 días.

Los parches cutáneos de fentanilo se usan exclusivamente sobre la piel. No se ponga los parches en la boca, ni los mastique o trague.

El medicamento de los parches de fentanilo se encuentra en un gel que está sellado entre las capas del parche. Si el gel se escapa del parche, retire el parche de inmediato sin tocar el gel. Si usted o la persona encargada de cuidarle tocan el gel, laven de inmediato el área con agua en abundancia. No use jabón, ni alcohol ni otros limpiadores.

Los parches cutáneos de fentanilo pueden crear hábito. No se aplique más de un parche a la vez, a menos que su médico así se lo indique, ni se coloque los parches cutáneos de fentanilo con más frecuencia ni por más tiempo que el indicado por su médico.

No deje de usar los parches cutáneos de fentanilo sin consultar a su médico. Es probable que el médico opte por disminuir gradualmente la dosis. Si deja de usar súbitamente los parches cutáneos de fentanilo, puede tener síntomas de abstinencia. Llame a su médico si tiene cualquiera de estos síntomas de abstinencia: intranquilidad, ojos llorosos, secreción nasal, bostezos, sudoración, escalofríos, cabello erizado, dolores musculares, pupilas dilatadas (círculos negros en el centro de los ojos), irritabilidad, ansiedad, dolor de espalda, dolor en las articulaciones, debilidad, retortijones, dificultad para dormirse o permanecer dormido, náusea, pérdida del apetito, vómito, diarrea, latidos cardiacos rápidos o respiración agitada.

Mientras lleve puesto un parche de fentanilo, protéjalo de cualquier fuente de calor directa, como almohadillas térmicas, cobertores eléctricos, lámparas de infrarrojos, saunas, baños calientes y camas de agua caliente. No tome baños calientes prolongados ni se asolee mientras esté usando el parche.

Puede ducharse, bañarse o nadar mientras esté usando el parche cutáneo de fentanilo. Si el parche se desprende durante esas actividades, seque perfectamente la piel y colóquese un parche nuevo.

Para colocarse el parche, siga estos pasos:

  1. Elija un área de piel lisa y sin vellos del pecho, la espalda, los brazos o los costados de la cintura. Si le va a colocar el parche a un niño o a una persona que no puede pensar con claridad, elija un área en la parte alta de la espalda para que le sea más difícil arrancarse el parche y llevárselo a la boca. Evite las zonas con mucho movimiento, sensibles, que hayan estado expuestas a radiaciones (tratamiento con rayos X) o donde se puso recientemente otro parche. Si hay vello en la piel, recórtelo con unas tijeras lo más al ras que pueda, pero no lo afeite.

  2. Limpie el área sólo con agua y séquela sin frotar. No use jabones, lociones, cremas, alcoholes ni aceites.

  3. Rompa por la línea punteada la bolsa que contiene el parche cutáneo de fentanilo, empezando por la ranura. Saque el parche cutáneo de la bolsa y desprenda la película protectora de la parte posterior del parche. Trate de no tocar el lado adhesivo del parche.

  4. Aplique de inmediato el lado adhesivo del parche sobre el área elegida de la piel y presiónelo con la palma de la mano.

  5. Presione el parche firmemente durante por lo menos 30 segundos. Cerciórese de que el parche se adhiera bien a la piel, sobre todo en los bordes.

  6. Si el parche no se pega bien o se desprende después de colocarlo, pegue los bordes a la piel con esparadrapo.

  7. Cuando termine de colocarse el parche, lávese las manos de inmediato sólo con agua.

  8. Cuando llegue el momento de cambiar el parche, despréndalo y coloque el parche nuevo en otro lugar de la piel.

  9. Después de quitar el parche, dóblelo a la mitad con el lado adhesivo hacia adentro y tírelo en el inodoro. Es posible que los parches usados todavía contengan algo de medicamento y sean peligrosos para los niños, las mascotas o los adultos a quienes no les hayan recetado parches cutáneos de fentanilo.

