Dirección de esta página: //www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000132.htm

Émbolo pulmonar

Es una obstrucción de una arteria en los pulmones ya sea por grasa, aire, coágulo sanguíneo o células tumorales.

Causas

Un émbolo pulmonar en la mayoría de los casos es causado por un coágulo sanguíneo que se desarrolla en una vena fuera de los pulmones. El coágulo de sangre más común se presenta en una vena profunda del muslo o en la pelvis (zona de la cadera). Este tipo de coágulo se denomina trombosis venosa profunda (TVP). El coágulo se desprende y viaja hasta los pulmones, donde se aloja.

Las causas menos comunes incluyen burbujas de aire, gotitas de grasa, líquido amniótico o grupos de parásitos o células tumorales.

Usted es más propenso a desarrollar esta afección si usted o su familia tienen antecedentes de coágulos sanguíneos o ciertos trastornos de la coagulación. Un émbolo pulmonar puede ocurrir:

  • Después del parto.
  • Después de un ataque cardíaco, cirugía de corazón o accidente cerebrovascular.
  • Después de graves lesiones, quemaduras o fracturas de las caderas o el fémur.
  • Después de una cirugía, más comúnmente del hueso, la articulación o del cerebro.
  • Durante o después de un viaje largo en avión o auto.
  • Si tiene cáncer.
  • Si toma píldoras anticonceptivas o terapia de estrógenos.
  • Reposo prolongado en cama o permanecer en una posición durante mucho tiempo.

Los trastornos que pueden llevar a la aparición coágulos de sangre incluyen:

Síntomas

Los síntomas principales de una embolia pulmonar incluyen dolor en el pecho que puede ser cualquiera de los siguientes:

  • Bajo el esternón o en un costado
  • Agudo o punzante
  • Ardor, dolor o una sensación sorda de pesadez
  • A menudo empeora con la respiración profunda
  • Es posible que usted se agache o se sostenga el pecho en respuesta al dolor

Otros síntomas pueden incluir:

  • Piel morada (cianosis)
  • Mareo, aturdimiento o desmayo
  • Respiración rápida o sibilante
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Sentirse ansioso
  • Hinchazón, enrojecimiento o dolor en las piernas
  • Presión arterial baja
  • Tos repentina, posiblemente expectorando sangre o moco con sangre
  • Dificultad para respirar que comienza de manera repentina
  • Piel fría y húmeda, sudoración

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de los síntomas y la historia clínica.

Se pueden realizar los siguientes exámenes de laboratorio para ver qué tan bien están funcionando los pulmones:

Los siguientes exámenes imagenológicos pueden ayudar a determinar dónde se localiza el coágulo sanguíneo:

Otros exámenes que se pueden hacer incluyen:

Se pueden realizar exámenes de sangre para averiguar si usted tiene una mayor probabilidad de formación de coágulos de sangre, que incluyen:

  • Anticuerpos antifosfolípidos
  • Pruebas genéticas para buscar cambios que puedan hacerlo más propenso a desarrollar coágulos de sangre
  • Anticoagulante lúpico
  • Niveles de proteína C y proteína S

Tratamiento

Un émbolo pulmonar requiere tratamiento de inmediato. Es posible que deba permanecer en el hospital:

  • Recibirá medicamentos para diluir la sangre y que sea menos probable que forme más coágulos.
  • En los casos de embolia pulmonar grave y potencialmente mortal, el tratamiento puede implicar disolver el coágulo. Esto se denomina terapia trombolítica. Usted recibirá medicamentos para disolver el coágulo.

Ya sea que deba o no permanecer en el hospital, probablemente necesitará tomar medicamentos en casa para diluir la sangre:

  • Le pueden dar pastillas para tomar o puede que necesite aplicarse usted mismo inyecciones.
  • Para algunos medicamentos, usted necesitará exámenes de sangre para vigilar la dosis.
  • El tiempo que necesite tomar estos medicamentos dependerá en su mayor parte de la causa y del tamaño del coágulo de sangre.
  • Su proveedor de atención hablará con usted sobre el riesgo de problemas de sangrado cuando se toman estos medicamentos.

Si no puede tomar anticoagulantes, el médico puede sugerir una cirugía para colocar un dispositivo llamado filtro en la vena cava inferior (filtro VCI). Este dispositivo se coloca en la vena principal de su abdomen. Impide que grandes coágulos viajen hacia los vasos sanguíneos de los pulmones. Algunas veces, se puede colocar un filtro temporal y retirarlo posteriormente.

Expectativas (pronóstico)

Qué tan bien se recuperará una persona de un émbolo pulmonar puede ser difícil de predecir. A menudo depende de:

  • Qué causó el problema en primer lugar (por ejemplo, cáncer, cirugía mayor o una lesión).
  • El tamaño del coágulo de sangre en los pulmones.
  • Si el coágulo de sangre se disuelve con el tiempo.

Algunas personas pueden presentar problemas cardíacos y pulmonares a largo plazo.

La muerte es posible en personas con una embolia pulmonar grave.

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de emergencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si tiene síntomas de un émbolo pulmonar.

Prevención

Se pueden recetar anticoagulantes para ayudar a prevenir la TVP en personas en alto riesgo o en aquellas que se van a someter a una cirugía de mucho riesgo.

Si usted tiene una TVP, su proveedor de atención le recetará el uso de medias de compresión. Úselas de acuerdo con las instrucciones. Mejorarán la circulación en sus piernas y reducirán el riesgo de coágulos sanguíneos.

El hecho de mover con frecuencia sus piernas durante viajes largos en avión o en automóvil y en otras situaciones en las cuales usted esté sentado o acostado durante períodos de tiempo prolongados también puede ayudar a prevenir la TVP. Las personas que tienen un riesgo muy alto de coágulos sanguíneos pueden necesitar inyecciones de un anticoagulante llamado heparina cuando tomen un vuelo que dure más de 4 horas.

No fume. Si lo hace, déjelo. Las mujeres que estén tomando estrógenos deben dejar de fumar. El tabaquismo aumenta su riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos.

Nombres alternativos

Tromboembolia venosa; Coágulo sanguíneo en los pulmones; Coágulo sanguíneo - pulmón; Émbolo; Émbolo tumoral; Embolia - pulmonar; TVP - embolia pulmonar; Trombosis - embolia pulmonar

Referencias

Guyatt GH, Akl EA, Crowther M, et al. Executive summary: antithrombotic therapy and prevention of thrombosis, 9th ed: American College of Chest Physicians evidence-based clinical practice guidelines. Chest. 2012;141(2suppl):7s-47s. PMID: 22315257 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22315257.

Kline JA. Pulmonary embolism and deep vein thrombosis. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 88.

Weitz JI. Pulmonary embolism. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 98.

Actualizado 12/4/2015

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Temas de salud relacionados