Si el parche se desprende accidentalmente o si la piel debajo del parche se irrita, retírelo y coloque uno nuevo en otra parte del cuerpo, siguiendo los pasos anteriores.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

Volver al comienzo

A veces se receta este medicamento para otros usos; pídales más información a su médico o farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Volver al comienzo

Antes de colocarse los parches cutáneos de fentanilo,

  • dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico al fentanilo, a los adhesivos (pegamentos) o a otros medicamentos.
  • dígales a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas y suplementos nutricionales está tomando o piensa tomar. No olvide mencionar los medicamentos que aparecen en la lista de la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE y cualquiera de los siguientes: amiodarona (Cordarone); antidepresivos; antihistamínicos; carbamazepina (Carbatrol, Equetro, Tegretol); cimetidina (Tagamet); diltiazem; eritromicina (E-Mycin, Erythrocin); fluvoxamina; medicamentos contra la ansiedad; medicamentos contra la tos, el resfriado o las alergias; medicamentos contra la náusea; relajantes musculares; nevirapina (Viramune); otros analgésicos; fenobarbital; fenitoína (Dilantin, Phenytek); rifabutina (Mycobutin); rifampina (Rifadin, Rimactane, en el Rifamate); sedantes; pastillas para dormir; tranquilizantes; o verapamilo (Calan, Covera, Verelan). Dígales también a su médico o a su farmacéutico si está tomando cualquiera de los siguientes medicamentos o dejó de tomarlos en las últimas 2 semanas: inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO), como isocarboxazida (Marplan), fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar) y tranilcipromina (Parnate). Es posible que su médico deba cambiar la dosis de sus medicamentos o vigilarle estrechamente por si presentara efectos secundarios.
  • dígale a su médico qué productos herbales está tomando, sobre todo la hierba de San Juan.
  • dígale a su médico si tiene o ha tenido íleo paralítico (afección en la que los alimentos digeridos no avanzan por el intestino). Posiblemente su médico le diga que no use los parches cutáneos de fentanilo.
  • dígale a su médico si tiene o ha tenido alguna lesión en la cabeza, un tumor cerebral, un accidente cerebrovascular u otra afección que le haya provocado aumento de la presión dentro del cráneo; convulsiones;latidos cardiacos lentos; dificultad para orinar; enfermedad de Addison (trastorno en el que las glándulas suprarrenales no producen cantidades suficientes de ciertas sustancias naturales); presión arterial baja; o enfermedades de la tiroides, del corazón, del hígado, del páncreas, de la vesícula biliar o de los riñones.
  • dígale a su médico si está embarazada, planea estarlo o está dando el pecho. Si se embaraza mientras está usando los parches cutáneos de fentanilo, llame a su médico.
  • si le van a hacer una cirugía, incluyendo una cirugía dental, dígales al médico o al dentista que está usando parches cutáneos de fentanilo.
  • tenga en cuenta que este medicamento puede causarle somnolencia. No conduzca vehículos, opere maquinaria ni participe en ninguna otra actividad potencialmente peligrosa hasta que no sepa cómo le afecta este medicamento.
  • tenga presente que los parches cutáneos de fentanilo pueden provocarle mareo, vértigo y desvanecimiento si se levanta demasiado rápido después de estar acostado. Esto es más común al empezar a usar los parches cutáneos de fentanilo. Para evitar este problema, levántese de la cama lentamente y apoye los pies en el piso unos minutos antes de pararse.
  • evite por completo las bebidas alcohólicas mientras esté usando los parches cutáneos de fentanilo. El alcohol aumenta la probabilidad de que sufra los efectos secundarios graves de este medicamento.
  • tenga presente que los parches cutáneos de fentanilo pueden causar estreñimiento. Consulte a su médico para que modifique su dieta o le recete otros medicamentos para prevenir o tratar el estreñimiento mientras esté usando los parches cutáneos de fentanilo.
  • recuerde que si tiene fiebre, la cantidad de fentanilo que recibe a través del parche cutáneo puede aumentar y, posiblemente, causarle una sobredosis del medicamento. Llame a su médico de inmediato si tiene una fiebre por arriba de 39 °C (102 °F). Posiblemente su médico necesite ajustar la dosis.
  • tenga en cuenta que los niños y los adultos que no están en tratamiento con parches cutáneos de fentanilo pueden resultar afectados si el medicamento de los parches les roza la piel. Tenga cuidado de no permitir que el lado adhesivo del parche toque la piel de otras personas. Si el parche se le desprende del cuerpo y se pega a la piel de otra persona, retire el parche de inmediato, lave el área sólo con agua y busque atención médica para esa persona.

¿Qué dieta especial debo seguir mientras tomo este medicamento?

Volver al comienzo

Pregúntele a su médico si puede comer toronja y tomar su jugo mientras esté usando este medicamento.

¿Qué tengo que hacer si me olvido de tomar una dosis?

Volver al comienzo

Si olvida aplicarse o cambiarse un parche cutáneo de fentanilo, hágalo en cuanto se acuerde. No olvide quitarse el parche usado antes de colocarse el parche nuevo. Use el parche nuevo durante el tiempo que su médico le haya recetado (por lo general 3 días) y luego cámbielo. Nunca se ponga dos parches a la vez, a menos que su médico así se lo indique.

¿Cuáles son los efectos secundarios que podría provocar este medicamento?

Volver al comienzo

Los parches cutáneos de fentanilo pueden causar efectos secundarios. Avísele a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • dolor de cabeza

  • cambios de estado de ánimo

  • nerviosismo

  • depresión

  • confusión

  • problemas de memoria

  • alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)

  • debilidad

  • mareo

  • dificultad para dormirse o permanecer dormido

  • temblor incontrolable de una parte del cuerpo

  • dolor, ardor, hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies

  • boca seca

  • hipo

  • dolor de estómago

  • indigestión

  • gases

  • diarrea

  • estreñimiento

  • náusea

  • vómito

  • pérdida del apetito

  • dolor de espalda

  • dificultad para orinar

  • picazón

  • irritación, enrojecimiento, picazón, hinchazón o ampollas en el área donde se puso el parche

  • sudoración

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta cualquiera de estos síntomas o de los mencionados en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, llame a su médico de inmediato:

  • latidos cardiacos más rápidos de lo normal

  • dolor en el pecho

  • sarpullido

  • convulsiones

  • expectoración de sangre al toser

Los parches cutáneos de fentanilo pueden causar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inesperado mientras está usando los parches cutáneos de fentanilo.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [http://www.fda.gov/Safety/MedWatch] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo almacenar o desechar este medicamento?

Volver al comienzo

Mantenga este medicamento dentro de su bolsa protectora original, perfectamente cerrado, y fuera del alcance de los niños y las mascotas. Guarde los parches cutáneos de fentanilo en un lugar seguro, de modo que nadie pueda tomarlos, sea de forma accidental o intencional. Lleve cuenta del número de parches que le quedan, para que sepa si le falta alguno. Guarde los parches a temperatura ambiente, y en un lugar alejado del exceso de calor y humedad (nunca en el cuarto de baño). No guarde los parches cutáneos de fentanilo dentro del automóvil.

Para desechar los parches que estén vencidos o que ya no necesite, retire con cuidado la película protectora del lado adhesivo, doble el parche a la mitad de modo que el lado adhesivo quede hacia adentro y se pegue a sí mismo, y tire el parche en el inodoro. Tire las bolsas y las películas protectoras a la basura. Lávese bien las manos con agua después de desechar los parches de fentanilo. No tire los parches cutáneos de fentanilo, sean nuevos o usados, en el bote de la basura.

¿Qué debo hacer en caso de una sobredosis?

Volver al comienzo

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis son, entre otros:

  • dificultad para respirar

  • somnolencia o cansancio extremos

  • dificultad para pensar, hablar o caminar normalmente

  • pupilas (círculos negros en el centro de los ojos) pequeñas y en forma de punto

  • desvanecimiento

  • mareo

  • confusión

  • coma (pérdida del conocimiento por largo tiempo)

¿Qué otra información de importancia debería saber?

Volver al comienzo

No falte a ninguna cita con su médico.

Esta receta no puede reabastecerse. No olvide hacer citas periódicas con su médico para no quedarse sin medicamento.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Marcas comerciales

Volver al comienzo
  • Duragesic®

Documento revisado - 15/11/2013

Logo de ASHP American Society of Health-System Pharmacists, Inc. Cláusula de Protección

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, 2014. The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. Todos los derechos reservados. La duplicación de este documento para su uso comercial, deberá ser autorizada por ASHP. Traducido del inglés por HolaDoctor.